Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La tensión experimentada por una mujer durante embarazo puede efectuar al niño nonato

La tensión experimentada por una mujer durante embarazo puede tener un efecto sobre su niño nonato, mediado muy probablemente por la transferencia de las hormonas de tensión a través de la placenta.

La investigación publicada hacia adentro la edición de mayo de la endocrinología clínica muestra que a partir de 17 semanas de la edad, la cantidad de hormona de tensión en el líquido amniótico que rodea el feto está relacionada positivo con ésa en la sangre del molde-madre. Éste es el primer parte de este lazo conocido en un primero tiempo tan en embarazo.

Las hormonas de tensión se bombean en nuestra sangre cuando hacemos ansiosos. Estas hormonas son buenas a corto plazo porque ayudan a nuestras carrocerías a ocuparse de la actual situación agotadora. Pero si esfuerzo durante mucho tiempo pueden afectar a nuestra salud incluyendo la fabricación de nosotros enfermedad cansada, deprimida y más propensa. Aunque sepamos la tensión durante embarazo afecta al niño nonato, poco se entiende sobre los mecanismos detrás de esto o cuando del revelado el niño es el más susceptible a estos efectos.

Los investigadores llevados por profesor Vivette Glover en la universidad imperial Londres y el Dr. Pampa Sarkar en el hospital Berkshire del parque de Wexham examinaron el lazo entre las hormonas de tensión en la sangre del molde-madre y las hormonas de tensión presentes en el líquido amniótico alrededor del bebé en la matriz. Estudiaron a 267 mujeres, recogiendo una muestra de sangre del molde-madre y de una muestra del líquido amniótico que rodeaba al bebé. Entonces midieron los niveles de una hormona de tensión llamada cortisol presente en ambas muestras. En la edad gestacional de 17 semanas o mayor, encontraron que cuanto más altos son los niveles del cortisol en la sangre del molde-madre, mayor era el nivel de cortisol en el líquido amniótico. El líquido amniótico es producido predominante por el feto, y refleja la exposición del feto a las diversas substancias incluyendo las hormonas.

El trabajo reciente sobre animales muestra que los niveles de la tensión en el molde-madre durante embarazo pueden afectar a la función y al comportamiento del cerebro en su descendiente. Mientras que las pruebas en la literatura científica sugieren que la tensión maternal en seres humanos pueda afectar al niño que se convierte, a los mecanismos y al periodo de tiempo en que el feto es susceptible es todavía no entendible. Éste es el primer estudio para mostrar que la tensión maternal puede afectar al niño nonato ya desde 17 semanas en el revelado. Más trabajo ahora se necesita para entender mejor los mecanismos de este lazo y las implicaciones al niño nonato.

El Dr. Pampa Sarkar del investigador dijo:

“Somos todos los un producto de nuestra historia de desarrollo. Uno de los tiempos cuando somos los más susceptibles a las influencias de nuestro ambiente circundante es cuando nos estamos convirtiendo como feto en la matriz de nuestro molde-madre. Nuestra investigación muestra que el feto está expuesto al cortisol en la sangre maternal, y también demostramos que en y encima de 17 semanas, el cortisol en líquido amniótico tenía un lazo positivo fuerte con cortisol en sangre maternal. Encontramos que la fuerza de esta correlación llegó a ser más fuerte con el aumento de edad gestacional.

Ahora necesitamos realizar trabajo adicional para desenredar los mecanismos por los cuales la tensión maternal afecta al feto, durante vida fetal y a través en niñez. No deseamos preocuparnos indebidamente a mujeres embarazadas. Debe ser recordado que una de las mejores maneras para que la gente evite la tensión general es llevar una forma de vida sana, equilibrada.”