Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Reflujo vesicoureteral más común entre muchachas

Los resultados renales del daño de la juicio sueca del reflujo denunciaron en el gorrón de la urología

Han tratado a los niños con el reflujo vesicoureteral (VUR), en que la orina fluye de retroceso en los riñones del diafragma, en el pasado con cirugía o terapia del antibiótico. Aunque esta condición pueda llevar al daño renal, ha habido pocos estudios controlados a ayudar a determinar el tratamiento más efectivo de niños jovenes. Un estudio, parte de la juicio sueca del reflujo, se programa para la publicación en la aplicación de julio de 2010 el gorrón de la urología.

Los investigadores del centro pediátrico de Uro-Nephrologic, el hospital de niños de la reina Silvia, universidad de Gothenburg, Suecia, llevaron un estudio nacional en el cual siguieron a 203 niños con VUR en una juicio clínica seleccionada al azar (128 muchachas y 75 muchachos). Una mitad recibió los antibióticos profilácticos, una mitad intervención endoscópica recibida y una mitad fue observado sin el tratamiento.

“Controló estudios son necesario ofrecer una base de las pruebas para el tratamiento en niños de VUR,” según el principal investigador Sverker Hansson, Doctor en Medicina. “La juicio sueca del reflujo fue fijada como RCT para comparar profilaxis antibiótico a largo plazo, corrección y vigilancia endoscópica como el grupo de mando en niños con la dilatación de VUR con respecto al régimen febril de UTI, y riñón y estado de VUR en 2 años. Los resultados secundarios eran complicaciones y el impacto de factores tales como pendiente de VUR, género y disfunción del diafragma. En el parte actual analizábamos la progresión de los defectos renales presentes en el asiento y el revelado del nuevo daño renal en los 3 grupos del tratamiento.”

Los investigadores encontraron que el índice de nuevo daño renal en muchachos era inferior, con solamente un muchacho que recibió el tratamiento endoscópico y uno en la vigilancia que tenía daño adicional. En muchachas el régimen era más arriba (13 o el 10%) y había una diferencia importante entre los grupos del tratamiento con el nuevo daño más común de mandos en vigilancia. El nuevo daño fue observado en el 19% de muchachas en vigilancia, el 12% quién recibió el tratamiento endoscópico y en ningunos en profilaxis.

Había una asociación fuerte entre las infecciones de vías urinarias febriles periódicas (UTI) y el nuevo daño renal en muchachas pero UTIs periódico y el nuevo daño eran inusuales en muchachos. El régimen febril de UTI difirió importante entre los grupos del tratamiento en muchachas, incluyendo un índice de la repetición del 57% en la vigilancia, el 23% en el endoscópico y el 19% en los grupos profilácticos.

El Dr. Hansson y el estado de los co-investigadores, “el encontrar interesante eran ese nuevo daño así como la progresión de los defectos renales previamente observados de la absorción fue considerada solamente en los riñones drenados por los uréteres con la dilatación de VUR con 1 anomalía. No había diferencia a este respecto si VUR era la pendiente III o IV en el asiento del estudio. Los riñones previamente unscarred eran tan vulnerables al nuevo daño renal como ésos con defectos de la absorción en el asiento.”