Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo estudio refuerza la necesidad urgente de vacunas salvavidas en África

Un nuevo estudio liberó esta semana en The Lancet que las enfermedades infecciosas encuentran que los niños africanos que contratan el neumococo - una infección bacteriana que causa pulmonía, meningitis y sepsia - son 36 veces tan que es probable que tengan anemia de células falciformes, un desorden de sangre frecuente en niños africanos que aumente el riesgo para las enfermedades infecciosas y la muerte temprana. El estudio subraya la necesidad crítica del uso de vacunas conyugal neumocócicas (PCV) entre las poblaciones predispuestas a la anemia de células falciformes, especialmente ésas en África subsahariana.

“Nuestras conclusión muestran sin obstrucción que los niños africanos con la anemia de células falciformes están en el riesgo creciente de enfermedad bacteriana comparado con sus pares sin anemia de células falciformes, con el neumococo estando de la preocupación especial,” dijo al Dr. Keith P. Klugman, autor y profesor que contribuía y Guillermo H. Foege Chair en salud global en la escuela de Rollins de la salud pública.

África es casera a la gran mayoría de los casos de la anemia de células falciformes del mundo. La anemia de células falciformes es heredada por un niño de ambos padres y causada por la hemoglobina anormal, una proteína de sangre que tuerza la forma de glóbulos rojos y entregue menos oxígeno a los tejidos. La enfermedad debilita el sistema inmune y pone a sus víctimas en riesgo de muerte seria de la infección bacteriana y de la niñez. Los datos examinados de estudios en la República Democrática del Congo, Nigeria, Kenia y Senegal - países con la carga más alta de la anemia de células falciformes - demuestran sin obstrucción un riesgo creciente de la infección bacteriana seria, especialmente enfermedad neumocócica invasor, en niños africanos con la anemia de células falciformes.

“Conjuntamente con diagnóstico precoz y el tratamiento de la anemia de células falciformes, rutina, la inmunización nacional contra neumococo es la mejor estrategia para perfeccionar la calidad de vida para todos los niños africanos, determinado ésos con la anemia de células falciformes,” dijo a Orin Levine, autor que contribuía, director ejecutivo del centro vaccíneo internacional del acceso (IVAC) en la escuela de Johns Hopkins Bloomberg de la salud pública y la copresidencia del consejo neumocócico de la percatación de los expertos (PASO). “Millones de vidas pueden ser salvados perfeccionando el acceso a las vacunas conyugal neumocócicas.”

Una mitad de todos los habitantes indígenas de la África subsahariana lleva el gen de la célula falciforme, y aproximadamente, 230.000 niños africanos nacen con la anemia de células falciformes cada año. Porque el acceso rutinario a la asistencia médica es fuera del alcance para muchos niños en la región, la esperanza de vida media para ésas afligidas con la anemia de células falciformes en África es menos de 20 años. En muchos países desarrollados donde están disponibles el cuidado completo incluyendo la vacunación neumocócica y el tratamiento agresivo, la vida-expectativa para los pacientes de la célula falciforme es 45-55 años. Puesto que PCV primero fue introducido en 2000 en los Estados Unidos, las infecciones neumocócicas invasores en niños con la anemia de células falciformes disminuyeron el 68 por ciento en niños bajo 10 y por el 90 por ciento en niños bajo cinco.

“El punzón del one-two de la anemia de células falciformes acoplado con enfermedad neumocócica es devastador en África que hace los niños de África de protección con la vacunación una prioridad urgente,” dijo al vicepresidente ejecutivo de Ciro A. de Quadros del instituto de la vacuna de Sabin y de la copresidencia del PASO. “Impulsamos a los líderes de países africanos hacer vacunación rutinaria contra enfermedad neumocócica una prioridad.”

La enfermedad neumocócica es una infección bacteriana que causa pulmonía, meningitis y sepsia peligrosas para la vida. Cada año, la enfermedad neumocócica tarda las vidas casi 1,6 millones de personas de, casi la mitad de quienes es niños jovenes en el mundo en vías de desarrollo, donde no están las vacunas prevenir la enfermedad todavía en uso disperso. La falta de acceso en estos países ha sido debida sobre todo a los obstáculos en la percatación, la dirección de plan de acción y la financiación disponible para los países de bajos ingresos.

Las vacunas seguras y de manera efectiva existen actualmente para prevenir muertes neumocócicas. En 2006, la Organización Mundial de la Salud (WHO) recomendó que todos los países incluyen PCV en sus programas nacionales de la inmunización, especialmente en países donde está alta la mortalidad de la niñez. La recomendación del WHO conduce el país plan de acción-que hace en la priorización de dimensiones de dirigir enfermedad neumocócica de la niñez.