Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos desarrollan el nuevo modelo matemático para entender CML mejor

Los doctores pueden ahora entender una mejor leucemia mieloide crónica (CML), incluyendo cómo responde a la terapia, gracias a un nuevo modelo matemático por la enfermedad, desarrollado por los científicos en Portugal, Bélgica y los Estados Unidos. El trabajo, ser publicado en la edición de junio del gorrón Haematologica, también revela que las terapias actuales - que no se creen para curar CML - con el protocolo correcto pueden librarse real de la enfermedad, y ofrece pautas en cómo hacer eso. CML aunque sea raro, debido a terapias vida-que extienden efectivas, ahora es una de las leucemias mas comunes del mundo

CML es un cáncer de las células madres de la sangre en la médula que (BM) ése lleva al aumento anormal de los granulocytes (un tipo de glóbulos blancos que origina de estas células madres) que perturban la inmunorespuesta del patient. Las células madres transformadas tienen una anomalía del cromosoma que forme un nuevo gen llamado BCR-ABL que entonces se pase a los granulocytes y a sus progenitores (células intermedias del estado de la maduración entre las células madres y los granulocytes) que se convierten de las células madres afectadas. Y mientras que BCR-ABL parece no diferenciar ningún a las células madres leucémicas (LSC), los progenitores afectados se multiplican sin mando como resultado de la capacidad de BCR-ABL de activar muchas moléculas conectadas a la división celular. Y mientras que las células dividen normalmente para formar las células de hija que distinguen (maturate) a los papeles específicos en la carrocería, células positivas de BCRL-ABL, en lugar, sea mucho más probable continuar el dividir.

Imatinib es una medicación reciente y muy efectiva contra CML que actúe cegando BCR-ABL, parando la división de células leucémica y activándolo en maturating. Esto libera el espacio del BM necesario para que el sistema inmune restante desarrolle correctamente la ayuda restablecer la salud paciente (los pacientes inmuno-se comprometen cuando la enfermedad está en la plena floración). Pero porque la droga no elimina el LSC, del cual los nuevos granulocytes y progenitores leucémicos pueden todavía convertirse, se ve como solamente paliativo - la vida de los pacientes que prolongan muy efectivos pero curado de él.

Aquí es donde el byTom Lenaerts de la nueva obra en la universidad libre de Bruselas, de Jorge M. Pacheco en la universidad de Miño, de Portugal, de Arne Traulsen del Max Planck Institute para la biología evolutiva, de Alemania y de David Dingli en la universidad de la clínica de Mayo del remedio en los E.E.U.U. entra. Demandan que todos los estudios de CML han ignorado hasta ahora el efecto de los factores al azar, que serán amplificados (y tan imposible ignorar) en las poblaciones tan pequeñas como las de células madres. Después desarrollan un nuevo modelo de ordenador que tenga en cuenta estos procesos y simulan la evolución de CML en millón de pacientes virtuales con asombrosamente resultados.

De hecho, su modelo nuevo predice que 5 años después de que aparece la primera célula madre leucémica el alrededor 84% de los pacientes deben haber perdidolos ya, sugiriendo que CML es impulsado, no por LSC, sino por los progenitores. Por otra parte, después de solamente 1 año cerca del 50% de los pacientes se predicen para ser LSC-libre.

 ¿Pero cómo puede CML ser diagnosticado si no hay LSC?

 La razón - el acordar a los investigadores miente en el hecho de que no sólo las células no maduras leucémicas tienden a multiplicarse muy despacio, pero también - debido al “efecto de BCR-ABL” - consiguen “adhirieron” la división en cada escenario de la maduración (de las células madres a los granulocytes maduros hay cerca de 32" camina”). Tarda tan un tiempo largo antes de que los granulocytes maduros se liberen en la corriente de la sangre donde ocurre la diagnosis (generalmente por casualidad puesto que la enfermedad es en gran parte asintomática). Esto explica no sólo porqué los progenitores de CML persisten por años en ausencia de LSC, pero también porqué la enfermedad es tan lenta convertirse (así el nombre “crónico”).

Una predicción de esto sería que las células del progenitor en la sangre de pacientes imatinib-tratados dividirían mucho menos que los de pacientes no tratados (puesto que el imatinib los activa en una diferenciación más rápida). Y de hecho, los telomeres - una estructura cromosómica que disminuye mientras que las células dividen - son mucho más largos en los pacientes tratados que soportan la validez de la teoría.

El paso siguiente - ahora que los progenitores parecen estar en la base de CML (y de su vulcanización) - era entender mejor su extensión tan para mejorar mando él.

La respuesta a Lenaerts y a los colegas residió en la aptitud física de las diversas poblaciones (su capacidad de producir los descendientes - cuanto más reproducen, cuanto más alta es la aptitud física), puesto que el resultado de CML dependerá de qué población - leucémicos, a los progenitores leucémicos o normales imatinib-tratados - supera los otros.

Los estudios anteriores han mostrado que los progenitores leucémicos tenían aptitud física más alta que los progenitores normales (que están de acuerdo con el hecho de que dividen tanto ese terraplén el BM), mientras que los progenitores leucémicos imatinib-tratados tenían la aptitud física más inferior de todos. Esto significa que los progenitores normales superarán leucémico-trataron unos, y pueden incluso eliminarlos si los inhibidores de BRC-ABL - como imatinib - se dan en suficiente cantidades y para bastante tiempo.

Usando esta información Lenaerts y los colegas podían calcular eso cerca de que 3,5 años de tratamiento deben ser suficientes para librarse de todos los trazos moleculares de BCR-ABL (ligeramente más de largo en todavía pacientes con LSC a la hora del tratamiento pero, incluso en ésos, el 80% no deben tener ningún trazo después de 6 años). Una vez más y crucial a la validez de la investigación, estas predicciones están de acuerdo con qué fue vista en pacientes bajo tratamiento del imatinib.

En conclusión, trabajo de Lenaerts el 'muestra que el revelado de CML (su reacción incluyendo a la terapia) depende sobre todo de las células de los progenitores y que éstas son las células a apuntar. Y que la llave a una vulcanización pone en las drogas, como imatinib, que controlan su extensión (progenitores normales de ayuda para excederlas en número y, para suprimir eventual). También sugieren cómo perfeccionar las ocasiones de una vulcanización: el imatinib debe comenzar tan pronto como sea posible, se dé para más de largo que qué se utiliza ahora y quizá en dosis más altas puesto que la droga se tolera bien y las cantidades actuales afectan al parecer al solamente 5% de todas las células leucémicas. Una conclusión crucial del nuevo estudio es el hecho de que los tratamientos actuales tienen el potencial de curar la enfermedad

La investigación puede también explicar porqué las drogas que suprimen la división celular no son CML que tratan eficientes, pues no pueden discriminar entre las células leucémicas y no leucémicas.

Un físico y un médico respectivamente, Jorge Pacheco y David Dingli han trabajado juntas varias veces antes de que - el estudio en este artículo es apenas el último ejemplo - intentando desenredar las complejidades detrás de los sistemas biológicos, determinado cáncer, usando los modelos matemáticos, con resultados notables y sugerencias aún más interesantes para cambiar nuestra aproximación a la enfermedad y a sus tratamientos. Creen que el más que todas las células cancerosas (que tienda a llevar efectos secundarios además de ser muchas veces a la hazaña imposible garantizar) que una mejor aproximación es ayudar a las células sanas a outcompete y a suprimirlas. Esta aproximación, con todo tiene las células cancerosas bien del servicio, que se conocen para multiplicar más y para morir menos de las células normales (ambas estas características son el sello del cáncer) que exceden en número las células sanas hasta que no haya espacio o recursos para que los tejidos normales sobrevivan.  Es esta aproximación holística muy diversa a la enfermedad (y a su éxito que contesta a preguntas difíciles) que hace esto su trabajo tan interesante.