Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La prueba convencional subestima las capacidades cognoscitivas de los pacientes del síndrome de Rett

Los investigadores en el centro médico de Montefiore han determinado, en un estudio experimental publicado en la edición de abril de la neurología pediátrica, que los niños con el síndrome de Rett, que no puede hablar ni utiliza sus manos para comunicar y por lo tanto no no podía probablemente entender e información de proceso, de hecho exhiben búsqueda visual significativa por el que puedan tramitar y dar prioridad a la información. Esto lleva a investigadores a creer que la prueba convencional no es bastante robusta y subestima las capacidades cognoscitivas de los pacientes.

El síndrome de Rett es un desorden del sistema nervioso, causado por la mutación en el gen MECP2 situado en el cromosoma X, eso lleva a las revocaciones del revelado; baja en el lenguaje previamente detectado, uso de la mano y en la mayoría de los casos, recorriendo. El desorden, que exhibe la predisposición no racial o étnica, afecta de forma aplastante a las chicas jóvenes, que se convierten normalmente por el primer año de vida con los signos iniciales de la regresión que ocurren entre 6 - 18 meses. Uno en 10.000 hembras sufre del síndrome de Rett, dejándolas enteradas y alertas pero a menudo sin la capacidad de expresarse en cualquier manera.

Sin la capacidad de comunicar a través del movimiento del discurso o de la mano, los pacientes del síndrome de Rett no han podido demostrar sus capacidades intelectuales. Ahora, los investigadores en el centro médico de Montefiore, llevado por Alejandra Djukic, Doctor en Medicina, doctorado, director del centro de triple estado del síndrome de Rett, han mostrado que la prueba, de uso frecuente estandardizada diagnosticar autismo, las capacidades y los resultados de las muchachas del síndrome de Rett de los underestimates demuestran que las capacidades superan la comprensión actual del desorden.

“Ha sido 46 años puesto que la primera descripción clínica del síndrome de Rett y hasta ahora allí ha sido poca indicación si las víctimas pueden entender e información de proceso. Los resultados de nuestro estudio destacan que la prueba modificada para requisitos particulares es necesaria para las muchachas con el síndrome de Rett, para poder a fijan más exacto sus capacidades intelectuales y estado psicológico,” dijo a Alejandra Djukic, profesor adjunto de la neurología clínica y de la pediatría clínica en el centro médico de Montefiore y la universidad de Albert Einstein del remedio de la universidad de Yeshiva. “Es una necesidad médica para que estas muchachas tengan acceso al discurso de la aro-mirada que genera las computadores para que puedan demostrar su capacidad mental y comunicar con sus familias.”

El Dr. Djukic utiliza punta, tecnología de la aro-mirada, un monitor que rastree los movimientos de los ojos usando cámaras y luz infrarroja reflejada y permita a pacientes conteste a preguntas reparando su mirada en la respuesta, representado por una imagen. Para el Dr. Djukic y muchos de sus pacientes, la tecnología de la aro-mirada ha mostrado que mientras que los pacientes del síndrome de Rett no pueden comunicar verbalmente, pueden apuntar algo, entender una pregunta y comunicar a través de sus aros.

Este estudio examinó capacidades cognoscitivas no verbales y preferencias visuales analizando la configuración de la fijación visual, usando tecnología de la aro-mirada, en 49 muchachas con el síndrome de Rett, comparado con un grupo de temas típicos del mando. Las muchachas con el síndrome de Rett exhibieron una preferencia por estímulos social cargados, prefiriendo observar una cara, particularmente mirando más de largo los aros de una persona, que objetos, que ofrece un nuevo discernimiento sobre su perfil neurodevelopmental, sus preferencias y la capacidad de tramitar y de discriminar estímulos visuales. Los resultados también demuestran una diferencia llamativa entre las víctimas del síndrome de Rett y los niños con el autismo que evitan el social y el contacto visual, indicando que la investigación adicional es necesaria entender mejor los pensamientos y las sensaciones “ocultados” de estas muchachas.

El síndrome de Rett se confunde a menudo con autismo y agrupan a las muchachas que sufren del desorden con frecuencia en las mismas clases educativas. Esto presenta un problema puesto que las muchachas con el síndrome de Rett requieren un diverso método de enseñanza, apuntado a sus capacidades y necesidades específicas de la comunicación. La diferencia clave entre los niños con autismo y el síndrome de Rett es que las muchachas con Rett muestran una preferencia por contacto visual, mientras que los niños autísticos tienden a evitar el contacto visual. El Dr. Djukic cree los resultados de este punto culminante del estudio la necesidad de una investigación más completa, incluyendo comparaciones directas de la fijación visual modela entre las muchachas con el síndrome de Rett y los niños con autismo. Este estudio, que es uno en una serie, se debe considerar en las estrategias de intervención futuras para final, poder tratar muchachas con Rett específicamente para adaptarse a su desorden con el objetivo de aumentar sus capacidades de la comunicación.

El Dr. Djukic y sus personas de 18 médicos que se especializan en el síndrome de Rett proporciona los servicios avanzados para los pacientes con la intervención, la educación, y la investigación. El centro del síndrome de Rett en el hospital de niños en Montefiore se abrió en enero de 2008 y las invitaciones 250 pacientes de todas partes de América y tan muy lejos como Paquistán, Italia, Chipre, la Argentina y Venezuela. Han reconocido al Dr. Djukic mientras que un líder en su campo con la experiencia de casi 30 años, ella ha dedicado la horma varios años a la investigación de conducto para encontrar las vulcanizaciones y los tratamientos para el síndrome de Rett.

Source:

 Montefiore Medical Center