El tratamiento para la retención urinaria aguda debido a BPH varía entre países

Hospitalizan y se tratan a los hombres que experimentan una incapacidad súbita para pasar la orina debido a una próstata aumentada no-cacerígena diferentemente dependiendo de donde viven, según un estudio internacional publicado en línea por el gorrón BJUI de la urología.

El papel, que aparecerá en la entrega de enero, denuncia sobre cómo casi 1.000 clínicos en 15 países respondieron a esta emergencia urológica en más de 6.000 hombres.

La “retención urinaria aguda (AUR) es una complicación severa de la hiperplasia prostática benigna (BPH) caracterizada por un súbito y la incapacidad dolorosa para orinar” explica a profesor Juan Fitzpatrick del autor importante del hospital y de la Universidad, Dublín, Irlanda de la universidad de Mater Misericordiae. “Así como siendo extremadamente distressing, y un problema de salud público importante, puede también llevar a un riesgo creciente de mala salud e incluso de muerte.

“Nuestro estudio muestra que eso prescribir al paciente con un molde Alpha-1 antes de ofrecer el tratamiento adicional sin un catéter es la ruta más acertada. También demuestra que la cateterización prolongada es asociación con mala salud creciente.”

El estudio comprendió a 6.074 hombres con AUR, que fueron tratados por 953 urólogos de las prácticas del público, privadas y mezcladas de la atención sanitaria durante un período de cuatro años. De éstos, 2.618 eran de Francia, 1.727 eran de Asia (Corea, Paquistán, Filipinas, Taiwán, Tailandia y Vietnam), 883 eran de América latina (Colombia, México, Venezuela), 755 de Argelia y 91 del Oriente Medio (Bahrein, Qatar, Kuwait y los United Arab Emirates). 

Conclusión dominantes del estudio incluido:

  • La mayor parte de los hombres (el 71%) tenían AUR espontáneo, un resultado natural de su próstata aumentada, mientras que el 29% habían precipitado AUR que seguía una acción del gatillo. Las causas incluyeron la anestesia local o general (28,5%) y la admisión excesiva del alcohol (el 18%). AUR precipitado era el más inferior de Argelia (el 12%) y el más alto de América latina (el 44%), principal debido a la admisión excesiva del alcohol en estes último.  
  • AUR predijo la presencia de BPH en el 44% de hombres. La hospitalización para AUR varió entre los países, colocando a partir de 1,7% en Argelia a 100% en Francia. Un catéter uretral fue insertado hacia adentro apenas bajo el 90% de casos, seguido generalmente por el tratamiento sin un catéter (TWOC) después de un punto medio de cinco días, haciendo un promedio a partir de tres días en Francia a ocho días en Argelia. TWOC era acertado en el 61% de casos.
  • La mayoría de los hombres (el 86%) recibieron a un molde Alpha-1 (principal alfuzosin) antes de retiro y de éste del catéter llevaron a índices de éxito constantemente más altos de TWOC, sin importar edad y el tipo de AUR. La regresión multivariante confirmó eso que prescribía a un molde Alpha-1 antes de que TWOC aumentara el índice de éxito en el 92%.
  • La falla de TWOC era la más común si los hombres eran 70 años más, tenía una talla de la próstata de 50 g o síntomas más inferiores más altos, severos del trecho urinario, volumen drenado en la cateterización de 1000 ml o más y de AUR espontáneo.
  • Mantener a pacientes cateterizados por tres días o no influenció más éxito de TWOC, pero fue asociado a mala salud creciente y a la hospitalización prolongada para las acciones adversas.
  • Apenas bajo mitad de los hombres que la falla experimentada de TWOC (el 49%) recatheterised y tenía cirugía de BPH. 43,5% más intentaron otro TWOC, con un índice de éxito total de 29,5%, colocando a partir de la 20% en Argelia hasta el 44% en Asia.
  • Apenas sobre el 13% de hombres recibidos prolongó la cateterización seguida por cirugía programada, con los regímenes más altos de Francia (el 18%) y de América latina (el 15%). La cirugía inmediata era menos común en el 7%, colocando a partir de la 0,5% en Argelia hasta el 13% en Asia. 

“Este levantamiento topográfico seccionado transversalmente grande de una emergencia urológica en una amplia gama de sistemas sanitarios muestra que la cateterización uretral seguida por un TWOC es el costumbre por todo el mundo y que prescribir a un molde Alpha-1 antes de TWOC duplica la oportunidad de éxito” concluye a profesor Fitzpatrick.

“Sin embargo, también destaca diferencias importantes entre los países con respecto a regímenes de la hospitalización, la duración de la cateterización y la administración del resultado de TWOC, principal debido a la falta de pautas para la administración de AUR.

“También determina varias variables, incluyendo edad y la talla de la próstata, que predicen el riesgo de AUR periódico y de cirugía después de un TWOC acertado. Éstos se podrían utilizar para determinar a los pacientes que no pueden ser manejados por terapia médica solamente y deben experimentar rápidamente cirugía.”       

Source:

BJUI