Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Nuevos marcadores genéticos potenciales para la enfermedad de Crohn

Qué se cree para ser el estudio más grande de su clase para las raíces genéticas de síndromes del intestino irritable ha sugerido nuevos eslabones a la enfermedad de Crohn así como otras pruebas que algunas personas de la pendiente judía sean más probables desarrollarlas.

El estudio examinado cambia en la DNA asociada a las dos formas mas comunes del síndrome del intestino irritable (IBD): La enfermedad de Crohn (CD), que lo más frecuentemente es marcada por la inflamación de la sección final del pequeño intestino (íleo) y las partes del colon, y colitis ulcerosa (UC), una inflamación del guarnición interno del recto y colon.

Los resultados del estudio, publicados en la edición de este mes de genes y de la inmunidad, incluyeron la información espigada a partir de 993 familias con IBD, 244 de quién eran judíos de Ashkenazi. Estiman al hasta 30 por ciento de gente con IBD en los Estados Unidos para tener antecedentes familiares de la condición, y el cerca de 25 por ciento de estas familias tiene el CD y UC en la familia. La gente de la pendiente judía de Ashkenazi es por lo menos dos veces tan probable desarrollar una forma de IBD y es más probable tener enfermedad familiar.

“Este riesgo creciente para algunas personas judías hace nuestro estudio y resultados especialmente que puesto que éste es el primer tamaño de muestra de familias judías, 244 importantes, que era bastante grande determinar las regiones nuevas del gen para la predisposición familiar en este grupo étnico,” diga el gastroenterólogo y al investigador genético Steven R. Barnacla de Johns Hopkins, M.D., autor mayor del estudio.

Analizando las variaciones comunes de la DNA conocidas como únicos polimorfismos del nucleótido, o SNPs, las personas encontraron las pruebas de los genes que causaban la enfermedad de Crohn familiar en el específico de la población del estudio a las familias judías de Ashkenazi con el CD en áreas previamente determinadas de los cromosomas 1 y 3. También determinaron una región nunca-antes-determinada de cromosoma 13 que fue compartido por las familias judías y no-Judías con el CD. Pruebas de las regiones cromosómicas que se pueden conectar al UC en el cromosoma 2 y 19 para las familias judías y no-Judías también fueron observados, según Barnacla.

“Qué hace estos resultados especialmente importantes es no sólo el tamaño de muestra grande pero también el método que utilizamos para revisar, a saber el uso de una alta densidad, proceso genoma-ancho de la articulación del polimorfismo del único-nucleótido, dice a Barnacla.” El nuevo proceso es 10 veces más rápidamente que más viejos métodos en explorar el número de variaciones a través del genoma, él agregaron.

, Barnacla dice, no hay regiones del gen implicadas en IBD hasta ahora específicas a las familias de Ashkenazi, y las pruebas genéticas que apuntaban a porqué los judíos de Ashkenazi son dos veces tan probables conseguir el desorden faltaban. Las dos regiones genéticas determinadas en los cromosomas 1 y 3 eran específicas al CD de Ashkenazi y a los genes sabidos sin relación de IBD.

Aunque el estudio adicional sea necesario estrecharse hacia abajo que los genes específicos son los jugadores mayores, Barnacla dice que está ya sin obstrucción que están en la “vecindad derecha” a explorar para los genes de la susceptibilidad de IBD/CD.