Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio muestra niveles más altos de composiciones fenólicas en tomates orgánicos

El estudio conducto en la universidad de Barcelona muestra que los tomates orgánicos contienen niveles más altos de composiciones fenólicas que los tomates convencionales. Las composiciones fenólicas son moléculas orgánicas encontradas en muchas verduras con las subsidios por enfermedad humana probadas. El grupo antioxidante natural Del UB, dirigido por el conferenciante Rosa M. Lamuela, había probado previamente que el jugo y la salsa de tomate orgánicos de tomate contienen un contenido más alto del polifenol que el jugo y la salsa de tomate hechos de los tomates convencional producidos.

Lamuela señala que durante el proceso de producción de la salsa de tomate y del jugo, hay niveles inferiores de polifenoles; por lo tanto era necesario verificar que las diferencias observadas en estudios anteriores tenían su origen en los tomates ellos mismos y no en la tecnología usada durante el proceso de producción. Como estados de Lamuela del conferenciante, “debe ser verificado con la materia prima”.

Polifenoles - los antioxidantes naturales del origen de instalación se consideran estar de gran interés alimenticio porque su consumo se asocia a la prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas, y de algunas formas del cáncer. Las personas detrás del estudio han analizado una variedad de tomate llamado Daniela y han determinado su perfil fenólico usando la cromatografía líquida acoplado a la espectrometría de masa. Con este método, el grupo de investigación del UB podía determinar 34 diversas composiciones fenólicas en tomates. Según Rosa M. Lamuela, “la ventaja de tomar los polifenoles a través de las comidas es que contienen una amplia variedad de tales moléculas, se aumentan que”. Esto sería más beneficioso a la salud que la admisión de suplementos. Los tomates también contienen el licopeno y otros carotenoides, y vitamina C. Por lo tanto, según Lamuela, “contienen muchas composiciones beneficiosas”.

¿Cosechas orgánicas o convencionales?

Las diferencias entre los tomates orgánicos y convencionales se pueden explicar por el abono usado en ambos casos. La “agricultura biológica no utiliza los fertilizantes nitrogenados; como consecuencia, las instalaciones responden activando sus propios mecanismos de defensa, aumentando los niveles de todos los antioxidantes”, explican al primer autor del artículo, Ana Vallverdú Queralt. “Más instalaciones de la tensión sufren, cuanto más polifenoles que producen”, señalan al conferenciante Lamuela. Las investigaciones científicas numerosas muestran que el consumo de estos antioxidantes tiene subsidios por enfermedad numerosas. Los investigadores demandan que más estudios de las pruebas clínicas todavía están necesitados poder declarar que los productos orgánicos son verdad mejores para nuestra salud que las convencionales. Lamuela quisiera realizar un estudio con los seres humanos que comparan a consumidores orgánicos y convencionales del tomate.

También están participando en esta investigación, publicada en el gorrón de la química alimenticia agrícola y, los investigadores Olga Jáuregui, de los centros científicos y tecnológicos de UB (CCiTUB), y Alexander Medina Remón, que, así como Rosa M. Lamuela y Ana Vallverdú Queralt, son del departamento del UB de la nutrición y de la bromatología, de la red de la referencia en la tecnología alimenticia del gobierno de Cataluña (XaRTA) y del instituto para la investigación sobre la nutrición y la seguridad alimentaria (INSA-UB). Este grupo de investigación también se afilía al centro de investigación biomédico español en fisiopatología de la obesidad y de la nutrición (CIBERobn) y de las redes de RETICS, del instituto de la salud de Carlos III.

Gazpacho, una buena fuente de antioxidantes

Este grupo de investigación, especializado en antioxidantes naturales, también ha publicado este año un estudio para fijar cambios en fenólico individual y las composiciones del carotenoide de gazpachos comerciales mantuvieron el refrigerador. Esta investigación, también publicada en el gorrón de la química alimenticia agrícola y, muestra que el almacenamiento de los gazpachos por tres meses da lugar a una disminución ligera de sus capacidades contentas del polifenol y del carotenoide. Por lo tanto, los gazpachos comerciales son también una buena fuente de productos sanos. “Gazpacho no sólo contiene los polifenoles del tomate, pero también los polifenoles de la cebolla, el ajo, el etc., siendo un producto más complejo en términos de composiciones fenólicas”, las reclamaciones Rosa M. Lamuela. También están participando en el estudio Sara Arranz, del hospital Clínic (UB-IDIBAPS), y el Ribes de Isidre Casals, de CCiTUB.