Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los antagonistas CCR5 pueden también ayudar a evitar que los cánceres de pecho agresivos se extiendan por metástasis

Las drogas del VIH conocidas como antagonistas CCR5 pueden también ayudar a evitar que los cánceres de pecho agresivos se extiendan por metástasis, los investigadores del centro del cáncer de Kimmel en Jefferson sugieren en un estudio preclínico publicado en una aplicación reciente la investigación de cáncer.

Tales drogas apuntan el receptor CCR5 del VIH, que el virus utiliza para incorporar y para infectar las células huesped, y se han asociado históricamente solamente a la expresión en células inflamatorias en el sistema inmune. Los investigadores ahora han mostrado, sin embargo, que CCR5 también está expresado en células cancerosas del pecho, y regula la extensión al otro tejido.

Cuál es más, cegar el receptor con CCR5 los antagonistas Maraviroc y Vicriviroc, dos drogas que retrasen la extensión del virus del VIH apuntando el co-receptor CCR5 del chemokine CCL5, también previene la migración y la extensión de las células cancerosas del pecho, los investigadores encontrados.

“Estos resultados son dramáticos,” dijo a Richard Pestell, M.D., Ph.D., FACP, director del centro del cáncer de Kimmel de Jefferson y de la silla del departamento de la biología del cáncer en la universidad de Thomas Jefferson, y estudian al autor mayor. “Nuestras personas mostraron que el eje CCR5/CCL5 desempeña un papel dominante en invasividad, y que un antagonista CCR5 puede retrasar la invasión de las células cancerosas básicas del pecho.”

“Esto sugiere que pueda demostrar ser una terapia complementaria viable para reducir el riesgo de metástasis en el subtipo básico del cáncer de pecho,” él agregó.

Los tumores básicos, que no expresan los receptores del andrógeno o del estrógeno o HER-2, se asocian típicamente a la metástasis y no responden a menudo a las terapias hormonales. Los tratamientos actuales incluyen la quimioterapia, la radiación, y la cirugía, pero todos demuestran resultados pobres, así destacando la necesidad urgente de una terapia apuntada específico para el subtipo.

Para el estudio, el Dr. Pestell y los colegas investigaron la expresión del eje CCL5/CCR5 en variedades de células humanas del cáncer de pecho y el efecto de los antagonistas CCR5 in vitro y in vivo.

Una interrogación conducto usando un grupo de datos del microarray para evaluar la expresión CCR5 y CCL5 en el contexto de 2.254 muestras pacientes del cáncer de pecho. Las muestras en el grupo de datos fueron destinadas a cinco subtipos del cáncer de pecho, incluyendo la enfermedad overexpressing luminal A, B, normal-como, básico y HER-2.

El análisis reveló una expresión creciente de CCL5 y de CCR5 en pacientes con básico y los subtipos HER-2, con el 58 por ciento indicando una firma positiva CCR5 y CCL5. Las personas mostraron que los oncogenes giran el receptor CCR5 en células normales del pecho como se transformaron en las células cancerosas. La extensión de esas células también es regulada por CCR5, ellas encontró.

Para evaluar la importancia funcional de CCR5 en la migración y la invasión celulares, las personas probaron las drogas en análisis tridimensionales de la invasión con dos diversas variedades de células. Aquí, también, descubrieron que ambos antagonistas inhibieron invasividad de la célula cancerosa del pecho.

Después, determinar sus efectos in vivo, las personas inyectaron ratones con los antagonistas y rastrearon la invasividad de las células cancerosas básicas del pecho al otro tejido, es decir pulmón, con proyección de imagen de la bioluminiscencia. Los ratones trataron con la droga mostraron que un más de 90 por ciento de reducción del número y tamaño de metástasis pulmonares comparó a los ratones no tratados.

“Nuestros estudios preclínicos ofrecen la base racional para estudiar el uso de los antagonistas CCR5 como nuevos tratamientos de cegar la difusión de los cánceres de pecho básicos,” dijo al Dr. Pestell.

Estas conclusión pueden también tener implicaciones para otros cánceres donde CCR5 asciende la metástasis, tal como próstata y gástrico.