Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Reclast encontró para causar ritmos anormales del corazón

Una droga de la osteoporosis con el potencial de cortar el riesgo de fracturas de la espina dorsal por el 70 por ciento y la ocasión de las fracturas del caballete por el 41 por ciento, se ha encontrado para tener un efecto secundario adverso sobre algunas mujeres.

Los Investigadores dicen la droga Reclast que es producida por Novartis, que se da una vez al año, reducen el riesgo de huesos fragmentados por tres años pero puede chispear un ritmo anormal del corazón en algunos pacientes.

El Dr. Dennis Black del arranque de cinta del estudio de la Universidad de California San Francisco, dice que Reclast representa una opción excelente para los que no puedan ni quieran tomar las drogas orales; no obstante la fibrilación atrial seria, un ritmo anormal del corazón que puede aumentar el riesgo de recorrido, fue encontrada para ser casi tres veces más común entre las mujeres que tomaban Reclast.

De 3.889 voluntarios que usaban la droga y 3.876 inyecciones dadas del placebo, una en 77 pacientes de Reclast desarrolló el problema.

El Dr. Negro dice por primera vez, las mujeres tiene la opción de ser tratado una vez al año para la osteoporosis, en vez de tener que recordar tomar una píldora semanal.

Reclast representa una opción excelente para los que no puedan ni quieran tomar las drogas orales y se aprueba ya en más de 50 países para tratar el incremento anormal del hueso de la enfermedad de Paget.

Una inyección de Reclast se ha mostrado en estudios a la densidad del hueso del aumento por un año, mientras que las drogas orales convencionales en general producen un 40 a 50 por ciento de reducción en rotura del hueso de la espina dorsal.

Reclast está actualmente bajo revista en los E.E.U.U. para la osteoporosis; fuera de los Estados Unidos se llama como Aclasta.

Reclast también produjo otros efectos secundarios con el 31,6 por ciento de beneficiarios que experimentaban la fiebre, la junta y el dolor muscular, dolor de cabeza, o gripe-como síntomas después de sus inyecciones, comparadas al 6,2 por ciento que consiguió inyecciones del placebo.

Pero la ocasión del tener ningunos de esos síntomas caídos al 6,6 por ciento con la segunda inyección anual, y el 2,8 por ciento con el tercero.

Un tratamiento anual para la osteoporosis es preferido por los doctores porque los pacientes no toman siempre la otra medicación regularmente.

Un efecto similar se ha considerado con Fosamax equivalente de Merck que es la misma clase de la droga pero se admite un formulario oral.

Fosamax, es utilizado por 1,8 millones de mujeres Americanas estimadas pero un estudio del Dr. Steven Cummings del Instituto de Investigación Pacífico del Centro Médico de California ha encontrado un riesgo el 50 por ciento más alto del ritmo serio del corazón en las mujeres que tomaron la píldora diaria.

El estudio que implica a 6.459 mujeres, la mitad de quienes tomó Fosamax mientras que no lo hizo la otra, encontradas allí aparecidas para ser el 50 por ciento más riesgo del ritmo serio del corazón en las mujeres que toman la píldora que entre los que no la tomaron; alrededor la mitad de las 6.459 mujeres tomó Fosamax, y 47 desarrollaron la fibrilación atrial, comparada a apenas 31 casos entre las otras mujeres.

Los Expertos dicen esto es una tema de inquietud y se debe dar la gran consideración, mientras que los investigadores dicen que es no entendible si los efectos secundarios son una acción al azar o los efectos verdaderos de la droga o si el riesgo se aplica a otras drogas en la clase conocida como biphosphonates.

La Osteoporosis afecta a millones de mujeres por todo el mundo, con más de 50 millones de mujeres en los Estados Unidos, la Europa y el Japón sufriendo de la dolencia.

Los dos partes se publican en la aplicación actual New England Journal del Remedio.