MRI funcional ilumina las redes del cerebro activadas por el movimiento

Afligen a las 300.000 personas estimada en Norteamérica con la distonía, un desorden caracterizado por una baja progresiva del mando de motor. Los pacientes con distonía generalizada atacan con los espasmos del músculo involuntario que llevan a torcerse incontrolado y a girar en posturas torpes, a veces dolorosas. Aunque la cognición, la inteligencia y la vida sean a menudo normales, el desorden puede tener un impacto devastador en calidad de vida, pues sus víctimas luchan con frecuencia para realizar actividades simples de la vida diaria.

En la universidad los hospitales (UH) encajonan al instituto neurológico del centro médico, un equipo de investigación está utilizando la tecnología de la imagen avanzada para explorar la red compleja de la actividad cerebral referente al movimiento en temas sanos y en pacientes con distonía. “Normalmente, MRI se utiliza para ofrecer una imagen de la estructura del cerebro,” dice a Benjamin L. Gualterio, Doctor en Medicina, director médico, programa profundo del estímulo del cerebro, centro médico del caso del UH, y el profesor adjunto de la neurología, encajona la Facultad de Medicina occidental de la universidad de la reserva. “MRI funcional [fMRI] se aprovecha del artefacto que es creado por el flujo de sangre y la oxigenación de la sangre. El nivel de oxigenación se correlaciona altamente con actividad de los nervios en las mismas regiones, así que podemos ver qué partes del cerebro se están utilizando.”

La investigación actual del Dr. Gualterio explora dos ámbitos fundamentales: la naturaleza de la actividad cerebral en pacientes con distonía, y cómo eso difiere de actividad en temas normales; y entendiendo cómo profundamente el estímulo del cerebro (DBS), un tratamiento marginal para los pacientes seleccionados de la distonía, trabaja para callar los espasmos involuntarios. Tratar distonía con DBS implica la colocación de electrodos en el segmento interno del pallidus del globus, una estructura subcortical también apuntada en el tratamiento de DBS de la enfermedad de Parkinson, temblor esencial y desorden obsesivo. “En desordenes tales como Parkinson y temblor esencial, cuando usted gira el estimulador hay una ventaja bastante rápida,” el Dr. Gualterio explica. “Que no es el caso con distonía - perfecciona despacio durante un largo periodo del tiempo, seis meses o más de largo. Tan hay más de un efecto neuroplastic que esté implicado probablemente en el mecanismo de DBS.”

El escenario inicial de la investigación del Dr. Gualterio implica usando fMRI para observar que la actividad cerebral en temas sanos y en los pacientes con distonía que no han recibido DBS implanta.

“Estamos observando para examinar cómo la información sensorial y del motor se maneja en el cerebro en pacientes con distonía. La distonía es obviamente un desorden de movimiento, pero hay muchas pruebas que la integración de la información sensoriomotora es disfuncional.”

El equipo de investigación eligió estudiar la orientación espacial de sus temas - el sentido de cómo sus propios limbos se orientan en espacio - “porque ése está muy cercano al movimiento, y usted consigue la reacción directa sobre la posición común cuando usted mueve un limbo.”

Usando un pequeño dispositivo que vibre sobre un tendón de la muñeca, los investigadores inducen una ilusión del movimiento (la opinión falsa que la muñeca del tema esté doblando) y examinan las imágenes resultantes del fMRI.

“En nuestros pacientes normales, estamos viendo que la corteza de motor y la porción del motor de los ganglios básicos y el striatum posterior están implicados,” notas del Dr. Gualterio. “En nuestros pacientes distónicos, buscaremos cambios en cómo se está manejando la entrada propioceptiva. Estamos esperando descubrir dónde la señal está llegando a ser anormal en estos pacientes, si hay diversas estructuras anatómicas implicadas, y si hay un diverso lugar podríamos poner el alambre de DBS y conseguir un efecto más robusto.”

El escenario siguiente de la investigación incluirá la proyección de imagen del fMRI de los pacientes que han recibido el tratamiento de DBS. “DBS no es haber entendido realmente bien,” el Dr. Gualterio dice “en parte que usted necesita saber dónde observar, y este tipo de neuroimaging puede informarnos donde hay los nodos calientes anormales que están implicados en nuestro paradigma de la orientación espacial y pueden valer el investigar usando otros métodos. Esencialmente, estamos definiendo las diferencias entre la distonía y los pacientes normales, y en los pacientes de la distonía que consiguen DBS, buscaremos cambios en su actividad cerebral en un cierto plazo, como la distonía funde de distancia.”