Tensión Oxidativa: mecanismo de la muerte celular clarificado

El Dr. Marco Conrado del Instituto de la Biología Molecular Clínica y de la Genética del Tumor en el Helmholtz Zentrum Munchen ha desencriptado el mecanismo molecular a través del cual la muerte de células es causada por la tensión oxidativa.

Este conocimiento abre perspectivas nuevas para explorar sistemáticamente la ventaja de intervenciones terapéuticas apuntadas en la vulcanización del envejecimiento y de las enfermedades degenerativas tensión-relacionadas.

Los procesos de la Vida en células requieren un ambiente reductor que necesite ser sostenido con la ayuda de un gran número de enzimas antioxidantes. Esto puede sonar abstracto e incomprensible, pero todo el mundo conoce el fenómeno que un pedazo de manzana cortada o un pedazo de carne cortada cambia color rápidamente y deteriora, porque el oxígeno en el aire produce reacciones químicas en los tejidos (oxidación de biomoléculas).

Si el equilibrio en el organismo se mueve hacia procesos oxidativos, después esto se conoce como tensión oxidativa. La tensión Oxidativa, por ejemplo, se asocia al envejecimiento de las células de cuerpo. Además, una acumulación fuerte de especie reactiva del oxígeno (ROS) junto con caídas en concentraciones celulares de glutatión, (GSH), el antioxidante mayor producido por el cuerpo, es bien sabido pues una causa común de enfermedades degenerativas agudas y crónicas, por ejemplo, de la arteriosclerasis, de la diabetes, del recorrido, de las enfermedades de Alzheimer y de Parkinson.

“Investigar la función molecular del reductor celular GSH en el camino metabólico de la muerte celular accionado por la tensión oxidativa, los ratones y las células fue generada que faltan específicamente la peroxidasa 4 (GPx4) del glutatión, que está emergiendo como una de las enzimas relacionadas más importantes de GSH”, explica a Marco Conrado. La desactivación inducida de GPx4 causó la oxidación masiva de lípidos y eventual de la muerte celular. Un fenotipo similar podría ser observado cuando GSH intracelular fue quitado del salvaje-tipo células por un inhibidor químico de la biosíntesis de GSH.

Interesante bastante, esta muerte celular se podía prevenir totalmente por la Vitamina E, pero no por los antioxidantes solubles en agua. Desde la oxidación de ácidos grasos en este camino de la muerte celular, eran de importancia suprema, los estudios múltiples fueron realizados para describir, minuciosamente, la fuente y la naturaleza de los peróxidos del lípido.

Los análisis genéticos Farmacológicos y reversos mostraron que los peróxidos del lípido en células de GPx4-depleted no aparecen por coincidencia, pero acumulan debido a la actividad creciente de una enzima específica del metabolismo del ácido araquidónico, el 12/15-lipoxygenase. La Activación del apoptosis que inducía factor (AIF), evidenciada por su realocación de las mitocondrias al núcleo de célula, fue determinada como otra acción importante en esta cascada de la transmisión de señales.

El hecho de que la tensión oxidativa sea un inductor importante de la muerte celular es un modelo actual validado receptor de papel. Hasta ahora sin embargo, la fuente y la naturaleza de la especie reactiva del oxígeno ha seguido siendo indeterminadas, como tienen preguntas referentes a la manera que actúan. Marco Conrado: “Hasta ahora, fue asumido que la tensión oxidativa es perjudicial a las células por la oxidación no específica de muchas biomoléculas esenciales, tales como proteínas y lípidos. Por eso nos sorprendieron encontrar que a las células que faltan el glutatión o la peroxidasa 4 del glutatión, un camino distintivo de la transmisión de señales esté dedicado, que causa muerte celular. Los datos representan los primeros análisis moleculares de un camino de transmisión de señales redox-regulado, describiendo cómo la tensión oxidativa se reconoce en el cuerpo y se traduce a muerte celular”.

Puesto Que esta cascada de la muerte celular se puede interrumpir en cualquier único escenario con la ayuda de las drogas, los puertos de este camino que prometen las metas para que la intervención terapéutica atenúe los efectos perjudiciales de la tensión oxidativa en enfermedades humanas degenerativas complejas.

http://www.helmholtz-muenchen.de/