Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Descubrimiento del gen que protege contra leucemia

Los investigadores han determinado un gen que controla la producción y la diferenciación rápidas de las células madres que producen todos los tipos del glóbulo -- un descubrimiento que podría abrir eventual la puerta en tratamientos más aerodinámicos para la leucemia y otros cánceres de sangre, en los cuales los glóbulos proliferan fuera de mando.

Además, en la investigación de los mecanismos de este gen, los científicos destaparon las pruebas que podrían llevar a un protocolo para los trasplantes de la médula que podrían reforzar la ocasión de una vulcanización en algunos pacientes.

La investigación, llevada por Emmanuelle Passegué, doctorado, de la Universidad de California, San Francisco, demuestra que el gen de JunB está en el centro de una red compleja de las señales moleculares y ambientales que regulan la proliferación y la diferenciación de células madres hematopoyéticas, las células multipotent, de uno mismo-renovaciones que dan lugar a todos los tipos del glóbulo.

En el estudio el 7 de abril de 2009 publicado, en la célula cancerosa del gorrón, las personas de Passegué estudiaron el comportamiento de HSCs JunB-deficiente en el plato de cultura y cuando estaban trasplantadas en ratones. En todos los casos en qué engraftment del HSCs ocurrió en los ratones, los científicos observaron una extensión progresiva del linaje mieloide, que constituye un tipo de glóbulo blanco maduro que luche la infección. Esta extensión llevó por 6 a 12 meses de poste-trasplante al revelado de una enfermedad myeloproliferative, que puede desarrollarse a la leucemia. El encontrar indicó que la proliferación HSCs JunB-deficiente causa leucemia.

Como los semáforos, que limitan velocidad, dirigen el flujo de vehículos y previenen accidentes, JunB acorta el régimen en el cual HSCs está proliferando y el índice de diferenciación hacia el linaje mieloide ese da lugar final a leucemia. La analogía llamativa inspiró la imagen para la tapa la célula cancerosa de la entrega del 7 de abril.

Sin JunB, HSCs pierde su capacidad de responder a las señales de la muesca de los receptores de la proteína y TGF-beta, que residen en los papeles críticos de la superficie y del juego de las células en la determinación de destino de la célula.

“Destapando este mecanismo, puede ser que un día poder determinar la diferencia entre HSCs normal y las células madres leucémicas en redes reguladoras del gen. Esto podía permitir que desarrollemos terapias apuntadas. Estas clases de usos terapéuticos todavía están abajo del camino, pero pueden suceso muy rápidamente en el campo de la sangre/de la leucemia,” dice Passegué.

El estudio de Passegué representa un cambio radical de la otra investigación, que ha demostrado ese HSC transformado que causa leucemia quema a un ritmo más rápido que HSCs normal. En cambio, este estudio muestra que JunB no efectúa las células potenciales para la uno mismo-renovación ilimitada.

Los investigadores demostraron esto tratando ratones JunB-deficientes y ratones del mando con la droga potente 5-FU de la quimioterapia, que fue dada para agotar la regeneración HSCs. Como se esperaba, los ratones JunB-deficientes visualizaron constantemente niveles más altos de linaje mieloide que el grupo de mando, indicando la regeneración constante de una enfermedad myeloproliferative de HSCs JunB-deficiente que persistió después del tratamiento. Cuando los investigadores compararon las tasas de supervivencia de los animales durante varios ciclos del tratamiento, encontraron poca diferencia entre los dos grupos, indicando que HSCs JunB-deficiente no agota más rápidamente que el mando HSCs.

En la búsqueda de las diferencias entre los ratones JunB-deficientes y el grupo de mando, llegó a ser evidente a los investigadores que la pureza de HSCs era factor clave en la determinación del éxito del engraftment. Inicialmente, la disparidad en el engraftment entre el HSCs JunB-deficiente y el mando HSCs golpearon a los científicos. Pero con el uso de las células del GOLPE, una población altamente purificada de HSC, ella encontró que los dos grupos visualizaron de hecho el engraftment idéntico.

Esto que encuentra puede tener ramificaciones importantes para los pacientes que experimentan trasplantes de la médula, para la leucemia, el linfoma, el mieloma múltiple y ciertos cánceres.

“Actualmente, los pacientes que experimentan trasplantes de la médula pueden no conseguir suficiente del HSCs trasplantado quieto que sean óptimos para el engraftment acertado, “dicen Passegué. Usando una población altamente purificada de HSC podía ser más beneficioso.”