Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio compara la composición de ácido graso de la leche materna en los E.E.U.U. y las mujeres de Tsimane

Trabajando con los investigadores en la universidad de Pittsburgh y del hospital de niños de Cincinnati, los antropólogos en UC Santa Barbara han encontrado niveles de los ácidos grasos beneficiosos omega-3 en la leche materna de la mujer económicamente empobrecida del Amerindian con respecto a mujeres en los Estados Unidos. Su investigación aparece en la aplicación actual el gorrón maternal y la nutrición del niño.

El estudio comparó la composición de ácido graso de la leche materna en los E.E.U.U. y las mujeres de Tsimane. El Tsimane vive en Bolivia amazónica, y come una dieta que consiste sobre todo en cosechas de grapa cultivadas localmente, juego salvaje, y pescados de agua dulce. Las muestras de la leche de moldes-madre de Tsimane contuvieron porcentajes importante más altos del ácido docosahexaenoic del ácido graso omega-3 (DHA), que es crucial para el revelado cognoscitivo y visual infantil.

Además, los porcentajes de DHA en leche materna no disminuyeron importante a través de los primeros dos años postparto, el período durante los cuales los cerebros infantiles experimentan incremento máximo y la absorción máxima de DHA. Esto era también verdad para las mujeres de los E.E.U.U., y el estudio sugiere que el amamantamiento extendido de los E.E.U.U. y de los moldes-madre de Tsimane pueda proveer de niños una fuente constante de DHA durante el período crítico del revelado del cerebro.

“La composición de ácido graso de la leche materna varía con la composición de ácido graso de la dieta de un molde-madre y de los almacenes de la grasa. Los seres humanos ancestrales consumieron probablemente omega-6 y los ácidos grasos omega-3 en proporciones iguales,” dijo a Melanie Martin, estudiante doctoral en el departamento del UCSB de la antropología, y del investigador del guía del estudio. “Los omega-6 de los moldes-madre de Tsimane a las índices omega-3 eran cuatro a uno, mucho más cercano a los presupuestos ancestrales que observados en mujeres de los E.E.U.U.”

Lamentablemente, la índice de omega-6 a omega-3 en dietas industrializadas varía a partir el 10 a 1 hasta 20 a 1. Esto es muy probablemente debido a la ausencia de pescados frescos, y al consumo regular de comidas tramitadas y de aceites vegetales ricos en el ácido linoleico (un omega-6), así como las grasas del transporte. Estos niveles de omega-6 se han conectado a los riesgos crecientes de obesidad, de inflamación, y de enfermedad cardiovascular, e interfieren con la síntesis de DHA y de otros ácidos grasos omega-3.

“El porcentaje medio de la leche DHA de los moldes-madre de Tsimane era el 400 por ciento más alto que el de los moldes-madre de Cincinnati, mientras que sus porcentajes medios de los ácidos grasos linoleicos y del transporte eran el 84 por ciento y el 260 por ciento de más inferior, respectivamente,” dijo a Martin. “A pesar de la vida en las condiciones económicamente empobrecidas, moldes-madre de Tsimane produzca la leche materna que tiene composición de ácido graso equilibrio y potencialmente más beneficiosa con respecto a la leche de moldes-madre de los E.E.U.U.”

El estudio viene como consecuencia de la aplicación del 21 de mayo la revista Time, que reignited el discusión sobre la edad apropiada en la cual un niño debe rematar el oficio de enfermera. El “zumbido sobre la tapa de revista Time reciente faltó el punto,” observó a Steven Gaulin, profesor de la antropología en el UCSB, y uno de los co-autores del estudio. “La dieta americana está erosionando una de las ventajas más importantes que la leche materna puede ofrecer -- grasas que son críticas al revelado infantil del cerebro. No es de extrañar que, entre naciones desarrolladas, los niños americanos son pasados en pruebas internacionales de la matemáticas y de la ciencia.”

Las conclusión del estudio destacan preguntas importantes sobre la fórmula infantil, el contenido del ácido graso cuyo se basa en la leche materna de los moldes-madre de los E.E.U.U. “El estudio sugiere que los patrones de la composición de ácido graso para las fórmulas infantiles sean derivados de poblaciones tales como el Tsimane,” a Martin explicó. “Y las recomendaciones alimenticias para los niños deben explicar los requisitos prolongados de los ácidos grasos que la leche materna ofrece naturalmente.”