Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Clarke clarifica teoría del reconocimiento de patrones

El comentario reciente ha sugerido que el fragmento al cual las teorías de la anomalía han llegado a ser arraigadas en las mentes del académico y de comentaristas populares igualmente ha llevado a las ciertas suposiciones e ideas falsas comunes sobre la teoría del reconocimiento de patrones de Clarke del humor.

“Hay dos ideas falsas importantes que se han presentado,” dice a Clarke. “Primero hay la suposición que esta teoría sugiere que la desviación de una configuración esté recompensada en humor; en segundo lugar hay la idea que las ocho configuraciones determinadas corresponden a las categorías de bromas o a los tipos de comedia de cierta manera, como si hubiera ocho tipos de humor. Ambos son totalmente desalineados.

“En todas las condiciones económicas,” los estados Clarke, “es el reconocimiento de la repetición simple que se está recompensando en el humor, no ninguna forma de anomalía, aberración o desviación. Es el reconocimiento de esta repetición en condiciones económicas cada vez más difíciles o inverosímiles, a pesar de cualquier contexto alterado o problema asociado de la opinión, que tiene valor al individuo.

“Esto es una partida importante de teorías anteriores y gira la sabiduría recibida entera sobre el mecanismo y la función del humor en su cabeza. Cuando hablamos del reconocimiento de patrones, éste no incluye el reconocimiento de la desviación de una configuración, que no es un proceso cognoscitivo recompensado por la facultad de humor. Mientras que esto puede parecer contratirante-intuitivo es fundamental a una comprensión del humor que tales aberraciones y desviaciones se descuenten del alcance de la causalidad chistosa.”

La simplicidad evidente de la teoría y del sistema de información-tramitación que sugiere también ha engañado muchos en creer el análisis de Clarke ha agrupado diversos estímulos en ciertas categorías del humor. “Las ocho configuraciones no corresponden a ocho tipos de humor,” clarifican al autor. “Bastante, son los procesos cognoscitivos por los cuales el cerebro determina y analiza la información inconsciente. Puesto que esto implica necesariamente subjetividad perceptiva, el mismo estímulo puede llevar al reconocimiento de configuraciones totalmente diversas de diversos individuos.

“Qué no hemos hecho es producir un levantamiento topográfico literario de ocho tipos de broma. Esto no podría ser más futuro de la naturaleza de nuestra investigación y asierro al hilo que requiere la clarificación. Qué estamos observando es la importancia del reconocimiento de patrones al cerebro y a los procesos por los cuales ese reconocimiento es efectuado. Las ocho configuraciones, lejos de ser categorías de la formación de la broma, son por lo tanto procesos flexibles de la aprehensión. Cuando esos procesos ocurren en condiciones económicas asombrosamente, el cerebro recompensa al individuo para su logro. Qué esto también significa es que apenas no estamos referidos aquí al entretenimiento cómico, pero también las situaciones por ejemplo cuando usted gira hasta el trabajo que desgasta el mismo amarre que un colega y se encuentra el reír. El humor es por lo tanto una facultad para la aprehensión de cualquier información, no apenas una diversión social.

“En un nivel evolutivo el reconocimiento de configuraciones ofrece una ventaja notable de la supervivencia. La potencia de configuraciones incluye el reconocimiento de las tendencias ambientales y climáticas, configuraciones del comportamiento en los depredadores, presa y especie o conspecifics competente, ofreciendo un discernimiento en la información que produciría ventajas importantes de la supervivencia.

“Además, el reconocimiento de patrones apenas no significa que el cerebro puede reconocer fácilmente una entidad en lo mismo o un diverso contexto, él también significa que la misma calidad, la misma propiedad valiosa, se puede reconocer en una diversa entidad. Esto provee del cerebro una capacidad incorporada para la adaptación a los ambientes cambiantes. Algunos investigadores sugieren que un factor contributario en la extinción de los Neanderthals fuera su incapacidad para variar su dieta. Los seres humanos, por otra parte, podrían reconocer las mismas propiedades de “bueno comer” o “nutritivo” (o cualquier número de otras propiedades con respecto textura, forma o a olor) en diversa pieza de los productos alimenticios (tales como pescados) no todavía de su grapa adieta.

“Es fundamental el reconocimiento de la semejanza que facilita la adaptabilidad, no, como se supone a menudo, la desemejanza o la desviación, que podrían llevar a la adopción de nuevas calidades totalmente inadecuadas o de entidades.”

Clarke es afilado clarificar la extensión y la naturaleza de la teoría más lejos. El “humor es efectivo un sistema de información-tramitación, y es por lo tanto aplicable a cualquier dato, si externamente está percibido o internamente salvado. Reconociendo esto, y determinando los detalles de cuáles es los deseos del cerebro a tramitar, finalmente tenemos un sistema que sea verdad universal.”

Clarke es también afilado señalar que la teoría explica porqué otras teorías existen describiendo la base cognoscitiva de los tipos de humor que determinan, unificando todas las interpretaciones anteriores como hace tan por el concepto de reconocimiento de patrones. Las “tentativas anteriores en la unificación han fallado puesto que han confiado en combinar teorías más pequeñas en un entero más grande, citando mecanismos y funciones múltiples como la base del humor, bastante que analizando sus elementos comunes y sintetizando una nueva interpretación con importancia global. El cortar y pegar no hace una teoría universal,” dice a Clarke. “Apenas hace un libro de la chatarra de otras teorías.”

“Todas las interpretaciones importantes de los cientos años pasados son explicadas por la actividad del reconocimiento de patrones. Por ejemplo, las teorías de la anomalía han determinado generalmente el humor basado en el recontextualization cualitativo o aplicable, mientras que las teorías de la mofa-agresión han reconocido la oposición y el recontextualization interpretativo. El roboticism de Bergsonian fue fundado en la identificación de la repetición positiva y del recontextualization aplicable, y teorías más amplias de la incongruencia en el reconocimiento de configuraciones de la escala o del recontextualization posicionalmente, a menudo junto a ésos determinados en anomalía. Las teorías de la superioridad y de la anti-dominación han tendido a reconocer la repetición y configuraciones positivas de la escala, e incluso la teoría popular que “es divertida porque es verdad” (dado recientemente credibilidad científica por Roberto Lynch de la universidad de Rutgers) existe debido al reconocimiento de la repetición positiva.

“Examinando humor a través de configuraciones se pone de manifiesto porqué los teóricos y los investigadores han determinado ciertos rasgos como chistosos, aunque cada uno haya sido restringida tentativa determinar un elemento constitutivo de ese único tipo como la fuente de todo el humor. Esto ha sido imposible puesto que las entregas temáticas y perceptivas referentes diversos ambientes o formatos del humor consiguen de la manera hasta que el humor se observe en conjunto. Quitando el contenido y la cultura de nuestros análisis hemos podido lograr una distancia del material que ha hecho esto posible en la horma. Por consiguiente el humor se puede finalmente estudiar como única facultad bastante que un fenómeno causado por un alcance siempre cambiante de estímulos.”

Los detalles de las configuraciones reconocidas en humor y cómo se relacionan con más que cientos fuentes de la risa se publican en las ocho configuraciones del humor, que está disponible como eBook libre del Web site del editor en www.pyrrhichouse.co.uk/eightpatterns hasta el 20 de abril.

Las “configuraciones son cosas simples construidas de cualquier información, que haya confundido a los analistas para los centenares de años,” dicen a Clarke. “Lamentablemente esa confusión no muestra ningún signo de reducir el temple.”