Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores pudieron haber resuelto rompecabezas de 100 años para abrir y para cerrar con seguridad la barrera hematoencefálica

Los investigadores de la Universidad Cornell pudieron haber resuelto un rompecabezas de 100 años: Cómo abrir y cerrar con seguridad la barrera hematoencefálica de modo que las terapias para tratar la enfermedad de Alzheimer, la esclerosis múltiple y cánceres del sistema nervioso central pudieran ser entregadas efectivo. (Gorrón de la neurología, de sept. el 14 de 2011.)

Los investigadores encontraron esa adenosina, una molécula producida por la carrocería, pueden modular el asiento de moléculas grandes en el cerebro. Por primera vez, los investigadores descubrieron que cuando los receptores de la adenosina se activan en las células que comprenden la barrera hematoencefálica, un Gateway en la barrera hematoencefálica puede ser establecido.

Aunque el estudio fuera hecho en ratones, los investigadores también han encontrado los receptores de la adenosina en estas mismas células en seres humanos. También descubrieron que una droga aprobada por la FDA existente llamó Lexiscan, una droga adenosina-basada usada en proyección de imagen del corazón en pacientes muy enfermos, pueden también abrir abreviadamente el Gateway a través de la barrera hematoencefálica.

La barrera hematoencefálica se compone de las células especializadas que componen los vasos sanguíneos del cerebro. Evita selectivamente que las substancias entren en la sangre y el cerebro, permitiendo solamente las moléculas esenciales tales como los aminoácidos, el oxígeno, la glucosa y el agua a través. La barrera es tan restrictiva que los investigadores no podrían encontrar una manera de entregar las drogas al cerebro - hasta ahora.

“El obstáculo más grande para cada enfermedad neurológica es que no podemos tratar estas enfermedades porque no podemos entregar las drogas en el cerebro,” dijimos a Margaret Bynoe, profesor adjunto de la inmunología en la universidad de Cornell de la veterinaría y el autor mayor del que aparece de sept. de papel 14 en el gorrón de la neurología. Aaron Carman, socio postdoctoral anterior en el laboratorio de Bynoe, es el autor importante del papel. El estudio fue financiado por los institutos de la salud nacionales.

Las “compañías farmacéuticas grandes han estado intentando por 100 años descubrir cómo atravesar la barrera hematoencefálica y todavía mantener a los pacientes activos,” dijo a Bynoe, que con los colegas han patentado las conclusión y han comenzado una compañía, Adenios Inc., que estarán implicados en la prueba de la droga y juicios preclínicas.

Los investigadores han intentado entregar las drogas al cerebro modificándolas así que atarían a los receptores y al “transporte por ferrocarril” sobre otras moléculas a conseguir a través de la barrera, pero hasta ahora, este proceso de la modificación lleva a la eficacia perdida de la droga, Bynoe dijo.

“Utilizar los receptores de la adenosina parece ser un Gateway generalizado a través de la barrera,” ella agregó. “Estamos capitalizando en ese mecanismo para abrir y para cerrar el Gateway cuando queremos a.”

En el papel, los investigadores describen con éxito el transportar de las macromoléculas tales como los dextranos y los anticuerpos grandes en el cerebro. “Quisimos ver el fragmento al cual podríamos conseguir las moléculas grandes hacia adentro y si hubiera una restricción en talla,” Bynoe dijimos.

Los investigadores también entregaron con éxito un anticuerpo amiloideo anti-beta a través de la barrera hematoencefálica y lo observaron el atar al beta-amiloide de las placas que causan a Alzheimer en un modelo transgénico del ratón. El trabajo similar se ha iniciado para tratar la esclerosis múltiple, donde los investigadores esperan apretar la barrera bastante que abierta él, para evitar que las células inmunes destructivas incorporar y causen enfermedad.

Aunque haya muchos antagonistas conocidos (las drogas o las proteínas que ciegan específicamente la transmisión de señales) para los receptores de la adenosina en ratones, el trabajo futuro intentará determinar tales drogas para los seres humanos.

Los investigadores también proyectan explorar la entrega de los medicamentos para el cáncer del cerebro y entender mejor la fisiología detrás de cómo los receptores de la adenosina modulan la barrera hematoencefálica.