Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La familia y las aproximaciones sobre la base de la población vierte la nueva luz en el papeles potencial de formas comunes y raras de la variación genética humana

En uno de los primeros estudios de su clase, las personas internacionales de investigadores han destapado un cambio de la único-carta en la clave genética que se asocia a autismo. El encontrar, publicado en la aplicación del 8 de octubre la naturaleza del gorrón, implica un gen neuronal atado no previamente al desorden y más ampliamente, subraya un papel de la variación común de la DNA. Además, la nueva investigación destaca dos otras regiones del genoma, que son probables contener las diferencias genéticas raras que pueden también influenciar riesgo del autismo.

“Estos descubrimientos son un paso importante adelante, pero apenas uno de muchos que son necesarios disecar completo la genética compleja de este desorden,” dijo la marca Daly, uno de los autores mayores del estudio, pieza del socio principal en el instituto amplio de Harvard y del MIT y profesor adjunto en el centro para la investigación genética humana en el Hospital General de Massachusetts (MGH). “Las regiones genomic hemos determinado la luz adicional vertida ayuda en la biología del autismo y apuntamos a las áreas que se deben dar prioridad para el estudio adicional.”

“El reto más grande a encontrar los genes que contribuyen al autismo está teniendo un grupo grande y bien estudiado de pacientes y sus miembros de la familia, para el descubrimiento primario de genes y probar y verificar a los candidatos del descubrimiento,” dijo a Aravinda Chakravarti, profesor de medicina, pediatría y biología molecular y genética en el instituto de McKusick-Nathans del remedio genético en Johns Hopkins, y uno de los autores mayores del estudio. “Esto que encuentra lo más tarde posible no habría sido posible sin estos muchos grupos y consorcios de investigación que reúnen juntos sus recursos pacientes. Por supuesto, no habrían sido posibles sin las tecnologías genomic de la exploración cualquiera.”

El autismo es un desorden neurodevelopmental común caracterizado por capacidades sociales, del comportamiento y de la comunicación empeoradas. Comparado a otras enfermedades complejas, que son causadas por de factores genéticos, ambientales y otros de una mezcla complicada, el autismo es altamente hereditario - el áspero 90% del desorden es probablemente genético en origen. Con todo la mayoría de casos del autismo no puede ser atribuida a las causas heredadas sabidas.

Aproximaciones modernas que las tecnologías de la genoma-escala del aparejo han comenzado a rendir a algunos discernimientos en autismo y sus apuntalamientos genéticos. Sin embargo, la importancia relativa de las variantes genéticas comunes, que están generalmente presentes en la población humana en una frecuencia del cerca de 5%, así como otras formas de la variación genética, sigue siendo una pregunta sin resolver.

Más profundamente a la configuración genética compleja del autismo de la antena, una colaboración multinacional grande llevó por los investigadores en el instituto amplio de Harvard y de MIT, Hospital General de Massachusetts, Universidad John Hopkins y a otra parte ideó un doble, aproximación de la genoma-escala. El primer componente hace uso de un método familia-basado (llamado “articulación”) que analice la DNA de pacientes del autismo y de sus miembros de la familia para descubrir las porciones del genoma que abrigan variantes raras pero de alto impacto de la DNA. El segundo aprovecha un método sobre la base de la población (conocido como “asociación”) que examina la DNA de individuos sin relación y puede exponer las variantes genéticas comunes asociadas a autismo y que tienden a ejercer efectos más modestos.

“Dado la complejidad genética del autismo, es inverosímil que un único método o tipo de variación genomic va a proveer de nosotros un retrato completo,” dijo el Daly. “Nuestra aproximación de combinar métodos complementarios múltiples apunta hacer frente a este reto crítico.”

Para sus estudios iniciales, los investigadores examinaron áspero medio millón marcadores genéticos en más de 1.000 familias de la cantina del recurso genético del autismo (AGRE) y el instituto nacional de los E.E.U.U. de los depósitos de la salud mental (NIMH). Los análisis de la continuación conducto en colaboración con el proyecto del genoma del autismo así como otros grupos internacionales. “Somos profundamente agradecidos a todos los pacientes y sus familias que hicieron este trabajo posible,” dijo el Daly.

Los resultados de los investigadores destacan tres regiones del genoma humano. Éstos incluyen partes de los cromosomas 6 y 20, las regiones de capota-rayado a emerger de la articulación familia-basada estudia. Aunque la investigación adicional sea necesaria localice los cambios causales exactos y los genes dentro de estas regiones que contribuyan al autismo, estas conclusión pueden ayudar a conducir el trabajo futuro.

El otro resultado mayor, éste que fluye de los análisis sobre la base de la población, es un cambio de la único-carta en la clave genética conocida como único polimorfismo del nucleótido, o SNP (pronunciado “recorte”). Esta variante común miente en el cromosoma 5 cerca de un gen conocido como semaphorin 5A, que se piensa para ayudar a conducir el incremento de las neuronas y de sus proyecciones largas llamadas los axones. Notablemente, la actividad o la “expresión” de este gen aparece ser reducida en los cerebros de los pacientes del autismo comparados a ésos sin el desorden.

“Estas conclusión genéticas nos dan que nuevo importante lleva para entender cuál es diferente en el cerebro autístico que se convierte comparado con el neurodevelopment típico. Podemos ahora comenzar a explorar los caminos en los cuales este gen nuevo actúa, desplegando nuestro conocimiento de la biología del autismo,” dijo el co-guía autor Lauren Weiss, becario postdoctoral anterior que colaboró con el Daly y sus colegas en MGH y el instituto amplio. Weiss ahora es profesor adjunto de la psiquiatría y de la genética humana en la Universidad de California, San Francisco (UCSF).

Aunque el papel de la naturaleza determine un puñado de nuevos genes y de regiones genomic, los investigadores acentúan que las conclusión son apenas de una pieza - y sobre todo inacabado - de un rompecabezas muy grande. Los estudios del futuro que implican cohortes pacientes más grandes y tecnologías genomic más de alta resolución, tales como DNA de la siguiente-generación que ordena, prometen rendir una comprensión más profunda del autismo y de sus raíces genéticas complejas.