Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Candidatos que tienen conexión religiosa fuerte tener mejor supervivencia del poste-trasplante

Los investigadores italianos denuncian que los candidatos del trasplante del hígado que tienen una conexión religiosa fuerte tener mejor supervivencia del poste-trasplante. Este estudio también encuentra que la religiosidad-cueste lo que cueste de la causa de muerte-prolonga la vida de los individuos que experimentaron el trasplante del hígado. Las conclusión completas son accesibles en línea ahora y en la aplicación de octubre el trasplante del hígado. un gorrón publicado por Wiley-Blackwell en nombre de la asociación americana para el estudio de las enfermedades del higado (AASLD).

Mucha de la profesión médica se centra hoy en el lanzamiento de servicios, bastante que la atención a los pacientes entera que no sólo tiene en cuenta bienestar físico, pero aspectos psicológicos, sociales, y espirituales también. Aunque haya una falta de interés en la religión de la comunidad médica, los autores señalan que el 90% de la población de mundo está implicado hoy en una cierta forma de la religión o de la búsqueda espiritual. Los estudios anteriores han demostrado que la religiosidad permite que los individuos hagan frente mejor a enfermedad, y pueden incluso influenciar la progresión de la enfermedad. Además, un parte por McCullough y otros que incluyó un meta-análisis de 42 estudios (que reconocen a áspero 126.000 personas) encontró que la implicación religiosa activa aumentó las probabilidades de estar activa en la continuación en el 26%.

“Nuestro estudio probó la hipótesis que la ayuda de dios el religiosidad-buscar, teniendo fe en dios, confiando en dios, intentando discernir la voluntad de dios incluso en enfermedad-perfecciona la supervivencia de pacientes con la enfermedad del higado de la fase final que experimentó el trasplante del hígado,” explica a Franco Bonaguidi, D.Psych., y autor importante del estudio. Las personas de estudio seleccionaron a 179 pacientes que recibieron un trasplante del hígado entre enero de 2004 y diciembre de 2007, y que también terminaron el cuestionario de la religiosidad. Los participantes (129 varones y 50 hembras) tenían una edad de los ambientes de 52 años y fueron seguidos por 4 años (punto medio = 21 meses) de poste-trasplante. Indicaciones para el trasplante del hígado incluido: hepatitis viral (el 68%), enfermedad del higado alcohólica (el 17%), y hepatitis autoinmune (el 7%).

Los resultados indican que la búsqueda para el factor de dios (índice del peligro = 2,95) y el largo del retén en la Unidad de Cuidados Intensivos (1,05) fue asociado independientemente a supervivencia. Además, era el lazo personal entre el paciente y dios, sin importar el credo religioso (cristiano, musulmán, u otro) bastante que la atención formal de la iglesia que afectó positivo a supervivencia. Pues un participante descrito, “yo recuperó mi vida por la voluntad alguien hacia arriba allí… tenía gran fe en él. Esta proximidad hizo que asierra al hilo fuerte y tranquilo.”

El Dr. Bonaguidi concluyó, “nosotros encontró que una búsqueda activa para la fe del paciente de Dios- en una mayor potencia bastante que genérica destino-tenía un impacto positivo en supervivencia paciente.” Los autores advierten que este estudio se centra en una población de pacientes seriamente enferma, por lo tanto las conclusiones pueden no ser aplicables a los individuos con diversos enfermedades o grados de severidad de la enfermedad.

Source:

Wiley-Blackwell