Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los ricos de la Dieta en ayudas de los pescados previenen demencia

Según expertos sobre 24 millones de personas de por todo el mundo se piensan para sufrir de demencia, y muchas de esta gente viven en países inferiores y con ingresos medios.

Con los envejecimientos de la población en todo el mundo aumentando, muchos sistemas de la salud están viniendo bajo presión que brota y ha habido como consecuencia más interés hacia adentro si los factores dietéticos, determinado los pescados y carne aceitosos, pudieron influenciar el inicio y/o la severidad de la demencia.

Una Cierta investigación ha sugerido ese pescado aceitoso que es rico en los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, se relaciona positivo con la función cognoscitiva en vida posterior y también se ha sugerido que el consumo creciente de la carne se puede relacionar con la disminución cognoscitiva.

Para examinar estas teorías, un grupo de investigadores internacionales conducto un estudio de 14.960 personas sobre la edad de 65 en el centro 7 a los países de bajos ingresos.

Los participantes que vivían en China, la India, Cuba, la República Dominicana, Venezuela, México, y Perú proporcionaron a datos en sus dietas por entrevistas cara a cara, y la demencia fue diagnosticada usando validado consideraciones cultural y educativo justas.

Los investigadores encontraron que en cada país a excepción de la India, había una asociación inversa entre el consumo de pescados y la incidencia de la demencia y las conclusión utilizan conclusiones anteriores de países industrializados que el consumo de pescados creciente está asociado a una incidencia más inferior de la demencia en vida posterior.

Los autores sugieren que esta relación no sea debido al estatus alimenticio total pobre en ésos con demencia, porque el consumo de la carne tendió a ser más alto en este grupo y dicen que la relación entre el consumo de la carne y la demencia sigue siendo no entendible.

Usted puede leer los resultados de su estudio en la aplicación De agosto de 2009 el Gorrón Americano de la Nutrición Clínica.