Corteza insular anterior asociada a empatía humana

Las personas internacionales llevadas por los investigadores en la Facultad de Medicina del monte Sinaí en Nueva York han mostrado por primera vez esa una área del cerebro, llamada la corteza insular anterior, son el centro de la actividad de la empatía humana, mientras que no son otras áreas del cerebro. El estudio se publica en la aplicación de septiembre de 2012 el cerebro del gorrón.

La empatía, la capacidad de percibir y de compartir el estado emocional de otra persona, ha sido descrita por los filósofos y los psicólogos durante siglos. En la última década, sin embargo, los científicos han utilizado proyección de imagen funcional potente de MRI para determinar varias regiones en el cerebro que se asocian a la empatía para el dolor. Este estudio más reciente, sin embargo, establece firmemente que la corteza insular anterior es donde la sensación de la empatía origina.

“Ahora que conocemos los mecanismos específicos del cerebro asociados a empatía, podemos traducir estas conclusión a categorías de la enfermedad y aprender porqué estas reacciones empathic son deficientes en enfermedades neuropsiquiátricas, tales como autismo,” dijo a Patrick R. Hof, Doctor en Medicina, profesor y vicepresidente, departamento de la neurología en el monte Sinaí, co-autor de Regenstreif del estudio. “Esto ayudará a las investigaciones neuropathologic directas que apuntan definir las anormalidades específicas en circuitos neuronales identificables en estas condiciones, trayéndonos un paso más cercano a mejores modelos que se convierten y eventual a estrategias preventivas o protectoras.”

Xiaosi Gu, el doctorado, que conducto la investigación en el departamento de la psiquiatría en el monte Sinaí, trabajó con los investigadores de los Estados Unidos y de la China, para evaluar a los pacientes chinos, en el hospital de Pekín Tiantan, que fueron mostrados las fotografías del color de la gente en dolor. Tres pacientes hicieron las lesiones causar quitando tumores cerebrales en la corteza insular anterior; nueve pacientes tenían lesiones en otras partes del cerebro y 14 pacientes (los mandos) tenían cerebros neurológicamente intactos. El equipo de investigación encontró que los pacientes con el daño restringido a la corteza insular anterior tenían déficits en el tramitación comprensivo explícito e implícito del dolor.

“Es decir los pacientes con las lesiones insulares anteriores tenían una dificultad que evaluaban el estado emocional de la gente en dolor y que aserraban al hilo la empatía para ella, comparada a los mandos y a los pacientes con las lesiones anteriores de la corteza del cingulate.” el Dr. dicho Jin Fan, autor correspondiente de este estudio y profesor adjunto en el departamento de la psiquiatría en el monte Sinaí.

Según el Dr. Gu, este estudio proporciona las primeras pruebas sugiriendo que los déficits de la empatía en pacientes con daño cerebral a la corteza insular anterior son asombrosamente similares a los déficits de la empatía encontrados en varias enfermedades psiquiátricas, incluyendo desordenes del espectro del autismo, desorden de personalidad límite, esquizofrenia, y desordenes de la conducta, sugiriendo déficits de los nervios potencialmente comunes en esas poblaciones psiquiátricas.

“Nuestras conclusión proporcionan prueba evidente que la empatía está mediada en un área específica del cerebro,” dijeron al Dr. Gu, que ahora trabaja en la Universidad Londres. “Las conclusión tienen implicaciones para una amplia gama de enfermedades neuropsiquiátricas, tales como autismo y algunas formas de la demencia, que son caracterizadas por déficits prominentes en el funcionamiento social de alto nivel.”

Este estudio sugiere que las terapias del comportamiento y cognoscitivas se puedan desarrollar para compensar déficits en la corteza insular anterior y sus funciones relacionadas tales como empatía en pacientes. Estas conclusión pueden también informar a la investigación futura que evalúa las funciones sociales complejas subyacentes de los mecanismos celulares y moleculares en la corteza insular anterior y desarrollar los tratamientos farmacológicos posibles para los pacientes.

Source:

Mount Sinai Medical Center