Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Fuente genética de la distrofia muscular cegada

Los investigadores en la universidad del centro médico de Rochester han encontrado una manera de cegar la falla genética en el corazón de una forma común de la distrofia muscular. Los resultados del estudio, que fueron publicados hoy en la ciencia del gorrón, podrían pavimentar la manera para las nuevas terapias que esencialmente invierten los síntomas de la enfermedad.

Los investigadores utilizaron una molécula sintetizada para romper hacia arriba depósitos de material genético tóxico y para restablecer la actividad celular que es rota por la enfermedad. Porque los científicos creen que potencialmente todos los síntomas de la distrofia myotonic - la forma más común de la distrofia muscular en adultos - fluyen de esta única falla genética, la neutralización de ella podría potencialmente restablecer la función de músculo en gente con la enfermedad.

“Este estudio establece una prueba del concepto que se podría seguir para desarrollar un tratamiento acertado para la distrofia myotonic,” dijo al neurólogo Charles Thornton, M.D., el autor mayor del estudio y codirector de la universidad del centro de investigación cooperativo de la distrofia muscular de Wellstone del centro médico de Rochester. “También demuestra el potencial de invertir estableció los síntomas de la enfermedad después de que se hayan convertido, en comparación con simple evitar que consigan peores.”

La distrofia de Myotonic es una enfermedad degenerativa caracterizada por perder y la debilidad progresivos del músculo. La gente con distrofia myotonic ha prolongado el músculo que tensaba (myotonia) y no puede relajar cierto uso posterior de los músculos. La condición es determinado severa en los músculos de la mano y puede hacer la mordaza de una persona poner el seguro la fabricación de ella difícil realizar los movimientos rápidos, relanzados. No hay actualmente medicación para parar la progresión de la enfermedad.

El ARN tóxico detiene al rehén de las proteínas

Aunque la falla genética que causa distrofia myotonic fuera descubierta en 1992, los investigadores estudiaron el defecto durante muchos años antes de que tuvieran una comprensión sin obstrucción de las acciones moleculares que producen final los síntomas de la enfermedad. Llegó a ser en un cierto plazo evidente que un jugador central en distrofia myotonic era ARN, una molécula versátil que es muy similar a la DNA. El ARN sirve una función vital retransmitiendo la información genética del núcleo - el área protegida de la célula que contiene la DNA - fuera a la carrocería principal de la célula, donde se utilizan las instrucciones de construir las proteínas. Cada gen produce su propio ARN, generalmente en copias múltiples, y cada ARN es una heliografía genética de su gen del padre.

El aspecto asombrosamente de la distrofia myotonic era que el defecto genético lleva a la producción de un ARN tóxico - el primer ejemplo en la genética humana en la cual el ARN fue echado en el papel del autor molecular. El ARN errante tiene un efecto tóxico porque ase sobre y espera ciertas proteínas del rehén, evitando que realicen sus funciones normales. Por ejemplo, la captura de una proteína llamada “muscleblind” causa el fenómeno de inmovilización que es un sello de la enfermedad, un signo de la mordaza del mando eléctrico defectuoso en células musculares. En un cierto plazo, el ARN tóxico se produce en abundancia y las proteínas prisioneras acumulan en depósitos - o las partículas extrañas - que son visibles en el núcleo de célula.

“Un subproducto inesperado de la investigación sobre distrofia myotonic era que nos forzaron a cambiar nuestras ideas sobre el papel del ARN en enfermedad genética,” dijo a Thornton. “Una vez que ajustamos a este nuevo concepto, realizamos que las perspectivas del tratamiento que se convertía pudieron ser inusualmente buenas. No hay componente esencial del músculo, pero algunas proteínas importantes están en el lugar incorrecto, adherido en el ARN tóxico.”

Nuevas herramientas para abordar fallas genéticas

Las personas de Rochester utilizaron una molécula sintetizada - llamó un oligonucleótido antisentido del morpholino - esa los imitadores un segmento de la clave genética. En este caso el morpholino fue diseñado específicamente para atar al ARN tóxico y para neutralizar sus efectos dañinos liberando las proteínas capturadas. Cuando estaba inyectada en las células musculares de ratones con distrofia myotonic la molécula encontró su manera al núcleo de célula, rompió hacia arriba los depósitos de ARN tóxico, liberados las proteínas prisioneras del muscleblind, y final perfeccionados la función de las células musculares.

Los investigadores observaron específicamente una restauración del mando eléctrico apropiado en las células, que es una manera conveniente de vigilar la condición. Sin embargo, porque las proteínas del rehén desempeñan un papel en una miríada de otras funciones celulares, creen que este tratamiento aliviará final otros aspectos de la enfermedad también.

“Basado en nuestra comprensión de la corriente prediríamos que liberando las proteínas detuvieron al rehén, muchos de los síntomas de la enfermedad se pueden potencialmente corregir por esta aproximación,” dijo el rodador de Thurman del neurólogo de URMC, M.D., co-autor del estudio.

Estas herramientas genéticas son relativamente nuevas y han proveído de investigadores las maneras hasta ahora sin precedentes de apuntar y de manipular exacto actividad genética. “Los libros de texto actuales para los estudiantes de medicina no tienen capítulos en los oligonucleótidos antisentido, pero éste cambiará en un futuro próximo,” dijo a Thornton. “Con respecto a las drogas convencionales que trabajan en las proteínas, los oligonucleótidos antisentido trabajan en el ARN. Han sido alrededor por 20 años, pero son solamente recientemente su capacidad máxima que era observada. Ofrecen gran adaptabilidad y pueden ser desarrollados rápidamente.”