Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Necesidad Urgente de una mejor comprensión de la enfermedad bipolar en niños y adolescentes

El número de visitas a la oficina de un doctor que dio lugar a una diagnosis del desorden bipolar en niños y los adolescentes han aumentado en 40 veces durante la última década, investigadores señalados financiados en parte por los Institutos de la Salud Nacionales (NIH).

Durante el mismo plazo, el número de visitas de los adultos dando por resultado una diagnosis del desorden bipolar casi duplicada. La causa de éstos aumenta es no entendible. Los modelos de la receta de la Medicación para los dos grupos eran similares. El estudio fue publicado en la aplicación De septiembre de 2007 los Archivos de la Psiquiatría General.

Marque Olfson, M.D., M.P.H., del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York de la Universidad de Columbia, junto con el Instituto Nacional del investigador Gonzalo Laje, M.D. de la Salud Mental (NIMH), y sus colegas examinaron 10 años de datos de la Encuesta Sobre Ambulativa Nacional Asistencia Médica (NAMCS), una encuesta anual, a escala nacional de visitas a las oficinas de los doctores durante un período de una semana, conducto por el Centro Nacional para las Estadísticas de Salud. Los investigadores estimaban que en los Estados Unidos a partir de 1994-1995, el número de visitas de la oficina dando por resultado una diagnosis del desorden bipolar (http://www.nimh.nih.gov/healthinformation/bipolarmenu.cfm) era 25 fuera de cada 100.000 para las edades 19 de las juventudes y más joven. 2002-2003, el número había saltado a 1.003 por 100.000 visitas de la juventud. En cambio, para los adultos envejece 20 y más viejo, 905 por 100.000 visitas de la oficina dieron lugar a una diagnosis del desorden bipolar en 1994-1995; una década el número había subido más adelante a 1.679 por 100.000 visitas.

Mientras Que el aumento en diagnosis bipolares en la juventud pasa lejos el aumento en diagnosis entre adultos, los investigadores son prudentes sobre la interpretación de estos datos como subida real del número de gente que tenga la enfermedad (incidencia) o el número de nuevos casos cada año (incidencia).

“Es probable que este aumento impresionante refleje una tendencia reciente al desorden bipolar en gente joven, una corrección del overdiagnose del reconocimiento inferior histórico, o una combinación de éstos tiende. Sin Obstrucción, necesitamos aprender más sobre qué consideraciones están utilizando los médicos en la comunidad real para diagnosticar desorden bipolar en niños y adolescentes y cómo los médicos están llegando las decisiones referentes a la administración clínica,” dijimos al Dr. Olfson.

La cuarta edición del Diagnóstico y el Manual Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV) proporcionan a las pautas generales que pueden ayudar a doctores a determinar desorden bipolar en pacientes jovenes. Sin Embargo, algunos estudios muestran que las juventudes con síntomas del humor del episodio maníaco (sobreexcitado, exaltado) - uno de los señales clásicos del desorden bipolar - no cumpla a menudo las consideraciones completas para una diagnosis del desorden bipolar. Otros desordenes, tales como desorden de la hiperactividad del déficit de atención (ADHD) (http://www.nimh.nih.gov/healthinformation/adhdmenu.cfm), pueden tener síntomas que traslapen, así que algunas de estas condiciones se pueden confundir desde desorden bipolar también. Por ejemplo, en un estudio conducto en 2001, casi una mitad de diagnosis bipolares en los hospitalizado adolescentes hechos por los clínicos de la comunidad fue reclasificado más adelante como otros trastornos mentales.

Los Doctores también hacen frente a preguntas difíciles al decidir sobre el tratamiento apropiado para la gente joven. Las Guías De Consulta para tratar a adultos con desorden bipolar están bien documentadas por la investigación, pero pocos estudios han observado el seguro y la eficacia de las medicaciones psiquiátricas para tratar niños y a adolescentes con el desorden. A Pesar De estas pruebas limitadas, los investigadores encontraron los modelos similares del tratamiento para los grupos de la misma edad en términos de uso de las medicaciones de la psicoterapia y de la receta.

De las medicaciones estudiadas, los estabilizadores del humor, incluyendo el litio - que era la única medicación aprobada a la hora del estudio por los E.E.U.U. Food and Drug Administration para tratar desorden bipolar en niños - fueron prescritos en dos tercios de las visitas por la juventud y los adultos. Las medicaciones del Anticonvulsivo, tales como valproate (Depakote) y carbamazepine (Tegretol), eran lo más frecuentemente el tipo prescrito de estabilizadores del humor en ambos grupos.

Los Doctores prescribieron medicaciones de antidepresivo hacia adentro ligeramente sobre una mitad de visitas de la juventud y de los adultos. Las medicaciones de Antidepresivo incluyen las más viejas clases de las medicaciones de antidepresivo, tales como tricyclics, tetracyclics, e inhibidores de oxidasis de monoamina (MAOIs); inhibidores selectivos del reuptake del serontonin, tales como fluoxetine (Prozac) y paroxetine (Paxil); y también más nuevos tipos de antidepresivos, incluyendo el venlafaxine (Effexor). En ambos grupos de la misma edad, cerca de una mitad de las visitas donde las medicaciones de antidepresivo fueron prescritas no incluyó la receta de un estabilizador del humor. Esta tendencia despierta inquietudes, en vista de un estudio anterior NIMH-financiado (Thase y Sachs, 2000) que señaló que eso tratar a los adultos que tienen bipolar desorden con un antidepresivo en ausencia de un estabilizador del humor puede ponerlo a riesgo de la transferencia al episodio maníaco. También, un estudio reciente de NIMH mostró que para los adultos deprimidos con desorden bipolar que están tomando un estabilizador del humor, agregar una medicación de antidepresivo era más efectivo en el manejo de los síntomas bipolares (http://www.nimh.nih.gov/press/stepbd-medication.cfm) que un placebo (píldora del azúcar).

Áspero el mismo porcentaje de la juventud y de visitas bipolares adultas incluyó una receta para una medicación antipsicótica, aunque los pacientes jovenes fueran más probables ser prescritos una de las medicaciones antipsicóticas más nuevas, anormales, tales como aripiprazole (Abilify) u olanzapine (Zyprexa), que otros tipos de antipsicóticos. Esto que encuentra sugiere que los doctores pueden basar sus opciones del tratamiento para la juventud bipolar en las prácticas que prescriben para los adultos con el desorden.

Sin Embargo, una diferencia principal entre la juventud y el tratamiento del adulto era que los niños y las adolescencias eran más probables que los adultos que se prescribirán una medicación del estimulante - prescrita generalmente para tratar ADHD - y los adultos eran más probables que la juventud ser benzodiacepinas prescritas, un tipo de medicación usado para tratar los desordenes de ansiedad (http://www.nimh.nih.gov/healthinformation/anxietymenu.cfm). Más que la mitad de todas las juventudes y adultos diagnosticados fueron prescritas una combinación de medicaciones. Dado la falta relativa de estudios en los tratamientos apropiados para la juventud con desorden bipolar, los investigadores observaron la necesidad urgente de más investigación sobre el seguro y la eficacia de los tratamientos de la medicación que se prescriben común a esta categoría de edad.

El estudio tenía varias limitaciones importantes. Por ejemplo, la encuesta confió en el juicio de los médicos que trataban, bastante que una evaluación independiente. Como consecuencia, las conclusión de los investigadores revelan más sobre modelos en diagnosis entre doctores oficina-basados que sobre números de gente definitivos afectada por la enfermedad. Otra limitación es que la encuesta registró el número de visitas de la oficina en vez del número de pacientes individuales, así que algunas personas pudieron haber sido contadas más de una vez.

“Un aumento del cuarenta-doblez en la diagnosis del desorden bipolar en niños y adolescentes es preocupante,” dijo a Director Thomas R. Insel de NIMH, M.D. “No conocemos cuánto de este aumento refleja bajo-diagnosis anterior, sobre-diagnosis actual, posiblemente un aumento verdadero en incidencia de esta enfermedad, o una cierta combinación de estos factores. Sin Embargo, estos nuevos resultados confirman de lo que estamos recibiendo noticias cada vez más las familias que nos informan sobre la desactivación, síntomas psiquiátricos a veces peligrosos en sus niños. Este parte nos recuerda la necesidad de la investigación que valida la diagnosis del desorden bipolar y de otros desordenes en niños y la importancia de desarrollar los tratamientos que son seguros, de manera efectiva, y posibles para el uso en atención primaria.”

“Esta investigación, realizada en un Centro Nacional en el Centro de la Salud de la Minoría y de las Disparidades de la Salud de la Excelencia, subraya la necesidad de contratar completo a la comunidad con sus proveedores de asistencia sanitaria entender mejor la incidencia real de la enfermedad bipolar en niños y los adolescentes,” dijo a Juan Ruffin, Ph.D., Director de NCMHD.

http://www.nimh.nih.gov/