Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las materias de la mente pueden afectar a las materias del corazón

Un nuevo estudio de la universidad de McGill y de los investigadores de Université de Montréal ha encontrado esa ansiedad importante y/o la depresión, puede duplicar las ocasiones de un paciente de la enfermedad de la arteria coronaria de las dolencias de corazón relanzadas. Éste es uno de los primeros estudios a centrarse en los pacientes con enfermedad de la arteria coronaria estable - no los que fueron hospitalizadas para las acciones tales como un ataque del corazón.

“Encontramos que la depresión del comandante y el desorden de ansiedad generalizada eran mas comunes en pacientes cardiacos que en la comunidad general,” dijimos al investigador principal Nancy Frasure-Smith, profesor en el departamento de McGill de la psiquiatría y un investigador en el centro de más hospitalier l'Université de Montréal (AMIGO) e instituto del corazón de Montreal. “Por término medio, los pacientes cardiacos sin estos desordenes hicieron alrededor de una ocasión del 13 por ciento de una acción cardiaca relanzada durante dos años, comparar al 26 por ciento de ésos con la depresión o la ansiedad del comandante.”

El Dr. Frasure-Smith coauthored el estudio de la edición de enero de los archivos de la psiquiatría general con François Lespérance, profesor de la psiquiatría de Université de Montréal y jefe del departamento del amigo de la psiquiatría. “Éste es el primer estudio para demostrar que la ansiedad y la depresión pueden tener un impacto fuerte en gente con enfermedad de la arteria coronaria estable,” dijo a Lespérance.

El equipo de investigación entrevista a 804 personas, los pacientes con enfermedad de la arteria coronaria estable que todavía fueron vigilados por un médico, con todo había sido descargado del hospital dos meses de anterior. Frasure-Smith y Lespérance encontraron que la depresión afectó al 27 por ciento de temas de la entrevista y el 41 por ciento mostró signos de la ansiedad. El desorden depresivo importante fue diagnosticado en el áspero 7 por ciento de pacientes mientras que el cerca de 5 por ciento tenía desorden de ansiedad generalizada.

“Ahora que sabemos que la ansiedad y la depresión importante son ambos marcadores del riesgo cardiaco creciente, es que estos pacientes reciben el mejor tratamiento para sus condiciones cardiacas y psiquiátricas,” Frasure-Smith concurrido imprescindible y Lespérance, “puesto que ambos desordenes pueden responder a los antidepresivos.”