Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Síntomas comunes del desorden que introduce pediátrico

El abastecimiento a un niño que sea un comedor criticón es como ser cocinero de breve plazo: caótico. El Dinnertime se convierte en una zona de guerra, llevando a las batallas desesperadas de combate sobre verduras y macarrones con queso.

La consumición criticona es tan normal como el insignificante-entrenamiento, una derecha del pasaje en el revelado de la niñez. Las papilas gustativas se desarrollan y las preferencias de la comida se despliegan en estos años. Incluso el mejor de padres puede tener un rato difícil el conseguir de su niño comer. De hecho, la consumición criticona es uno de los acontecimientos mas comunes de niños, pasado a menudo pues el niño alcanza adolescencia. Pero si las costumbres alimenticias inhiben procesos de desarrollo y físicos normales del incremento, podría ser algo mucho más severa - un desorden que introducía pediátrico.

“La diferencia entre un comedor quisquilloso y un niño con un desorden que introduce es el impacto que las costumbres alimenticias tienen en una salud física y mental del niño,” Peter Girolami, Ph.D., director clínico del programa pediátrico de los desordenes que introduce en el instituto de Kennedy Krieger en Baltimore, Maryland - un programa de cabeza que era uno el primer de su clase en los Estados Unidos y del más grande del mundo para tratar desordenes que introducían pediátricos.

Los desordenes que introducen pediátricos son mas comunes que la mayoría piensan, afligiendo al hasta 10 por ciento de todos los niños y niños, según la literatura publicada. Los niños clasificados como teniendo un desorden que introduce no consumen suficiente calorías y alimentos para ascender incremento y el revelado sanos. Es importante distinguir entre un comedor criticón, que puede consumir un reservado pero la dieta todavía de alimentación, de un niño que consuma, por ejemplo, solamente tres a cuatro los tipos de comidas, eliminando los grupos de alimentos enteros y comprometiendo incremento sano.

Los síntomas comunes de un desorden que introduce pediátrico son:
•Un cambio precipitado en los hábitos alimentarios que duran más de largo de 30 días
•El revelado demorado del equipo de la habilidad necesario a la alimentación del uno mismo o consume texturas más altas
•Peso-baja o falla de ganar el peso apropiado
•Obstrucción/que tose durante comidas
•Fatiga inexplicada, baja de la energía
•Comportamiento disruptivo durante hora de comer

Los desordenes que introducen no son todos crearon el igual. Algunos niños pueden tener aversiones a los grupos de alimentos o las ciertos texturas y colores, mientras que otros faltan las habilidades uno mismo-alimentación o basura para comer cualquier comida en absoluto. El surtido de comportamientos que constituyan un problema que introduce varía de niño al niño e incluye girar de la denegación de la comida (e.g., griterío, principal, punta fuera la comida, los utensilios que lanzan, el empaque o la comida de la explotación agrícola en boca, la agresión, y salir del asiento), el toser/amordazando, y vomitando. Muchos niños con desordenes que introducen también sufren de una condición médica, del comportamiento o psicológica seria que pueda contribuir al inicio del desorden que introduce - el 30 por ciento de niños con retrasos del revelado tiene dificultad el introducir en algún momento durante su niñez. Otras dolencias comunes que se asocian a desordenes que introducen incluyen las alergias del enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD), alimentarias, el cáncer, y complicaciones del nacimiento prematuro. Los niños que experimentan las cirugías sin relación a la comida pueden también desarrollar problemas que introducen, pues los tubos que introducen pueden lanzarlos de carril.

El diagnóstico precoz y el tratamiento es extremadamente importantes cuando se trata de desordenes que introducen. Cuanto más de largo se deja no tratado, cuanto más complejo puede convertir-en los casos extremos, niños puede incluso requerir ayuda del tubo que introduce. Los desordenes que introducen pueden también llevar a las complicaciones serias de deficiencias alimenticias tales como anemia. Los niños subalimentados están también en riesgo de retrasos de desarrollo incluyendo la incapacidad para arrastrarse, para recorrer y para hablar, que podrían llevar a oral, motor y los problemas sensoriales.

Puesto que no hay causa común o síntoma que son característicos de todos los desordenes que introducen pediátricos, cada caso es único con retos diversos al tratamiento efectivo. Las acciones recíprocas biológicas y sociales necesitan ser dirigidas individualmente para cada niño durante diagnosis y al desarrollar un programa de tratamiento apropiado. El programa pediátrico de los desordenes de Kennedy que introduce Krieger toma una aproximación interdisciplinaria. Personas de profesionales con experiencia en muchas especialidades - de líderes en pediatría al trabajo del comportamiento de la patología de la psicología y de discurso junto para ayudar a cada niño a modificar comportamiento, habilidades de motor de la estructura y a tratar dolencias asociadas.

“No es ajustes de una uno-talla todo el modelo,” insiste al Dr. Girolami. “Nuestras personas de profesionales de cabeza dirigen las muchas causas de desordenes que introducen y de sus complicaciones asociadas así que podemos dar el niño y a la familia el mejor cuidado disponible.”

Source:

 Kennedy Krieger Institute