Las ayudas del estudio explican porqué las comidas grasas son complicit en avance de peso

Los estudios recientes han revelado las patatas fritas y las patatas fritas para ser los contribuidores peores al avance de peso - y con buena razón. ¿Usted se ha preguntado nunca porqué usted no puede comer apenas una viruta o una única fritada? No es apenas los hidratos de carbono culpables.

Los investigadores Daniela Piomelli, Nicholas DiPatrizio y colegas de Uc Irvine encontraron que las grasas en estas comidas las hacen casi irresistibles y accionan un mecanismo biológico asombrosamente ese las impulsiones probables nuestro comportamiento glotón. ¿El culpable evidente? Natural marijuana-como las substancias químicas en la carrocería llamó endocannabinoids.

En su estudio, las personas de Piomelli descubrieron que cuando las ratas probaban algo graso, las células en su tripa superior comenzaron a producir endocannabinoids. Los azúcares y las proteínas, los investigadores conocidos, no tenían este efecto.

El proceso comienza en la lengüeta, donde las grasas en comida generan una señal que los viajes primero al cerebro y entonces a través de un manojo del nervio llamaron el nervio vago a los intestinos. Allí, la señal estimula la producción de endocannabinoids, que inicia una onda irruptiva en la transmisión de señales de la célula que incita la admisión insensible de comidas grasas, Piomelli dijo, probablemente iniciando la baja de las substancias químicas digestivas conectadas al hambre y a la saciedad que nos obligan a que comamos más.

“Ésta es la primera demostración que la transmisión de señales del endocannabinoid en la tripa desempeña un papel importante en consumo de grasa de regulación,” agregó la silla de Louise Turner Arnold en las neurologías y el profesor de la farmacología.

Los resultados del estudio aparecen esta semana en la edición en línea de procedimientos de la National Academy of Sciences.

Piomelli dijo que de un punto de vista evolutivo, hay una necesidad que obliga de animales de consumir las grasas, que son escasas en naturaleza pero cruciales para el funcionamiento apropiado de la célula. En sociedad humana contemporánea, sin embargo, las grasas son fácilmente disponibles, y la impulsión natural para comer las comidas grasas lleva a la obesidad, a la diabetes y al cáncer.

Las conclusión sugieren que puede ser que sea posible contener esta tendencia obstruyendo actividad del endocannabinoid - por ejemplo, usando las drogas que “estorbe” los receptores del cannabinoid. Puesto que estas drogas no necesitarían entrar en el cerebro, no deben causar los efectos secundarios centrales - ansiedad y depresión - vistos cuando la transmisión de señales del endocannabinoid se ciega en el cerebro, Piomelli observaron.

El director de la escuela de UCI del centro del remedio para el descubrimiento y el revelado, Piomelli de la droga es uno de los investigadores destacados del mundo en endocannabinoids. Su trabajo innovador está mostrando que este sistema se puede apuntar por los nuevos tratamientos para la ansiedad, la depresión y la obesidad.