Los investigadores descubren dos variantes del gen que aumenten riesgo de neuroblastoma pediátrico del cáncer

--En estudio Genoma-Ancho, los investigadores en el hospital de niños de Philadelphia destapan nuevas pistas a un cáncer de la niñez--

Los investigadores han descubierto dos variantes del gen que aumentan el riesgo del neuroblastoma pediátrico del cáncer. Usando la tecnología automatizada para realizar estudios genoma-anchos de la asociación en la DNA de millares de temas, el estudio ensancha la comprensión de cómo los cambios del gen pueden hacer a un niño susceptible a este cáncer de la niñez temprana, así como hacer un tumor progresar.

“Descubrimos variantes comunes en los genes de HARE1 y de LIN28B que aumentan el riesgo de desarrollar neuroblastoma. Para LIN28B, estas variantes también aparecen contribuir a la progresión del tumor una vez que forma,” dijeron a primera autor Sharon J. Diskin, Ph.D., investigador pediátrico del cáncer en el hospital de niños de Philadelphia. “HARE1 y LIN28B son ambos genes cáncer-relacionados sabidos, pero éste es el primer estudio para conectarlos al neuroblastoma.”

Diskin y los colegas, incluyendo autor Juan mayor M. Maris, M.D., director del centro para la investigación de cáncer de la niñez en el hospital de niños, publicaron de sept. en línea el 2 del estudio en genéticas de la naturaleza.

Golpeando el sistema nervioso periférico, el neuroblastoma aparece generalmente como tumor sólido en el pecho o el abdomen. Explica el 7 por ciento de todos los cánceres de la niñez, y el 10 a 15 por ciento de todas las muertes del cáncer de la niñez.

Las personas de estudio realizaron un estudio genoma-ancho de la asociación (GWAS), comparando la DNA a partir de 2.800 pacientes del neuroblastoma con el de casi 7.500 niños sanos. Encontraron dos variantes comunes del gen asociadas al neuroblastoma, ambos en la región 6q16 del cromosoma 6. Una variante está dentro HARE1 del gen, el otro en el gen de LIN28B. Ejercen enfrente de efectos: HARE1 funciona como un gen de supresor del tumor, obstaculizando el cáncer, mientras que LIN28B es un oncogene, impulsando el revelado del cáncer.

El estudio actual mostró esa expresión inferior de HARE1, un gen de supresor del tumor, y la alta expresión de LIN28B, un oncogene, correlacionado con supervivencia paciente peor. Para investigar más lejos el papel del gen, los investigadores utilizaron las herramientas genéticas para disminuir actividad de LIN28B, y mostraron que ésta inhibió el incremento de las células del neuroblastoma en cultura.

Los nuevos emplear de la investigación GWAS anterior trabajan por los investigadores del hospital de niños que implican otras variantes comunes del gen como oncogenes del neuroblastoma. Como en el estudio actual, estas variantes del gen muestran un efecto de dos cañones, iniciando el cáncer y provocando su progresión.

“Además de ensanchar nuestra comprensión del componente hereditario de la susceptibilidad del neuroblastoma, pensamos que esta investigación puede sugerir nuevas terapias,” Diskin agregó. “Nuestros estudios complementarios se centrarán en cómo podemos intervenir en los caminos biológicos de estos genes para desarrollar tratamientos más efectivos.”

La ayuda financiera para este estudio vino de los institutos de la salud nacionales (concesiones CA124709, CA151869, HD026979, y CA136979), del Julio que D'Angio dotó la silla, del asiento del puesto de limonadas del Alex, del asiento del ejército de Andrew, del asiento de PressOn, del instituto de investigación de cáncer de la familia de Abramson, de Fondazione Italiana por el al Neuroblastoma y Associazione Italiana de Lotta del la por el sul Cancro de Ricerca del la, y del centro para la genómica aplicada en el hospital de niños de Philadelphia. Los co-autores con Diskin y Maris incluyeron a investigadores de las instituciones en Nápoles, Rende y Roma, Italia.

Además de sus posiciones en el hospital de niños, Diskin y Maris están en la facultad de la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania.

La “variación común en 6q16 dentro de HARE1 y LIN28B influencian susceptibilidad al neuroblastoma,” genética de la naturaleza, publicación en línea del avance, de sept. el 2 de 2012.

Source:

The Children's Hospital of Philadelphia