Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Nueva investigación: La retención flúida puede explicar el riesgo de las drogas de recorridos y de ataques del corazón

La nueva investigación muestra que las medicaciones cuáles han despertado inquietudes del seguro por riesgos del ataque y del recorrido del corazón pudieron no haber conseguido la aprobación de Food and Drug Administration (FDA) si los efectos cardiovasculares de la retención flúida habían sido entendidos mejor. La retención flúida puede explicar el riesgo creciente de ataques del corazón y de recorridos de medicaciones tales como Vioxx®, Bextra®, y Avandia®.

La investigación publicada en Hemorheology clínico y la microcirculación (prensa del IOS, ISSN 1386-0291), calcula los efectos de la retención flúida sobre la velocidad del flujo de sangre y la turbulencia de la sangre que fluye. Estos cálculos demuestran que la retención flúida aumenta el riesgo de ataques y de recorridos del corazón.

Puesto que las medicaciones numerosas causan la retención flúida, las conclusión del papel tienen implicaciones a asegurarse que las drogas en el mercado son seguras. Las medicaciones para el dolor Vioxx y Bextra, y la medicación antidiabética Avandia, causan la retención flúida. Vioxx y Bextra, conocidos como inhibidores cyclo-oxygenase-2 (COX-2), fueron replegados del mercado debido a preocupaciones del seguro por ataques y recorridos del corazón, y Avandia se ha sospechado en algunos partes de aumentar el riesgo de ataques del corazón.

El autor del papel, el Roberto P. Blankfield, el Doctor en Medicina, el ms, el profesor clínico del remedio de familia en la Facultad de Medicina occidental de la universidad de la reserva del caso, y una pieza del departamento del remedio de familia en los hospitales de la universidad encajonan el centro médico, usado varias ecuaciones cardiovasculares e hidráulicas básicas para demostrar que la retención flúida es perjudicial para el sistema cardiovascular.

La retención flúida aumenta la probabilidad que la sangre fluirá en una manera turbulenta. El flujo de sangre turbulento acelera la ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias), de tal modo aumentando el riesgo de ataques y de recorridos del corazón. Muchas medicaciones causan la retención flúida, que aumenta la presión arterial en alguno, pero no toda, individuos. Los médicos se preocupan de la retención flúida si aumenta la presión arterial, pero son despreocupados cuando la presión arterial es inafectada.

“Este papel demuestra que la retención flúida es malsana porque aumenta la probabilidad que la sangre fluirá en una manera turbulenta sin importar independientemente de si la presión arterial está aumentada. Por lo tanto, las drogas que hacen a la carrocería conservar el líquido son peligrosas para el sistema cardiovascular,” dice al Dr. Blankfield.

“Si el FDA había sido consciente del riesgo cardiovascular creciente que se presenta de las drogas que causan la retención flúida, Vioxx, Bextra, y Avandia pudieron nunca haber sido aprobados. Estas conclusión pudieron estimular el FDA para alterar algunos de sus planes de acción actuales,” él continúan. “Los cálculos en este papel pudieron también ayudar a fabricantes farmacéuticos a revisar las drogas para su riesgo cardiovascular en un primero tiempo en el proceso de desarrollo de la droga.”

Los problemas de seguro cardiovasculares con Avandia han incitado el FDA para requerir la verificación del seguro cardiovascular para las nuevas medicaciones antidiabéticas. Es opinión del Dr. Blankfield que no va esta reacción por el FDA suficientemente lejos.

“Basó sobre los cálculos en el manuscrito, el FDA debe requerir la verificación del seguro cardiovascular para todas las medicaciones, viejo así como nuevo, que causan la retención flúida,” dice al Dr. Blankfield. Varias medicaciones antidiabéticas más viejas causan la retención flúida, incluyendo la insulina y los sulfonylureas (glyburide, glipizide, glimerperide). El papel sugiere que tuviera más sentido de escudriñar estas medicaciones antidiabéticas más viejas para el seguro cardiovascular que escudriñar medicaciones antidiabéticas más nuevas, tales como saxagliptin, que no causan la retención flúida.
Las medicaciones adicionales en el mercado que causan la retención flúida incluyen actualmente COX-2 el inhibidor Celebrex®, las drogas antiinflamatorias no-esteroidales no selectivas (ibuprofen, conocido como Advil®, Motrin®) y algunas medicaciones de la anti-captura (Neurontin®, Lyrica®, Tegretol®).

La retención flúida aumenta la presión arterial en algunos individuos, aumenta el volumen de recorrido (la cantidad de sangre que es expulsada por el corazón con cada contracción) en otros, y causa el edema (hinchazón). Una cierta presión arterial que baja medicaciones también aumenta el edema del volumen y de la causa de recorrido pero previene ataques y recorridos del corazón cuando está utilizada para tratar la hipertensión. Según el Dr. Blankfield, tendría sentido para que las empresas farmacéuticas sean prudente sobre traer las drogas para comercializar esa retención flúida de la causa pero hace no tensión arterial baja.

Él agrega que puede ser posible reducir o neutralizar el riesgo cardiovascular creciente que ocurre como resultado de la retención flúida simple usando un diurético. Por lo tanto, los pacientes pueden poder utilizar con seguridad medicaciones tales como Vioxx, Bextra, y Avandia si utilizan simultáneamente una píldora del agua.

El análisis matemático realizado por el Dr. Blankfield tiene implicaciones para la salud pública y el seguro que extiendan más allá de medicaciones. Porque el cloruro de sodio (sal de tabla) causa la retención flúida, él los aumentos probables el riesgo de ataques y de recorridos del corazón. Puesto que es un aditivo alimenticio, sería apropiado que el FDA dirija el peligro del cloruro de sodio consumidor. Sería posible categorizar las comidas tramitadas basadas sobre si tienen un contenido en sal inferior o alto. El FDA podría asignar que por mandato las comidas tramitadas con un alto contenido en sal etiqueta con un cuidado simple: Basado sobre la cantidad de cloruro de sodio (sal) en esta comida, la consumición de este producto aumenta el riesgo de ataques y de recorridos del corazón.

En resumen, si el análisis matemático del Dr. Blankfield refleja exacto los funcionamientos del sistema cardiovascular, los fabricantes farmacéuticos pueden poder determinar el riesgo cardiovascular de drogas utilizando principios de base de la hemodinámica y de la hidráulica; el FDA puede poder asegurar el seguro cardiovascular de todas las drogas asignando que por mandato los fabricantes farmacéuticos obtienen datos detallados sobre esas drogas que causen la retención flúida pero lo hacen no tensión arterial baja; y para las drogas que tienen efectos beneficiosos pero también cause la retención flúida, él puede ser posible para que los pacientes utilicen con seguridad estas drogas si utilizan simultáneamente una píldora del agua.

Source:

 Case Western Reserve University School of Medicine