Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La enfermedad de Parkinson conectada a la exposición del pesticida

Los Investigadores en Gran Bretaña han descubierto que los niveles de la exposición a algunos pesticidas pueden ser malos para la salud de la gente.

Las personas en la Universidad de Aberdeen dicen que la exposición a los pesticidas podría llevar a un riesgo creciente de contratar la enfermedad de Parkinson cerca tanto como el 39% e incluso los niveles bajos de pesticidas la aumentaron por el 9%.

En Gran Bretaña una persona en cada 500 es probable desarrollar la enfermedad de cerebro degenerativa incurable, o una enfermedad similar; los síntomas pueden incluir inestabilidad y temblor en las manos o las armas, junto con dificultades con discurso o el movimiento.

En los Estados Unidos, se estima que 60.000 nuevos casos están diagnosticados cada año, y la enfermedad afligen a 1,5 millones de Americanos actualmente.

La condición se convierte generalmente alrededor de la edad 58-65, pero el 15% de ésos diagnosticados está bajo 50; es principalmente una enfermedad de los ancianos y ocurre en todas las partes del mundo.

Aparece ser más común en gente de la ascendencia Europea y en rural bastante que zonas urbanas; afectan a los hombres más a menudo que mujeres.

Otros estudios han sugerido también que la exposición a los pesticidas ha sido un sospechoso en algunos casos, con los trabajadores agrícolas mostrando índices más altos de la enfermedad.

El estudio Escocés implicó 959 casos de Parkinsonismo, de un término usado para describir a gente con diagnosis de la enfermedad de Parkinson, y de otro, condiciones similares.

Preguntaron Todos Los participantes sobre su exposición profesional y recreativa del curso de la vida a una variedad de substancias químicas, incluyendo disolventes, los pesticidas, el hierro, el cobre y el manganeso.

Pues también ha habido sospechas que las lesiones en la cabeza implicadas en el boxeo se podrían conectar a Parkinson, preguntaron los pacientes también si habían estado nunca inconscientes golpeado.

Las preguntas generales también incluidas del estudio sobre historia de la salud de la familia y uso del tabaco.

Las reacciones entonces fueron comparadas a ésas de un grupo de personas de edad similar y el sexo que no había sido diagnosticado con Parkinson y fue encontrado que aunque tener antecedentes familiares de Parkinson fuera el factor del riesgo más seguro para desarrollar la enfermedad, exposición a los pesticidas también indicó un aumento sin obstrucción.

Encontraron a la Gente que había sido expuesta a los niveles bajos de pesticidas para ser 1,13 veces tan probable tener enfermedad de Parkinson comparada con las que nunca habían sido expuestas; las que habían sido expuestas a los niveles de pesticidas eran 1,41 veces tan probables ser afectado.

Los investigadores también encontraron que esa gente que había sido eliminada era una vez los 35% más en peligro, mientras que siendo golpeado fuera en más de una ocasión aparecía aumentar el riesgo en dos y la mitad de veces.

Los investigadores dicen sin embargo que era imposible informar de los resultados si habían eliminado a los pacientes después de caer como resultado de su Parkinson.

Lleve al Dr. Finlay Dick del investigador, dice que el estudio muestra esa exposición a los pesticidas, que aumenta el riesgo de la enfermedad de Parkinson y mientras que no prueba que los pesticidas causan la enfermedad de Parkinson, agrega al cuerpo cada vez mayor de las pruebas que puede haber una conexión.

Sin Embargo los investigadores agregan que el riesgo total de desarrollar la enfermedad es sin embargo relativamente pequeño.

El estudio fue financiado por la Comisión Europea y se publica en el Remedio Profesional y Ambiental del gorrón.