Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio de la mosca de la Drosophila puede ayudar en staving lejos enfermedades en los seres humanos que usan bacterias defensivas

Ha sido un principio de base de la evolución para más que un siglo que las instalaciones y los animales pueden adaptar genético de las maneras que les ayudan mejor para sobrevivir y para reproducirse.

Ahora, en un papel que se publicará en la ciencia del gorrón, la universidad del biólogo Juan Jaenike de Rochester y los colegas documentan un ejemplo sin obstrucción de un nuevo mecanismo para la evolución. En casos bien documentados anteriores de la evolución, los rasgos que aumentan la capacidad de un animal de sobrevivir y de reproducirse son consultados por los genes favorables, que el animal pasa conectado a su descendiente.

Las personas de Jaenike han crónica un ejemplo llamativo de las bacterias que infectaban un animal, dando al animal una ventaja reproductiva, y han pasado de molde-madre a los niños. Este lazo simbiótico entre el animal del ordenador principal y las bacterias da a animal del ordenador principal una defensa confeccionada contra un peligro en su ambiente y se ha extendido así a través de la población por la selección natural, la manera que un gen favorable.

Jaenike ofrece el primer parte sustancial de este efecto en el salvaje en su “adaptación de papel vía simbiosis: Extensión reciente de una Drosophila Symbiont defensivo,” solamente él dice que puede ser un fenómeno común que ha sido suceso desapercibido en muchos diversos organismos para las edades.

Independientemente de verter la luz en un mecanismo evolutivo importante, sus conclusión podrían ayudar en los métodos que se convertían que utilizan bacterias defensivas para stave lejos enfermedades en seres humanos.

Jaenike estudió una especie de mosca, el neotestacea de la Drosophila, que es hecho estéril por un tornillo sin fin parásito llamado un nematodo, uno de los parásitos más abundantes, más diversos, y destructivos de instalaciones y de animales en el mundo. Los nematodos invaden moscas femeninas cuando son jovenes cavarando a través de su piel y evitan que produzcan los huevos que se maduran una vez. Sin embargo, cuando una mosca femenina también se infecta con una especie de bacterias llamada Spiroplasma, los nematodos crecen mal y esterilizan no más las moscas, Jaenike encontraron. Él también descubrió que, como resultado del impacto beneficioso del Spiroplasma, las bacterias se han estado extendiendo a través de Norteamérica y han estado aumentando rápidamente de frecuencia en moscas mientras que se pasan de molde-madre al descendiente. La prueba preservada vuela del principios de los 80, Jaenike encontró que las bacterias útiles estaban presentes en el solamente cerca de 10% de moscas en los Estados Unidos del este. En 2008, la frecuencia de la infección de Spiroplasma había saltado al cerca de 80%.

“Estas moscas conseguían realmente demolidas por los nematodos en los años 80, y es apenas notable ver cuánto mejor él está haciendo hoy. La extensión de Spiroplasma hace que se pregunta cuánta acción evolutiva rápida va conectado debajo de la superficie todo que vemos ahí fuera,” Jaenike dijo.

Él razonó que el aumento sustancial en la infección de Spiroplasma era una reacción evolutiva a la colonización reciente de Norteamérica al lado de los nematodos. Pues los nematodos invadieron el continente, las bacterias demostraron ser una defensa conveniente y potente contra el efecto de esterilización de los nematodos. Ahora, la mayoría de moscas en Norteamérica del este lleva las bacterias, y la infección bacteriana aparece extenderse al oeste. Sin ninguna mutación en sus propios genes, las moscas han desarrollado rápidamente una defensa contra un parásito extremadamente dañino simple cooptando el material genético de otro organismo y pasándolo conectado de generación en generación.

“Esto es una demostración hermosa del caso que la razón principal esta Spiroplasma está presente en estas moscas está para su papel defensivo,” dijo Nancy Moran, el profesor de Fleming de la ecología y de la biología evolutiva en la Universidad de Yale. Moran estudia el papel de symbionts defensivos en áfidos. “Estos symbionts hereditarios son una manera para que un ordenador principal animal detecte una nueva defensa muy rápidamente. Una manera de conseguir una defensa verdaderamente nueva es conseguir un organismo entero bastante que transformando sus propios genes con los cuales no esté ésa diversa comenzar.”

El trabajo de Jaenike podía también tener implicaciones para el control de enfermedades. Los nematodos llevan y transmiten enfermedades humanas severas, incluyendo ceguera de río y elefantiasis. Destapando las primeras pruebas de una defensa natural, bacteriana contra nematodos, el trabajo de Jaenike podía pavimentar la manera para los métodos nuevos de mando del nematodo. Él proyecta investigar esa perspectiva más lejos.

Source:

University of Rochester