Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Consideraciones Críticas para las juicios adenovirus-basadas de la vacuna del VIH

Una juicio clínica que probaba un VIH del candidato que la vacuna conocida como el estudio del PASO DE PROGRESIÓN fue parada en septiembre de 2007 después de análisis interino indicó que la vacuna no trabajó. Por Otra Parte, los análisis subsiguientes indicaron que la vacuna hizo a algunos individuos más susceptibles al VIH, particularmente los individuos que tenían determinantes inmunes preexistentes (anticuerpos) que reconocieron un componente de la vacuna (serotipar 5 [Ad5] del adenovirus).

Las personas de los investigadores llevados por Juliana McElrath, en el Centro de Investigación de Cáncer de Fred Hutchinson, Seattle, ahora han determinado que los individuos del estudio del PASO DE PROGRESIÓN en el cual podrían detectar un gran número de células inmunes (células de T) responsivas a Ad5 generaron una inmunorespuesta menos robusta al VIH que los que tenían pocas células de T de Ad5-responsive antes de la vacunación. Más de forma preocupante, las células de T de Ad5-responsive fueron encontradas también para responder a otros adenovirus que se están considerando como componentes vaccíneos en lugar de Ad5. Esto que encuentra implica que las vacunas basadas en adenovirus con excepción de Ad5 no pudieron ser efectivas en individuos con un gran número de células de T de Ad5-responsive. Según Lo observado por McElrath y los colegas, éste es algo que tendrá que ser evaluado cuidadosamente en cualquier juicio clínica futura de cualquier vacuna adenovirus-basada, no apenas de las vacunas de Ad5-based y no apenas de las vacunas adenovirus-basadas para el VIH.

Fuente: Gorrón de la Investigación Clínica