Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estímulo magnético Transcranial aumenta capacidades visuales en adultos sanos

Usando el estímulo magnético transcranial (TMS), las personas internacionales llevadas por los investigadores del l'Institut du Cerveau de Recherche de y de la Moelle Epinière (CS$CNRS/Inserm/UPMC) del Centro han tenido éxito en el aumento de las capacidades visuales de un grupo de temas sanos. Después del estímulo de un área del hemisferio correcto del cerebro implicado en la percatación perceptiva y en la orientación de la atención espacial, los temas aparecían más probables percibir una meta que aparecía en una pantalla. Este trabajo, publicado en el gorrón PLoS UNO, podía llevar al revelado de los desordenes visuales nuevos de las técnicas de la rehabilitación con certeza. Además, podría ayudar a mejorar el funcionamiento de los individuos cuyas tareas requieren la precisión muy alta.

TMS es una técnica no invasor que consiste en el envío de un pulso magnético en un área dada del cerebro. Esto da lugar a una activación de las neuronas corticales situadas dentro del rango del campo magnético, que modifica su actividad de una manera sin dolor y temporal. Por varios años, los científicos han estado observando la posibilidad de usar esta técnica para aumentar ciertas funciones del cerebro en temas sanos.

A este respecto, las personas llevadas por Antonio Valero-Cabré han realizado la investigación que implicaba el estímulo de una región del hemisferio cerebral correcto conocido como el campo frontal del aro. En realidad, esto no es un área visual primaria pero participa en las hojas de operación (planning) de movimientos oculares y la orientación de la atención de cada individuo en el espacio visual. En un primer experimento, un grupo de temas sanos intentó distinguir una meta muy inferior del contraste que aparecía en una pantalla para el Ms apenas 30. En algunas de las pruebas, los temas recibieron un pulso magnético que duraba entre el ms 80 y 140 en esta región frontal antes de que apareciera la meta. Los investigadores encontraron que el índice de éxito era más alto al usar TMS. La sensibilidad visual de temas sanos fue aumentada temporalmente cerca el alrededor 12%. En un segundo experimento, los temas fueron mostrados una señal de entrada visual efímera que indicaba la mancha donde la meta podría aparecer. En esta configuración, el aumento de la sensibilidad visual, que seguía habiendo de la misma orden, era solamente evidente cuando la señal de entrada indicó la ubicación correcta de la meta.

Aunque las funciones cerebrales tales como visión consciente se optimicen altamente en adultos sanos, estos resultados muestran que hay un margen importante para la mejoría, que se puede “aumentar” por TMS. Esta técnica se podía probar para la rehabilitación de los pacientes que sufrían del daño cortical, deuda por ejemplo a un accidente cardiovascular, y para el de pacientes con desordenes retinianos. El segundo experimento sugiere que la rehabilitación basada en TMS y señales de entrada visuales podría ser más selectiva que el uso del estímulo solamente. Los investigadores quieren explorar más lejos esta posibilidad usando TMS repetidor, que, en este caso, podría permitir obtener la modificación duradera de la actividad cerebral.

Además, según los investigadores, TMS se podría utilizar en un futuro próximo para aumentar las capacidades attentional de los individuos que realizaban las tareas que requieren buenas habilidades visuales. 
 
Fuente: PLoS UNO