Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio muestra ventajas del desecho de la cebolla en salud humana

Más de 500.000 toneladas de desecho de la cebolla se lanzan de distancia en la unión europea cada año. Sin embargo, los científicos dicen que esto podría tener un uso como ingredientes alimentarios. La piel marrón y las capas externas son ricas en fibra y flavonoides, mientras que los bulbos desechados contienen composiciones y fructans sulfúreos. Todas estas substancias son beneficiosas a la salud.

La producción de desecho de la cebolla ha subido durante últimos años conforme a la demanda creciente para estos bulbos. Más de 500.000 toneladas de desecho se generan en la unión europea cada año, sobre todo en España, Holanda y el Reino Unido, en donde se ha convertido en un problema ambiental. El desecho incluye la piel marrón seca, las capas exteriores, las raíces y los tallos, así como las cebollas que no son bastante grandes ser de uso comercial, o las cebollas se dañan que.

“Una solución podría ser utilizar el desecho de la cebolla como fuente natural de ingredientes con alto valor funcional, porque esta verdura es rica en las composiciones que ofrecen las ventajas para la salud humana”, Vanesa Benítez, investigador en el departamento de la química agrícola en la universidad autónoma de Madrid (España), informa SINC.

El grupo de la investigación de Benítez trabajó con los científicos de la universidad de Cranfield (Reino Unido) para realizar experimentos del laboratorio para determinar las substancias y las aplicaciones posibles de cada parte de la cebolla. Los resultados se han publicado en los fortalecedores de plantas del gorrón para la nutrición humana.

Según el estudio, la piel marrón se podría utilizar como ingrediente funcional arriba en la fibra dietética (principalmente el tipo insoluble) y las composiciones fenólicas, tales como quercetina y otros flavonoides (metabilitos de la instalación con las propiedades medicinales). Las dos capas carnudas exteriores de la cebolla también contienen la fibra y los flavonoides.

La “consumición de la fibra reduce el riesgo de sufrimiento de la enfermedad cardiovascular, denuncias gastrointestinales, cáncer de colon, tipo-2 diabetes y la obesidad”, el investigador señala.

Las composiciones fenólicas, mientras tanto, ayudan a prevenir enfermedad coronaria y a tener propiedades anti-carcinógenas. Los niveles de estas composiciones en la piel seca y las capas exteriores de los bulbos también les dan alta capacidad antioxidante.

Mientras tanto, los investigadores sugieren el usar de las piezas internas y de las cebollas enteras que se lanzan de distancia como fuente de fructans y de composiciones sulfúreas. Fructans es prebiotics, es decir tienen efectos sobre la salud beneficiosos mientras que estimulan selectivamente el incremento y la actividad de bacterias en el colon.

Las composiciones sulfúreas reducen la acumulación de plaquetas, perfeccionando el flujo de sangre y la salud cardiovascular en general. También tienen un efecto positivo sobre sistemas antioxidantes y antiinflamatorios en mamíferos.

“Los resultados muestran que sería útil separar las diversas partes de cebollas producidas durante el proceso industrial”, explican Benítez. “Esto les permitiría ser utilizada como fuente de las composiciones funcionales que se agregarán a otros productos alimenticios”.

Source:

Autonomous University of Madrid