Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los trasplantes del hígado para la NASH-Cirrosis aumentan dramáticamente

Los trasplantes del hígado para la NASH-Cirrosis crecieron década del pasado más de 600% encima

El steatohepatitis sin alcohol (NASH) ocurre cuando la grasa se acumula en el hígado. Esta acumulación de grasa daña el hígado y lleva a la cirrosis. NASH está aumentando rápidamente de los E.E.U.U. relacionados principal con las epidemias de la obesidad y de la diabetes. Como consecuencia, la proporción de trasplantes del hígado realizados para la cirrosis de NASH subió dramáticamente del áspero 1% en 1997-2003 más el de 7% al en 2010. Sin embargo, según la nueva investigación publicada en el hígado Transplantation<%20 http:/onlinelibrary.wiley.com/journal/10.1002/(ISSN)1527-6473 >, un gorrón par-revisado de la asociación americana para el estudio de las enfermedades del higado, supervivencia del poste-trasplante para los pacientes de NASH es excelente, con tasas de supervivencia anuales cerca del 88%.

La grasa excesiva en células de hígado en ausencia del alcohol se conoce como enfermedad del higado grasa sin alcohol (NAFLD) y es la enfermedad del higado más común de los E.E.U.U., afectando al casi 30% de los expertos de la población en general diga. La investigación anterior encontró que el 15% a los 20% de ésos con NAFLD tiene NASH-the la mayoría de la forma severa del hígado graso el causar de la inflamación y de la fibrosis. Los factores de riesgo primarios para NAFLD y NASH son obesidad, la resistencia a la insulina, y la diabetes centrales, que son cada vez más frecuentes y podrían afectar la demanda futura para el trasplante del hígado. De hecho, los estudios anteriores sugieren que en 2025 más de 25 millones de americanos pueden tener NASH, que puede progresar a la cirrosis, hígado el cáncer, y insuficiencia hepática en el 20% de estos casos. Esta afluencia de nuevos casos tiene el potencial de empeorar dramáticamente la escasez de órganos disponibles para el trasplante.

En el estudio actual, el Dr. Anita Afzali y los colegas de la universidad de Washington en Seattle investigan la proporción de trasplantes del hígado de la cirrosis NASH-relacionada en los E.E.U.U. y estiman a tasas de supervivencia de esos pacientes después del trasplante. “Con las epidemias de los casos de producción de la obesidad y de la diabetes de NAFLD y de NASH, es importante entender el impacto de estas condiciones metabólicas en los resultados después del trasplante del hígado,” dice al Dr. Afzali.

Los investigadores utilizaron los datos cerco por la red unida para el órgano que compartía (UNOS) para todos los trasplantes del hígado realizados en los E.E.U.U. del 1 de enero de 1997 al 31 de octubre de 2010. Incluyeron a un total de 53.738 pacientes trasplantados 18 años de edad o más viejos en el análisis. Las personas cerco datos sobre la diagnosis primaria para todos los pacientes del estudio, categorizando ésos como NASH, cirrosis criptogénica, el virus de la hepatitis C (HCV), la cirrosis alcohol-relacionada, la cirrosis biliar primaria (PBC), la colangitis esclerótica primaria (PSC), la hemocromatosis, la hepatitis autoinmune, la necrosis hepática aguda, y el carcinoma hepatocelular (HCC).

La investigación encontró que solamente 279 trasplantes para la NASH-cirrosis (1,2%) fueron realizados entre 1997 y 2003, pero aumentado dramáticamente a 1.531 (7,4%) entre 2004 y 2010. Las personas encontraron que eso para el final del período NASH del estudio estaba el cuarto la mayoría de la indicación común para el trasplante detrás de HCC (el 34%), de HCV (el 22%), y de la enfermedad del higado alcohol-relacionada (el 11%). La supervivencia era excelente entre los pacientes con NASH con el 88% que sobrevivían en un año, el 82% en tres años, y el 77% en cinco años que seguían trasplante del hígado.

Los pacientes con NASH tenían tasas de supervivencia más altas que pacientes con HCC, HCV, enfermedad del higado alcohólica, necrosis hepática aguda, hemocromatosis y enfermedad del higado criptogénica, pero eran más inferiores que ésos con PBC, el PSC, la hepatitis autoinmune y HBV. la supervivencia del Poste-trasplante era similar en los pacientes de NASH comparados a los pacientes del non-NASH, a pesar de ser más vieja, más obesa, y más probable tener diabetes. Sus muertes de las demostraciones del análisis causadas por enfermedad periódica ocurrieron en el áspero 9% de pacientes de NASH comparados hasta el 17% de pacientes sin NASH. Los autores creen que esto es probablemente debido a una mayor frecuencia de la repetición de enfermedades tales como HCV en ésos sin NASH.

“Nuestro estudio confirma supervivencia del poste-trasplante en los beneficiarios trasplantados para NASH es excelente y comparable a los pacientes con otras enfermedades del higado,” concluye al Dr. Afzali. “Con la escasez de órganos dispensadores de aceite disponibles, la dotación apropiada de hígados es una preocupación importante por centros del trasplante y nuestras conclusión indican que los pacientes de la NASH-cirrosis es candidatos potencialmente buenos al trasplante del hígado. Sin embargo, la investigación cuidadosa para la enfermedad cardiovascular antes del trasplante y de la supervisión de ser la base de cardiacos y las condiciones metabólicas que siguen el trasplante se recomienda para asegurar la supervivencia óptima para los pacientes con NASH.”

Source:

University of Washington