Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Pronóstico a largo plazo excelente para los pacientes con la nefropatía de IgA

Para los pacientes con una enfermedad de riñón común que tienen la función normal del riñón y solamente anormalidades urinarias de menor importancia a la hora de diagnosis, el pronóstico a largo plazo es excelente y no hay tratos especiales necesarios, según un estudio que aparece en una aplicación próxima el gorrón de la sociedad americana de la nefrología (JASN). Las conclusión ponen en contraste con anterior, estudios más pequeños y sugieren que los pacientes puedan evitar tomar las medicaciones inmunosupresivas potencialmente tóxicas de uso frecuente para tratar la enfermedad.

La nefropatía de IgA ocurre cuando los anticuerpos se acumulan en los riñones, que pueden hacer los riñones escaparse sangre y las proteínas en la orina y pueden llevar en algunos casos a la insuficiencia renal. Pero algunos pacientes con la nefropatía de IgA tienen la función normal del riñón y solamente anormalidades urinarias de menor importancia a la hora de diagnosis. El pronóstico a largo plazo de estos pacientes es no entendible.

Para investigar, Eduardo Gutiérrez, el Doctor en Medicina, Manuel Praga, el Doctor en Medicina, el doctorado (hospital Universitario 12 de Octubre, en Madrid), y sus colegas estudiaron a 141 pacientes caucásicos con la nefropatía biopsia-probada de IgA que tenía la función normal del riñón, poco o nada de fuga urinario de la proteína, o proteinuria, y que no tomaban las medicaciones inmunosupresivas para su enfermedad.

Entre las conclusión mayores:

•Después de 10, 15, y 20 años, 96,7%, 91,9%, y 91,9% de pacientes mantuvieron niveles de la creatinina de sangre bajo aumento del 50% desde el principio, respectivamente. (Los niveles de levantamiento de la creatinina indican la función decreciente del riñón.) Ningunos pacientes desarrollaron la insuficiencia renal.
•La remisión clínica ocurrió en 53 (37,5%) pacientes después de un promedio de cuatro años.
•41 (29,1%) pacientes no tenían ningún proteinuria.
•Al inicio del estudio, 23 (16,3%) pacientes hicieron la tensión arterial alta comparar con 30 (21,3%) pacientes en el final de la continuación.
•trataron a 59 (41,8%) pacientes con las medicaciones que bajan la tensión arterial alta y el proteinuria.

“Demostramos que el pronóstico a largo plazo de este tipo de paciente es excelente y que no se indica ningunos tratos especiales con excepción de ésos tensión arterial baja necesaria o proteinuria cada vez mayor de la invitación,” dijimos al Dr. Gutiérrez. “Nuestros datos el tranquilizar son importantes porque algunos estudios anteriores lo tenían sugerido que la nefropatía de IgA es una enfermedad progresiva incluso en este tipo de paciente con la presentación benigna,” agregaron.

Source:

Journal of the American Society of Nephrology