Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Propias células del T del paciente infección-que luchaban pusieron el melanoma del tarde-escenario en la remisión a largo plazo

Los investigadores describen el primer uso acertado de las células del T reproducidas de un paciente infección-que luchan humano como la única terapia de poner un cáncer avanzado del sólido-tumor en la remisión a largo plazo. Personas llevadas por Cassian Yee, M.D., pieza del socio de la división de investigación clínica en el centro de investigación de cáncer de Fred Hutchinson, partes estas conclusión en la aplicación del 19 de junio New England Journal del remedio.

Yee y los colegas quitaron las células de T de CD4+, un tipo de glóbulo blanco, de un hombre de 52 años cuyo melanoma del escenario 4 se había extendido a un ganglio linfático de la arista de encuentro y a un pulmón. Las células de T específicas a apuntar el melanoma entonces fueron desplegadas sumamente en el laboratorio usando modificaciones a los métodos existentes. Las células laboratorio-crecidas entonces fueron infundidas en el paciente sin terapias pre- o de poste-condicionamientos adicionales, tales como incremento-factor o tratamiento del cytokine. Dos meses más adelante, las exploraciones del ANIMAL DOMÉSTICO y del CT no revelaron ningún tumor. El paciente seguía siendo años libres de la enfermedad dos más adelante, cuando lo verificaron por último.

“El efecto antitumores de estas células de T nos sorprendimos CD4 y su duración de la reacción,” Yee dijo. “Para este paciente éramos acertados, pero necesitaríamos confirmar la eficacia de la terapia en un estudio más grande.”

Yee advirtió que estos resultados, presentados en la sección del “parte abreviado” del gorrón, representan a solamente un paciente con un tipo específico de sistema inmune cuyas células del tumor expresaron un antígeno específico. Más estudios son necesarios confirmar la eficacia de la terapia experimental del linfocito T. Si acertado probada en más pacientes, Yee predijo esta terapia se podría utilizar para el 25 por ciento de todos los pacientes del melanoma del tarde-escenario que tienen el mismo antígeno del tipo y del tumor del inmune-sistema.

Usando el propio sistema inmune de un paciente al cáncer del combate, llamado inmunoterapia, es un campo de investigación el cada vez mayor que apunte desarrollar tratamientos contra el cáncer menos-tóxicos que la quimioterapia y la radiación estándar.

El paciente en el parte del gorrón era uno de nueve pacientes con el melanoma metastático que eran tratados en una juicio clínica recientemente terminada para probar la escalada de la dosis de las células de T autólogas de CD4+. Estudios anteriores realizados por Yee utilizaron las células de T de CD8+, que no persisten en la carrocería sin el apoyo de las células de T de CD4+ o los factores de incremento tales como interleukin 2. Yee y colegas teorizó que la infusión de una dosis masiva de las células de T de CD4+ persistiría más de largo en la carrocería porque hacen su propio factor de incremento, el interleukin 2, mientras que estimulaban el efecto antitumores de las células de T existentes del CD8+ del paciente. Sin embargo, hasta hace poco tiempo no había manera posible de aislar y de desplegar las células de T antitumores de CD4+ en el laboratorio.

Los investigadores eran acertados en todas estas áreas. El paciente recibió una dosis de 5 mil millones células de T reproducidas de CD4+ con la especificidad para el antígeno melanoma-asociado NY-ESO-1. Las células persistieron por lo menos 80 días en la carrocería del paciente. Y, aunque el solamente 50 por ciento al 75 por ciento de las células del tumor del paciente expresaron el antígeno NY-ESO-1, el tumor entero regresó después de la infusión. Los científicos postularon que la inmunorespuesta del paciente fue ensanchada a otros antígenos expresados por las células del tumor. Las pruebas de la continuación mostraron reacciones del linfocito T a dos antígenos adicionales del tumor, MAGE-3 y MART-1.

Los investigadores en el laboratorio de Yee, la universidad de la Facultad de Medicina de Washington y el instituto de Luis para la investigación de cáncer en Nueva York colaboraron en la investigación. El asiento de Burroughs-Wellcome, el asiento de investigación de cáncer de Damon Runyon, el asiento de Edson y el Instituto Nacional del Cáncer financiaron el estudio.