El estudio confirma la D-penicilamina y el trientine efectivos contra la enfermedad de Wilson

Los resultados del primer análisis retrospectivo Europeo-ancho presentado hoy en el hígado internacional CongressTM han mostrado que la D-penicilamina y el trientine continúan ser tratamientos efectivos, proveyendo de tasas de supervivencia positivas en pacientes la enfermedad de Wilson libremente de un trasplante del hígado.

La enfermedad de Wilson es un desorden genético raro del almacenamiento en el cual el cobre no es excretado por la carrocería efectivo, llevando a exceso de aumento, de insuficiencia hepática y de daño de cobre al cerebro (problemas neurológicos). Por todo el mundo la condición, influencias aproximadamente una en 30.000 personas. Si no tratado, la enfermedad de Wilson puede ser crónico debilitante y peligrosa para la vida. Mientras que las pautas actuales recomiendan el uso de los agentes quelantes (D-penicilamina, trientine) como primero forran la terapia de pacientes sintomáticos, los regímenes de tratamiento óptimos deben todavía ser establecidos.

En este estudio ficticio multicentro retrospectivo los resultados a largo plazo del tratamiento con la D-penicilamina y el trientine fueron revisados en 347 pacientes con la condición. Los cambios de la medicación eran comunes en ambos grupos y fueron resultados en un total de 467 tratamientos analizados (la D-penicilamina)

Daniela Prati, el miembro del comité de EASL y presidente científicos del comité de la prensa comentaron: “No sólo hace esta demostración del estudio que ambos tratamientos son opciones efectivas para los pacientes con esta condición rara y a menudo debilitante, pero también está animando para considerar cómo los países europeos pueden trabajar juntos y los datos de intercambio que es extremadamente valiosa a la mejor práctica de la guía y evaluar regímenes de tratamiento existentes. La investigación sobre enfermedades del higado raras presenta interés notable.”

“Hasta la fecha, un número muy limitado de drogas para estas condiciones se comercializa, dejando a la mayoría de enfermedades raras sin ningún tratamiento efectivo. La investigación en enfermedades raras y vulcanizaciones posibles necesita ser animada fuertemente.”