Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Deficiencias alimenticias después de la cirugía gástrica de la derivación

Dos estudios de un grupo de investigadores en el centro del hospital de Washington destacan deficiencias alimenticias postoperatorias potenciales entre los pacientes que experimentan cirugía gástrica de la derivación para tratar obesidad.

La investigación presentada en la 72.a reunión científica anual de la universidad americana de la gastroenterología por el Dr. Frederick Finelli y el Dr. Timothy Koch sugiere que una condición potencialmente seria puede emerger después de la cirugía gástrica de la derivación conocida como pequeño crecimiento excesivo bacteriano intestinal que tenga un impacto en la amortiguación de vitaminas, de minerales y de microalimentos tales como calcio y cinc.

Según las personas del centro del hospital de Washington, esto es un asunto importante con implicaciones dispersas pues aproximadamente 150.000 pacientes este año tendrán cirugía gástrica de la derivación, y existe amplia variación en técnicas quirúrgicas. Según el Dr. Koch, los “pacientes pueden desarrollar el crecimiento excesivo bacteriano que interfiere con su capacidad de absorber los alimentos, incluso si están tomando suplementos según lo dirigido después de cirugía. Solamente un gastroenterólogo puede evaluar estos pequeños desordenes intestinales potencialmente serios.”

El Dr. Koch y sus colegas presumió eso alterando la ecología de la tripa, cirugía gástrica de la derivación podría inducir deficiencia del calcio. Cambios quirúrgicos al estómago para crear la “bolsa gástrica” en el impacto del procedimiento Roux-en-y el número de células generadores de ácido en el guarnición del estómago. Además, dan muchos pacientes gástricos de la derivación el ácido que suprime las drogas después de su cirugía. Los investigadores sospechan que la reducción en el ácido, conocido como achlorhydria, contribuye al crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado. Según el Dr. Koch, la competencia entre las bacterias y el ordenador principal humano para los alimentos injeridos lleva a la mala absorción y a las complicaciones potencialmente serias debido a la deficiencia del microalimento.

En los estudios presentados en el ACG, las personas del Dr. Koch encontraron eso en una revista retrospectiva de los pacientes gástricos de la derivación, casi todos los 43 pacientes que tenían prueba de la respiración del hidrógeno para el pequeño crecimiento excesivo bacteriano intestinal (“SIBO ") tenían conclusión anormales. Los investigadores también midieron niveles de calcio y encontraron que ésos con SIBO tenían niveles más inferiores del calcio. Los investigadores advierten que la mala absorción del calcio pueda aumentar el riesgo para desarrollar el osteopenia (densidad mineral del hueso inferior), la osteoporosis (una baja progresiva del hueso que puede aumentar el riesgo de fracturas), o la osteomalacia (el ablandamiento de los huesos debido a la mineralización defectuosa del hueso.)

En un segundo estudio, el Dr. Koch y sus colegas revisaron que el mismo grupo de pacientes para examinar el lazo entre SIBO y las deficiencias de cinc, y para encontrar una correlación positiva. En el caso de la amortiguación del cinc, las pruebas fisiológicas soportan la amortiguación del cinc en el yeyuno por una ruta trancellular que implica un transportador cinc-específico, Zip4.

En el procedimiento Roux-en-y, los cirujanos hacen el estómago más pequeño creando una pequeña bolsa en la cima del estómago usando grapas quirúrgicas o una banda plástica. El estómago más pequeño se conecta directamente con la porción central del intestino delgado (yeyuno), sobrepasando el descanso del estómago y de la porción superior del intestino delgado (duodeno). El Dr. Koch explicó que la amplia variación en las técnicas quirúrgicas para la derivación gástrica significa que los pacientes deben ser conscientes del riesgo de problemas que absorben los alimentos, y debe consultar con un especialista gastrointestinal.