Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La terapia del Arte beneficia a niños con asma persistente: Investigadores

En el primer ensayo aleatorizado de la terapia del arte para el asma, los investigadores Judíos Nacionales de la Salud encontraron que los niños con el asma persistente disfrutado disminuyeron ansiedad y aumentaron calidad de vida después de siete sesiones semanales de la arte-terapia.

Puede ser una experiencia aterrorizante cuando un ataque de asma cierra hacia abajo las aerovías de un niño y hace el acto simple de respirar una lucha peligrosa para la vida. El miedo y la ansiedad asociados a un ataque de asma pueden durar de largo después de que se haya desplomado el ataque. La investigación, publicada el 1 de mayo de 2010 en línea en el Gorrón de la Alergia y Inmunología Clínica, señala que la terapia del arte mostrada se beneficia durante la terapia y por meses luego.

El “Asma afecta no sólo el bienestar físico de un niño pero también tiene un considerable efecto sobre la calidad de vida de un niño y revelado psicológico,” dijo al Terapeuta Judío Nacional Anya Beebe, MA del Arte de la Salud. “Nuestro estudio muestra esa terapia del arte para los niños con asma severo, crónico es sin obstrucción beneficioso. Nuestros resultados pulso y persistido por meses después de que el tratamiento parara.”

En terapia del arte, los pacientes crean las ilustraciones que ayudan expreso a sus sensaciones sobre una enfermedad, un trauma o preocupaciones médicas. Las ilustraciones pueden entonces servir como punto de partida para las discusiones sobre estas ediciones.

Los Investigadores creen que eso que crea a participantes de las ayudas del arte establezca la distancia entre ellos mismos y sus preocupaciones médicas. Aprenden entender que tienen una identidad personal fuera de su enfermedad. Se cree para ser determinado efectivo con los niños porque no tienen a menudo las capacidades adultas para articular verbalmente sus emociones, opiniones, o creencias, y puede transportar a menudo más comfortablemente ideas de maneras con excepción de hablar.

En el estudio en la Salud Judía Nacional, seleccionaron al azar a 22 niños, edades 7 a 14, con asma persistente a un grupo activo de la arte-terapia o a un grupo de mando. Los niños en el grupo de la arte-terapia recibieron 60 sesiones minuciosas de la arte-terapia una vez por semana por 7 semanas. las sesiones de la Arte-Terapia fueron diseñadas para animar la discusión, la expresión y la solucion de problemas en respuesta a la carga emocional de la enfermedad crónica. Los Niños en el grupo de mando terminaron evaluaciones pero no participaron en terapia del arte.

Ésos que reciben mejorías importantes de la demostración de la terapia del arte en muescas de la solución de problemas, de la comunicación, de la calidad de vida, de la ansiedad y del concepto de sí mismo. En seis meses el grupo activo mantuvo cambios positivos en muescas de la ansiedad y de la calidad de vida en relación con ésos en el grupo de mando.

La “terapia del Arte puede ser un adjunto valioso al tratamiento de la enfermedad física de un niño,” dijo autor la Dobladera mayor de Bruce, Doctorado, Profesor Judío Nacional de la Salud de la Pediatría.

La terapia del Arte es una parte integrante del Programa Pediátrico del Día en la Salud Judía Nacional. En este programa único, los pacientes y sus familias pasan una a dos semanas como pacientes no internados con días enteros de evaluación, de observación y de terapia de personas de los especialistas del médico, de las enfermeras, de los psicólogos, de los nutricionistas, y de otros profesionales de salud. Las piezas de Personas recolectan regularmente para compartir la información, para establecer una diagnosis y para desarrollar un plan personalizado del tratamiento para cada paciente. Entonces enseñan a pacientes y sus familias cómo al mejor maneje la enfermedad física y las tensiones psicológicas que acompañan a menudo enfermedades crónicas severas.

Fuente: Centro Médico y de Investigación Judío Nacional