Probiotics ofrece esperanza de la fiebre de heno

Con la estación máxima del polen del fleco acercándose, los científicos pueden revelar que una dosis diaria de probiótico puede cambiar el estado inmune de la gente con fiebre de heno.

En el primer estudio humano de su clase, los científicos en el instituto de la investigación alimentaria encontraron que las bacterias probióticas en una bebida diaria pueden modificar la reacción del sistema inmune al polen del fleco, una causa común de la fiebre de heno estacional.

Pero no están recomendando que las víctimas acometen a los salientes del supermercado apenas todavía. Los cambios encontrados pueden no tener un efecto inmediato sobre síntomas.

“Esto era un estudio experimental basado en una pequeña cantidad de pacientes, pero nos fascinaron para descubrir una reacción”, decimos a profesor Claudio Nicoletti del líder de la investigación. “El probiótico importante reducido la producción de moléculas se asoció a alergia.”

Hayfever es una reacción alérgica al polen o a las esporas fungicidas, lo más común posible polen del fleco. El sistema inmune confunde las esporas desde invasores dañinos y produce las cantidades excesivas del anticuerpo IgE para atar a ellas y para lucharlas lejos.

IgE estimula la baja de la histamina enjuagar las esporas, y éste irrita las aerovías que hacen que se hinchan y que producen los síntomas del hayfever.

En este estudio, los voluntarios con una historia de la fiebre de heno estacional bebieron una bebida de leche diaria con o sin bacterias vivas durante 5 meses. El estudio era doble-cegador y placebo controlado, así que ni los voluntarios ni los científicos conocían quién había sido destinada las bebidas probióticas. Las bebidas probióticas contuvieron el lactobacillus casei, una especie bacteriana que se ha estudiado extensamente para su salud que ascendía propiedades.

Las muestras de sangre fueron recogidas antes de la estación del polen del fleco, después otra vez cuando estaba en su pico (junio), y de 4 semanas después de finales de la estación. No había diferencias importantes en niveles de IgE en la sangre entre los dos grupos al inicio del estudio, pero los niveles de IgE eran más inferiores en el grupo probiótico en la temporada alta y luego.

En los mismos tiempos, los niveles del anticuerpo IgG eran más altos, un tipo de anticuerpo que en contraste con IgE se piensa para desempeñar un papel protector contra reacciones alérgicas.

“La deformación probiótica que probamos cambió la manera las células inmunes de la carrocería responden al polen del fleco, restableciendo una inmunorespuesta más equilibrada”, dice al Dr. Kamal Ivory, pieza mayor del grupo.

Los cambios observados pueden también reducir la severidad de síntomas, pero los síntomas clínicos no fueron medidos en este estudio. Ése es un objetivo de la investigación adicional.

“Éstos son resultados realmente interesantes”, dicen al Dr. Linda Thomas, jefe de la ciencia en Yakult Reino Unido, que ofreció las bebidas y algunas del financiamiento. “Nos encantan que los científicos independientes encontraron pruebas de esta actividad biológica. El proyecto era parte de investigación en curso en las ventajas de nuestra deformación probiótica. Colocan al instituto de la investigación alimentaria bien para hacer esta clase de investigación fundamental, pues es única en tener la combinación correcta de la experiencia en microbiología, inmunología, cytometry de flujo y la investigación de la nutrición humana.”

El grupo de profesor Nicoletti se prepone realizar un estudio similar en un futuro próximo para considerar si los cambios inmunológicos traducen a una reducción real en los síntomas clínicos del hayfever. También quisieran examinar los mecanismos implicados.