Los científicos desarrollan el proceso para los cambios genéticos “quirúrgicos”

La investigación llevada por los científicos en el instituto de las botánicas de la universidad de estado de Iowa ha dado lugar a un proceso que realizará cambios genéticos en genes de la instalación mucho más eficientes, prácticos y seguros.

La ruptura fue desarrollada por David Wright, científico del socio, y Jeffery Townsend, científico auxiliar, y permite manipulaciones genéticas apuntadas en la DNA de la instalación, que podría tener un impacto enorme en trabajo genético de la instalación en el futuro.

Hasta ahora, cuando los científicos introdujeron la DNA en las instalaciones, inyectarían aleatoriamente esa DNA en la célula de la instalación. No había manera de saber si estuviera en el lugar correcto o si trabajaría hasta que muchas instalaciones resultantes fueran probadas.

La nueva técnica aprovecha un proceso natural llamado recombinación homóloga para introducir exacto la DNA en una situación predeterminada en el genoma de la instalación a través de los interruptores apuntados de la DNA generados por nucleases del dedo del cinc. Esto ocurre cerca de 1 en 50 tentativas y es muy eficiente comparada a los métodos solos que permiten los mismos cambios a un régimen de hasta sólo 1 en 10 millones.

“He estado trabajando en este campo por 29 años, en el momento en que comenzamos a aprender cómo modificar genes,” dijo a Townsend. “A partir de ese día, éste era la meta -- para conseguir real la investigación al punto donde usted puede tener recombinación homóloga. Ahora, la hemos hecho.”

Usando este proceso, un gen específico está situado en una célula viva, después un interruptor se hace en la DNA de ese gen. Cuando la célula comienza a curarse, la DNA existente puede ser suprimida o ser modificada, o la nueva DNA se puede agregar cerca del sitio del interruptor. Luego, la célula lleva el cambio genético y pasa el cambio conectado a su descendiente.

“Es como cirugía, sólo en el nivel molecular,” dijo Wright.

“Se ha sabido durante mucho tiempo que usted si usted hace un interruptor en una célula, usted puede conseguir un poco de DNA en ese sitio,” dijo Wright. “Es apenas que usted tiene tres contadores de DNA en una célula si usted la desenrolló. Poner el interruptor donde usted lo quiere ha sido siempre el problema.”

Los nucleases del dedo del cinc resuelven el problema y permiten que los científicos aprovechen mayor de la recombinación homóloga, según Wright y Townsend.

La investigación, publicada en la naturaleza del gorrón, fue realizada en el laboratorio de Dan Voytas en el estado de Iowa. Voytas salió recientemente de la universidad para una posición en la universidad de Minnesota.

Además de la dificultad que introduce los cambios donde los investigadores los quieren usando métodos actuales, las disposiciones gubernamentales reducen a menudo el movimiento de la investigación del laboratorio al campo.

La esperanza de Wright y de Townsend la precisión de esta técnica apresurará el proceso regulador.

“En el proceso al azar, reguladores diría, “usted no conoce realmente lo que usted está haciendo, “” dijo a Townsend. “Con esta nueva tecnología, podemos informarles que, “el genoma observa como éste, éste es exactamente el cambio que queremos realizar.”

“Que es la potencia de esta tecnología. La hace (ingeniería genética) práctica y mucho más segura. Era poco práctico, y es práctica ahora.”

Hay muchos usos para el que podría permitir el aturdir de los avances para muchas cosechas, según Wright y Townsend.

Por ejemplo, el canola es un producto crecido para su aceite, apenas como sojas. Sin embargo, después de que se extraigan los aceites, la comida de soja se vende como alimentación. Una vez que los aceites se extraen del canola, la comida tiene un valor mucho más inferior como alimentación del ganado debido a varios factores, incluyendo la presencia del sinapoylcholine químico, también llamada sinapine.

La nueva técnica podría permitir que los científicos quiten los genes que hacen sinapine. El resultado sería un producto más versátil del canola.

Los granjeros, especialmente en el Cercano oeste y el Canadá superiores, se beneficiarían de este nuevo mercado para la comida del canola.

Otras instalaciones podían beneficiarse también.

La eliminación de los genes que son responsables de alergias del cacahuete, o la eliminación de los genes que producen las substancias químicas dañinas o anti-nutritionals en otras cosechas es apenas algunas de las mejorías inmediatas de la cosecha que Wright y Townsend preven para esta tecnología.