Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El perfilado genético revela los genes activos en la construcción más temprana del circuito del cerebro

Mucho antes las neuronas del cerebro pueden facilitar las decisiones grandes de la vida, tienen que encontrar su propio destino en el embrión rápidamente que se convierte.

En la mazarota de neurobiólogos, son “predestinadas” muy a principios de convertirse en ciertos tipos de células, viajando en un cierto plazo a y ordenando las diversas estructuras que componen el cerebro. Estos progresos más tempranos son difíciles de observar, como los primeros momentos en la vida del universo que sigue Big Bang. Pero adaptando las nuevas herramientas del perfilado genético, los investigadores en la universidad de Rockefeller han mirado en el cerebro pues es fuera los genes nacidos y tomados el pelo que dan forma su destino aborigen.

El mes pasado en corteza cerebral, los investigadores publicaron un filete de 229 genes que encontraron para ser activos al principio de neurogenesis, específicamente ésos implicados en las supuestas neuronas del subplate, que forman el andamio inicial para montar los circuitos corticales. Los genes incluyen una red sustancial relacionada con el estrógeno, una hormona de sexo cuya prominencia en el cerebro distinga a la hembra del varón. “Que estos caminos del sexo están implicados desde el principio es una sorpresa determinada,” dice Maria E. Hatten, Frederick P. Rose profesor y al jefe del laboratorio de la neurobiología de desarrollo. ¿“La investigación ofrece un nuevo punto de partida para que la gente diga, “qué, todos estos nuevos caminos están haciendo exactamente? “”

Los experimentos, conducto por el estudiante de tercer ciclo anterior Hilleary Osheroff, ahora en el museo americano de la historia natural, drenaron en un proyecto desarrollado por Hatten y Nathaniel Heintz, el profesor de James y de Marilyn Simons y el jefe del laboratorio de la biología molecular, llamaron la expresión génica atlas del sistema nervioso (GENSAT). GENSAT promovió una tecnología de la ingeniería genética que emplea los cromosomas artificiales bacterianos para visualizar la contribución de millares de genes al cerebro del ratón con la proteína fluorescente verde aumentada.

Osheroff revisó estos genes para la implicación en los primeros tiempos del revelado del cerebro, cuando las primeras neuronas comienzan a estratificar a través de seis capas que formen el andamio del cerebro embrionario dentro de un tubo de los nervios del plegamiento. Usando la célula fluorescencia-activada clasificación, Osheroff aisló las neuronas destinadas para la capa conocida como el subplate de las neuronas de Cajal-Retzius, que continúan más allá del subplate a la capa conocida como la zona marginal. Ella determinó 229 genes dedicados específicamente a desarrollar las neuronas del subplate y encontró que ellas estuvieron implicadas en una amplia gama de actividades incluyendo la movilidad cortical del revelado, de la célula y del axón, proteína traficando, la transmisión de señales de la hormona esteroide y las enfermedades degenerativas del sistema nervioso central.

El trabajo indica la anchura de los factores implicados en el revelado temprano de neuronas y provee de investigadores una maneta bioquímica para comenzar a investigar las diversas contribuciones, dice Hatten. “Es un mapa itinerario, no una respuesta,” ella dice. “Estos resultados podían cambiar realmente la dirección de la investigación.”

Corteza cerebral en línea: 27 de abril de 2009: Perfilado de la expresión génica de las neuronas de Preplate destinadas para el Subplate: Genes implicados en la transcripción, la extensión del axón, la regla del neurotransmisor, la transmisión de señales de la hormona esteroide, y la supervivencia neuronal
Hilleary Osheroff y Maria E. Hatten