Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo dispositivo puede producir resultados diagnósticos sangre-basados en minutos

Probado con éxito en Rwanda, el mChip diagnostica enfermedades infecciosas como el VIH y la sífilis en las cabeceras de los pacientes; el nuevo dispositivo podía aerodinamizar la sangre que probaba por todo el mundo

Samuel K. Sia, profesor adjunto de la ingeniería biomédica en Columbia que dirigía, ha desarrollado una estrategia innovadora para un diagnóstico microfluidic-basado integrado dispositivo-en efecto, laboratorio-en-uno-viruta-que puede realizar análisis complejos del laboratorio, y hace tan con tal simplicidad que estas pruebas se pueden realizar en las regiones más alejadas del mundo. En un papel publicado en remedio de la naturaleza en línea el 31 de julio, Sia presenta los primeros resultados publicados del campo en de cómo la manipulación del microfluidics-the de pequeñas cantidades líquido-y de nanoparticles se puede leveraged con éxito para producir un dispositivo diagnóstico barato funcional en fijaciones recurso-limitadas extremas.

Sia y sus personas realizaron la prueba en Rwanda durante los cuatro años pasados en colaboración con la escuela del cartero de Columbia de la salud pública y tres organizaciones no gubernamentales locales en Rwanda, apuntando a centenares de pacientes. Su dispositivo, conocido como mChip (viruta microfluidic movible), requiere solamente un pinchazo minúsculo del dedo de la sangre, efectivo incluso para un recién nacido, y dar-en menos de 15 resultados objetivos minuto-cuantitativos que no estén conforme a la interpretación del utilizador. Esta nueva tecnología reduce importante el tiempo entre los pacientes de la prueba y tratarlos, ofreciendo a trabajadores médicos en los resultados del campo que son mucho más fáciles de leer en un mucho más barato. Los nuevos diagnósticos baratos como el mChip podían revolucionar asistencia médica en todo el mundo.

“Hemos dirigido un dispositivo tarjeta-clasificado haber disponible que puede producir resultados diagnósticos sangre-basados en minutos,” dijimos a Sia. “La idea es hacer una clase grande de las pruebas diagnósticas accesibles a los pacientes en cualquier fijación en el mundo, bastante que forzándolos para ir a una clínica a drenar sangre y después a esperar los días sus resultados.”

El laboratorio de Sia en dirigir de Columbia ha desarrollado los dispositivos en colaboración con Claros Diagnostics Inc., un lanzamiento capital-retrocedido empresa del mChip que Sia cofundó en 2004. (La revista de la tecnología del MIT ha nombrado a la compañía recientemente como una de las 50 compañías más innovadoras en el mundo.) El microchip dentro del dispositivo se forma a través del moldeo a presión y lleva a cabo formas miniatura de tubos de ensayo y de substancias químicas; el costo de la viruta es cerca de $1 y el instrumento entero cerca de $100.

Sia espera utilizar el mChip para ayudar a mujeres embarazadas en Rwanda que, mientras que pueden sufrir de SIDA y de enfermedades de transmisión sexual, no se pueda diagnosticar con ninguna certeza porque viven demasiado lejos de una clínica o de un hospital con un laboratorio. La “diagnosis de enfermedades infecciosas es muy importante en el mundo en vías de desarrollo,” dijo a Sia. “Cuando usted está en estos pueblos, usted puede tener las drogas para muchos STDs, pero usted no conoce a quién para dar tratamientos, así que el reto baja realmente a los diagnósticos.” Una versión del mChip que prueba para el cáncer de próstata también ha sido desarrollada por diagnósticos de los claros y fue aprobada en 2010 para el uso en Europa.

El trabajo de Sia también se centra en desarrollar las nuevas herramientas de alta resolución para controlar los ambientes extracelulares alrededor de las células, para estudiar cómo obran recíprocamente para formar tejidos y órganos humanos. Su laboratorio utiliza técnicas de varios diversos campos, incluyendo la bioquímica, la biología molecular, el microfabrication, el microfluidics, la química de los materiales, y la biología de la célula y del tejido.