cáncer de pecho Desodorante-inducido

Un nuevo estudio ha determinado una distribución regional-específica del aluminio en el tejido del pecho que puede tener implicaciones para la causa del cáncer de pecho.

Los científicos han encontrado que el contenido de aluminio del tejido del pecho y de la grasa del tejido del pecho era importante más alto en las regiones exteriores del pecho, en gran proximidad al área donde habría el más de alta densidad del desodorante.

La investigación reciente ha conectado el cáncer de pecho al uso de aluminio-basado, los desodorantes de la axila. La incidencia sabida, pero inexplicable, más alta de tumores en el cuadrante exterior superior del pecho parecía soportar tal conflicto. Sin embargo, la identificación de un mecanismo del cáncer de pecho desodorante-inducido ha seguido siendo evasiva.

Las personas, llevadas por el Dr. Chris Exley del centro de Birchall para la química inorgánica y de materiales en la universidad de Keele en el Reino Unido, midieron el contenido de aluminio del tejido del pecho a partir de 17 enfermos de cáncer del pecho reclutados del hospital de Wythenshaw, Manchester, Reino Unido. Si las diferencias en la distribución del aluminio en el pecho están relacionadas con la incidencia más alta sabida de tumores en el cuadrante superior exterior del pecho queda comprobar.

El componente mayor del desodorante es las sales de aluminio que se han asociado de largo al cáncer, así como la otra enfermedad humana. El uso diario de desodorantes aluminio-basados debe resultar en presencia del aluminio en el tejido de la axila y de los alrededores, aunque no hay casi datos sobre el aluminio en tejido del pecho.

El cáncer de pecho es la malignidad más común de mujeres y es la causa de la muerte de cabeza entre las mujeres envejecidas 35-54. La causa del cáncer de pecho es desconocida y es probable ser una combinación de factores genéricos y ambientales.

Cada uno de los pacientes en el estudio había experimentado una mastectomía y las biopsias a partir de cuatro diversas regiones del pecho en un transect del exterior (axilla y lateral) al pecho (central e intermedio) interno cerco.

Las pruebas mostraron que mientras que había diferencias importantes en las concentraciones de aluminio entre los individuos mostraron “una concentración estadístico más alta de aluminio en el exterior con respecto a la región interna del pecho”.

El parte, publicado en el gorrón de la bioquímica inorgánica, continúa: “Hemos confirmado la presencia de aluminio en tejido del pecho y de su distribución regional posible dentro del pecho. Un contenido más alto del aluminio en el pecho exterior se pudo explicar por la proximidad más cercana de esta región a la axila donde el más de alta densidad del uso del desodorante podría ser asumida. Hay evidencia de que la piel es permeable al aluminio cuando es aplicada como desodorante.

“Sin embargo, no tenemos ninguna prueba directa que el aluminio medido en estas biopsias del pecho originó del desodorante. Una explicación alternativa pudo ser que el tejido tumoroso actúa como sumidero del `' para el aluminio sistémico”.

Pero continúa decir que el “aluminio en tejido del pecho pudo contribuir” al cáncer de pecho.

El “aluminio es un metalloestrogen, es genotóxico, es limitado por la DNA y se ha mostrado para ser carcinógeno. Es también un favorable-oxidante y esta propiedad inusual pudo ofrecer una base mecánica para cualquier carcinogenicidad supuesta. La presencia confirmada de aluminio en biopsias del tejido del pecho destaca su potencial como factor posible en la etiología del cáncer de pecho”.