Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La terapia de TNF no aumenta riesgo de cáncer en pacientes del RA; riesgo de cáncer total comparable a ésos que no toman las drogas inmunosupresivas

Un estudio reciente de los investigadores suecos encontró que los pacientes de la artritis (RA) reumatoide no experimentaron un riesgo de cáncer elevado en los primeros 6 años después de comenzar terapia antitumores del factor (TNF) de la necrosis. El equipo de investigación, llevado por Johan Askling, M.D., Ph.D., de hospital de la universidad de Karolinska en Estocolmo, Suecia fijó el riesgo de cáncer a corto plazo y a medio plazo para los pacientes del RA que usaban terapias antis-TNF: infliximab, adalimumab, y etanercept. Los detalles del estudio aparecen en la aplicación de noviembre la artritis y el reumatismo, un gorrón de la universidad americana de la reumatología publicada por Wiley-Blackwell.

TNF es un cytokine (substancia secretada por las células del sistema inmune) que regula el sistema inmune de la carrocería y está implicado en la inflamación. Los inhibidores de TNF (o los moldes de TNF) son una clase de las terapias usadas para reducir la inflamación en la inflamación crónica tal como RA. Las drogas y ésas del inmunosupresor del campo común incluidas en el estudio son Remicade®, HumiraTM, y Enbrel®. Mientras que estas terapias se utilizan para tratar enfermedades inflamatorias crónicas, la inhibición a largo plazo de TNF despierta las inquietudes por el riesgo creciente de infecciones y de cáncer.

Este estudio, una de las evaluaciones sobre la base de la población más grandes y más largas de los riesgos de cáncer asociados a terapia inmunosupresiva, datos incluidos de varias bases de datos suecas incluyendo el registro del Biologics, el registro de cáncer, y el registro temprano del RA. Los investigadores determinaron y analizaban datos a partir de 6.366 pacientes que comenzaron terapia anti-TNF entre enero de 1999 y julio de 2006. Los datos de los pacientes que usaban los inhibidores de TNF fueron comparados con otros grupos del RA patients-61,160 que no tomaba la medicación, 4015 usando el methotrexate (el patrón oro en el tratamiento del RA) y 4.015 combinaciones que tomaban de enfermedad-modificar las drogas anti-reumáticas (con excepción de los inhibidores de TNF).

Los resultados muestran que había 240 primeros cánceres primarios diagnosticados durante las 25.693 personas-año de continuación en los pacientes que usaban la terapia anti-TNF que no tenía ninguna historia del cáncer en el inicio del tratamiento del inmunosupresor. Cuando estaba comparado a la cohorte nacional más grande del RA que no recibió los inhibidores de TNF ni tiene una historia del cáncer, sigue habiendo el riesgo relativo de terapia anti-TNF era 1,00 y sin cambiar para ésos que tomaban las drogas del inmunosupresor por hasta 6 años. “Nuestra investigación indica que el riesgo de cáncer total es lo mismo para los pacientes del RA en terapias del inmunosupresor y ésos que no toman las medicaciones para la enfermedad,” confirmó al Dr. Askling, pero agrega que “dado varias incertidumbres restantes, la vigilancia continuada sigue siendo prudente.”

La artritis reumatoide (RA) es una enfermedad autoinmune caracterizada por la inflamación crónica en las juntas, el tejido común, y otros órganos y es la forma más común de la artritis inflamatoria. Un parte 2004 de los presupuestos (WHO) de la Organización Mundial de la Salud 23,7 millones de personas de por todo el mundo (1,3 millones de adultos de los E.E.U.U.) se aflige con RA, con el 75% de esos casos encontrados en mujeres.