Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las juicios clínicas de la fase I revelan la eficiencia inmune de la vacuna preventiva de MVA-B contra el VIH

Las juicios clínicas de la fase I desarrolladas por el Consejo de Investigación científico superior español (CSIC) así como el hospital de Gregorio Marañón en Madrid y el hospital de Clínic en Barcelona, revelan la eficiencia inmune de la vacuna preventiva de MVA-B contra el virus de la inmunodeficiencia de ser humano (HIV). el 90% de los voluntarios que pasaron a través de las pruebas desarrollaron una reacción inmunológica contra el virus y el 85% ha guardado esta reacción por lo menos un año. El seguro y la eficiencia de este tratamiento se han descrito en los artículos para la vacuna y el gorrón de los alimentadores de la ciencia de la virología.

El éxito de esta vacuna, la patente de CSIC, se basa en la capacidad del sistema inmune del ser humano para aprender cómo reaccionar en un cierto plazo contra partículas del virus y células infectadas. La “vacuna de MVA-B ha demostrado ser tan potente como cualquier otra vacuna que es estudiada actualmente, o aún más”, dice a Mariano Esteban, el investigador principal del centro nacional de Biotech de CSIC.

En 2008, MVA-B mostró ya eficacia muy alta en ratones así como grapas de macaque contra el virus de la inmunodeficiencia de simio (SIV). Debido a ella es la reacción arriba inmunológica en seres humanos, juicios de la clínica de la fase I conducto con los voluntarios infectados VIH, para probar su eficiencia como vacuna terapéutica.

Los orígenes del arma

En 1999, el equipo de la investigación de Esteban comenzó a trabajar en el revelado y los estudios preclínicos de MVA-B, que el nombre viene de su composición, basados en el virus de la vacuna modificado de Ankara. MVA-B es un virus atenuado, que se ha utilizado ya en el pasado para suprimir viruela, y también como modelo en la investigación de muchas otras vacunas. El “b” representa el subtipo que se significa para trabajar contra, el más común del VIH de Europa.

El revelado de MVA-B se basa en la inserción de cuatro genes del VIH (mordaza, político, Nef y ENV) en la serie genética de Vaccina. Un sistema immunitary sano puede reaccionar contra MVA.

Por otra parte, los genes insertados del VIH en su DNA no son la uno mismo-réplica capaz, que garantiza el seguro de la juicio clínica.

30 voluntarios sanos participaron en esta juicio clínica. 24 de ellos fue tratado con MVA-B, mientras que los otros 6 fueron tratados con un placebo, después de un método de pruebas de doble anonimato. 3 dosis de la vacuna fueron dadas vía la ruta intramuscular en las semanas 0, 4 y 16. Los efectos fueron estudiados en sangre periférica hasta que la juicio terminara el la semana 48.

Batallón del combate

La inoculación de la vacuna en un voluntario sano se piensa para entrenarle es sistema inmune para descubrir y para aprender cómo combate esos componentes del virus. Según Esteban “es como mostrar un retrato del VIH de modo que pueda reconocerlo si lo ve otra vez en el futuro”.

Los linfocitos T y B son las células principales en este experimento, los soldados responsable de descubrir las substancias no nativas en la carrocería y de enviar los coordenadas de la derecha para destruirlos.

“Nuestra carrocería es completa de linfocitos, cada uno de ellos programó para luchar contra un diverso patógeno” dice Esteban. Por esa razón “entrenamiento es necesario cuando implica un patógeno, como el VIH uno, que no se puede derrotar naturalmente”.

Los linfocitos B son responsables de la inmunorespuesta humoral, produciendo los anticuerpos que atacan las partículas del VIH antes de que penetren e infecten la célula, anclándose a la estructura externa y cegándolos. los 48.os análisis de sangre de la semana revelan el 72,7% de los anticuerpos específicos tratados del asimiento de los voluntarios contra el VIH.

En el otro lado, la inmunorespuesta de la célula del mando de los linfocitos T, responsable de descubrir y de destruir el VIH infectó las células. Para verificar su reacción de la defensa a la vacuna, la producción de proteína immunitary gamma del interferón fue medida.

Las pruebas se realizaron en la 48.a semana, 32 semanas después de la inoculación pasada de la vacuna, muestran que la producción de los linfocitos T CD4+ y CD8+ del grupo vacunado es el 38,5% y el 69,2%, respectivamente, mientras que tirante en el 0% en el grupo de mando.

Acción en varios frentes

Además de gamma del interferón, otras proteínas inmunes (los cytokines y los chemokines) son producidas por la carrocería cuando la presencia de un patógeno se descubre. Cada uno de estas proteínas tiende a atacar un diverso frente enemigo. Cuando la acción de la defensa de los linfocitos de T puede generar varias de estas proteínas se llama una acción del polyfunctional. El investigador de CSIC agrega “la importancia del polyfunctionality tiene que hacer con la capacidad de patógeno para desarrollar resistencia a los ataques de los sistemas inmunes. Cuanto más alto es el polyfunctionality, más inferior es la resistencia”.

El espectro de la defensa de los linfocitos de T en temas vacunados fue medido basó en la producción de 3 otras proteínas immunitary. Las pruebas indican que la vacuna genera hasta 15 tipos del linfocito T CD4+ y de poblaciones de CD8+. los 25% de tipo de CD4+ y el 45% de tipo de CD8+ pueden producir proteínas dos o más diversos, probando su polyfunctionality.

Veteranos de guerra

Para que una vacuna se haga realmente efectiva, además de su capacidad de la defensa del sistema inmune, generando una reacción duradera contra los ataques futuros es la llave. Con este fin, la carrocería necesita poder guardar un nivel básico de linfocitos de la memoria T. Estos linfocitos, generados después de que un primer ataque el patógeno, sea los soldados de veterano, que pueden circular la carrocería por años, preparado para responder a la incursión de un nuevo enemigo.

los 48.os análisis de sangre de la semana se ejecutaron en temas vacunados muestran sobre el 50% de CD4+ y los linfocitos de CD8+ eran linfocitos de la memoria T en el 85% de los pacientes que guardaron una inmunorespuesta a este punto de las juicios.

En el opinión “perfil inmune de Esteban de MVA-B cumple, inicialmente, los requisitos para una vacuna prometedora del VIH”. MVA-B no es capaz de quitar el virus de la carrocería como una vez que se infecta una célula, los datos genéticos de los virus es integrado y replegado con la célula. Sin embargo, la inmunorespuesta inducida por la vacuna podría guardar el virus bajo mando, “si el virus incorpora la carrocería e intenta convertirse en una célula, el sistema inmune está lista para desactivar el virus y para destruir la célula infectada”.

Según el investigador de CSIC: “Si este cóctel genético pasa la fase II y la fase III las juicios futuras de la clínica, y la hace en la producción, en el futuro el VIH podría ser comparado al virus de herpes hoy en día”. El virus no causaría una enfermedad más y se convirtió en una infección crónica de menor importancia, que mostraría solamente sus efectos en un decorado inferior de la defensa, con un perfil contagioso mucho más inferior.