Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La proteína Wnt1 puede perfeccionar la función de las células endoteliales del progenitor

La circulación a través de la circulación sanguínea de cada ser humano es un tipo raro y potente de la célula, una que pueda crear real los nuevos vasos sanguíneos para sobrepasar los bloqueos que causan ataques del corazón y enfermedad periférica de la arteria. Aunque todo el mundo tiene estas células - células endoteliales llamadas del progenitor - son a menudo disfuncionales en enfermedad vascular propensa de la gente.

Ahora los investigadores en la universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill han descubierto que una molécula - Wnt1 llamado - puede perfeccionar la función de las células endoteliales del progenitor, aumentando el flujo de sangre a los órganos que habían sido cortados previamente de la circulación. El encontrar podía aumentar las juicios clínicas que probaban ya estas células potentes en los pacientes hospitalizados con fallo cardiaco.

“La premisa de estas juicios es que estas células suministrarán el órgano isquémico los nuevos vasos sanguíneos y permitirán que funcione el órgano dañado mejor,” dijo DEB mayor de Arjun autor, Doctor en Medicina del estudio, profesor adjunto del remedio en la Facultad de Medicina de UNC. “Pero porque usted está aislando estas células de los pacientes ellos mismos, usted sabe que las células son disfuncionales -- la aproximación casi se estropea tan desde el principio. Queremos ver cómo podemos perfeccionar la función de estas células así que pueden hacer su trabajo mejor.”

El estudio, publicado el 14 de febrero de 2011 en línea, en el gorrón de FASEB (federación de las sociedades americanas para la biología experimental), es el primer para mostrar que Wnt1 la proteína, uno de una familia de 19 tales moléculas, puede estimular la formación del vaso sanguíneo.

Varios estudios en los últimos años han sugerido que los genes que desempeñan un papel importante durante el revelado temprano y consiguen “apagados” durante edad adulta pueden también conseguir “girados” o expresados otra vez en respuesta a daño, tal como ataque del corazón.

El DEB, que estudia la familia de Wnt de genes de desarrollo, observaba para considerar si ningunas de sus piezas siguen esta misma configuración. Él encontró que un gen particularmente, Wnt1, fue expresado durante el revelado de los vasos sanguíneos, apagado durante edad adulta y después re-expresado en angiosarcoma, un cáncer de células endoteliales.

El DEB quiso considerar qué suceso si él puso la proteína Wnt1 en las células endoteliales humanas del progenitor. Él encontró que eso tratar estas células especiales con Wnt1 no sólo grandemente aumentó su función pero también su número. Después, el DEB y sus colegas investigaron qué efecto tendría la proteína en un modelo del ratón de la enfermedad periférica de la arteria, una enfermedad en seres humanos causaron por el flujo de sangre disminuido a las extremidades. Encontraron que eso tratar estos animales con una única inyección de la proteína Wnt1 dio lugar a aumento de casi tres dobleces en flujo de sangre en las áreas afectadas.

“Encontramos que Wnt1 es una molécula proangiogenic nueva, algo antes del cual nunca se ha mostrado,” dijimos el DEB. “Nos da esperanza esa inyección de la proteína Wnt1 -- o moléculas que estimulan el camino de la transmisión de señales Wnt1 -- en tejidos isquémicos en seres humanos podía perfeccionar el flujo de sangre y afirmar un efecto terapéutico.”

Aproximadamente 1 en 4 muertes en adultos en los E.E.U.U. es secundario a la enfermedad cardíaca y tanto pues el 15 por ciento de americanos envejece 65 y más viejo tenga enfermedad periférica de la arteria. En el futuro, el DEB proyecta utilizar sus conclusión para determinar tales pequeños moléculas o candidatos de la droga que podrían invertir la disfunción endotelial de la célula del progenitor observada en tan muchos pacientes con enfermedad vascular.

Source:

University of North Carolina