Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los pacientes con síntomas prodrómicos de la experiencia de HAE antes de HAE agudo atacan: Levantamiento topográfico

Pacientes con síntomas hereditarios (HAE) de la detección temprana prodrómica o de la experiencia del angioedema antes de que casi tres cuartos de su HAE ataque, según las conclusión del levantamiento topográfico presentadas hoy en la academia de 2010 americanos de alergia, de asma y de reunión anual de la inmunología (AAAAI).  Según investigadores, este de alta frecuencia sugiere que los síntomas prodrómicos puedan indicar seguro cuando iniciar el tratamiento para ayudar a prevenir un ataque agudo de HAE.

Para determinar a los pacientes prodrómicos de los síntomas experimentados antes de que un ataque de HAE, dos levantamientos topográficos separados conducto. Un levantamiento topográfico anticipado, administrado a los pacientes alistados en un estudio de la abierto-escritura de la etiqueta del ser humano pasterizó el concentrado del inhibidor de la esterasa C1, pacientes reconocidos sobre sus síntomas prodrómicos cuando buscaban el tratamiento para un ataque de HAE. Un levantamiento topográfico retrospectivo centrado en preguntas se relacionó con los síntomas prodrómicos antes del ataque pasado del HAE del paciente.

Según conclusión del levantamiento topográfico, los pacientes experimentaron síntomas prodrómicos antes del 70,5 por ciento de los 305 ataques denunciados de HAE. Los síntomas prodrómicos lo más común posible denunciados eran la fatiga (el 45%), las denuncias gastrointestinales (el 41%), dolores del músculo o gripe-como los síntomas (el 26%), la erupción (el 21%) y el entumecimiento o zumbar (el 10%).

“Hasta la fecha se ha limitado publicó datos con respecto a la importancia de determinar síntomas prodrómicos de un ataque de HAE,” dijo Timothy J. Craig, D.O., profesor de medicina y pediatría en el Estado de Penn en Hershey, PA., y uno de los investigadores del estudio. “Nuestras conclusión sugieren que el inicio de estas señales de peligro pueda ser la época de iniciar el tratamiento a pedido para prevenir un ataque agudo de HAE.”  

HAE es un desorden genético que afecta a aproximadamente 6.000 a 10.000 americanos y es causado por una deficiencia de C1-INH, que se hereda de una manera dominante de un autosoma. Los pacientes que tienen ataques abdominales pueden experimentar episodios del dolor severo, de la diarrea, de la náusea, y de vomitar causado hinchándose de la pared intestinal. Los ataques que implican la cara y la laringe pueden dar lugar a cierre de la aerovía, a la asfixia, y, si son no tratados, a muerte. La diagnosis de HAE requiere un análisis de sangre confirmar niveles inferiores o anormales de C1-INH.

Source:

CSL Behring