Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El gen de Pten puede también luchar contra la obesidad, envejeciendo proceso

Este resultado de la sorpresa se denuncia en metabolismo de cabeza de la célula del gorrón

Este resultado, obtenido después de la investigación de cinco años, se publica en metabolismo de cabeza de la célula del gorrón. Los autores, llevados por Manuel Serrano (CNIO), creen que abrirá la puerta en las nuevas opciones terapéuticas no sólo contra cáncer, pero contra obesidad e incluso el proceso del envejecimiento.

Las personas también han demostrado que un interno desarrollado composición sintetizada produce las mismas ventajas de la anti-obesidad en animales que el gen del estudio.

Sus conclusión agregan el nuevo peso a una hipótesis que esté ganando el dinero en circulación entre investigadores en el campo; a saber ese cáncer y envejecimiento, y ahora la obesidad también, son todas las manifestaciones del mismo proceso global que revela en la carrocería mientras que sus tejidos acumulan más daño que los mecanismos naturales de la reparación pueden hacer frente a.

Prominente entre estos mecanismos naturales de la reparación es un pequeño equipo de genes conocidos sobre todo para su efecto protector contra cáncer. Estos últimos años, algunos de estos genes también se han mostrado para ascender longevidad - otra vez por los investigadores del CNIO - y para desempeñar un papel importante en otras condiciones de la alto-incidencia como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Las personas de Serrano se establecieron para probar si el gen de Pten, uno de los cuatro genes anticáncer más potentes, se podría conectar a otros efectos beneficiosos, determinado longevidad.

Y resulta la respuesta es sí. Los investigadores de CNIO crearon ratones transgénicos con el doble los niveles estándar de la proteína de Pten. Los animales, según lo anticipado, probaron lejos más resistente al cáncer que sus personas no-transgénicas. Pero también vivieron un promedio del 12% más largo.

Este efecto es independiente de la resistencia del cáncer. No es que los ratones mueren de cáncer más adelante que de otra manera, pero que los que nunca desarrollan más largo vivo del cáncer también y exhiben menos síntomas envejecimiento-relacionados. Como los investigadores lo ponen, “Pten tiene un impacto directo en el largo de la vida.”

Una “sorpresa real”

Pero la “sorpresa real” - diga a los autores del papel del metabolismo de la célula - era otro hecho extraño que cogió su atención. Los ratones con la dosis doble de Pten eran importante más finos - por el 28% por término medio - aunque comían más. Eran también más sensible a la hormona de la insulina, por lo tanto en menos riesgo de desarrollar la diabetes, y sus hígados se levantaba mejor que normal a una dieta grasa.

Serrano y su grupo buscaron la causa en gastos energéticos más altos, sondando el metabolismo de los animales y el tejido graso, entre una serie de otros factores. Y encontraron la respuesta en grasa marrón, una clase de tejido que, ayuda paradójico a la carrocería a consumir la grasa salvada alrededor de su estómago y es cada vez más el foco de la investigación mundial en obesidad. Era la capacidad de Pten activar la grasa marrón, ellos podía mostrar, que explicaron la delgadez de los ratones que llevaban las copias extras del gen.

Por otra parte, el mismo efecto se podía lograr con las células gordas marrones cultivó in vitro.

“Qué estamos viendo somos que los genes de supresor del tumor no sólo protegen contra cáncer pero también contra el daño que se acumula en la carrocería en un cierto plazo,” Serrano explica.

La obesidad, y las condiciones relacionadas tienen gusto de la diabetes, se conectan al daño metabólico causado comiendo excesivamente o simple injiriendo más comida, para más de largo, que se optimiza para la especie humana. La evolución ha equipado a seres humanos de los mecanismos que se ocupan los hasta que su descendiente pueda sobrevivir solamente. Pero después de ese, la evolución pierde interés, y disminuye seleccionar mecanismos de la reparación para compensar el daño aumentado en un cierto plazo. Por eso “cuando somos jovenes nosotros nos protegemos contra cáncer y las enfermedades que, de hecho, se miran como envejecimiento-relacionadas,” él comentan.

Una composición sintetizada con el mismo efecto

¿Cómo Pten trabaja? Su manera principal de la acción es inhibir la actividad de la proteína de PI3K, que es capaz de fijar lejos una cascada bioquímica compleja. Para establecer si Pten emplea también este mecanismo para actuar en la grasa marrón, los investigadores utilizaron una molécula sintetizada desarrollada en CNIO. La molécula de CNIO-PI3Ki inhibe la proteína de PI3K igual que Pten y - las personas confirmadas - también activa la grasa marrón.

Tenemos así una composición sintetizada, CNIO-PI3Ki, con el mismo efecto que Pten. Y los investigadores creen que con esta molécula y sus conclusión recientes, ahora hay una buena ocasión de obtener una droga que logre los mismos efectos que la dosis extra de Pten en ratones transgénicos.

Para Serrano, es posible ahora imaginarse “una píldora que refuerce nuestros supresores del tumor o una que nos haga los alimentos del exceso del burn off.”