El cáncer del intestino y los pacientes del ESENCIAL podían beneficiarse de la droga oral nueva

Las 3 juicios bifásicas, publicadas en The Lancet, han mostrado que una droga oral nueva llamada regorafenib podría ofrecer ventajas de la supervivencia a la gente con el cáncer (colorrectal) o el tumor stromal gastrointestinal (ESENCIAL) del intestino después de la falla de tratamientos existentes.

Global, casi 1,25 millones de personas de diagnostican con el cáncer del intestino cada año, y en por lo menos el 50% de pacientes el cáncer se extiende a otras partes de su carrocería (a que los doctores refieran como el cáncer que llega a ser metastático).  El cáncer metastático del intestino tiende a no ser tratable por cirugía, y aunque haya varias drogas existentes que se pueden utilizar para tratar el cáncer, resistencia se convierta eventual a todas las terapias, y los pacientes después tienen pronóstico pobre.

Los tumores stromal gastrointestinales (esenciales) pertenecen a un tipo de cáncer conocido como sarcomas suaves del tejido, y aunque sean relativamente raros, allí son probablemente por lo menos 8000 nuevos casos en Europa cada año.  Mientras que los esenciales se pueden quitar quirúrgico en sus primeros tiempos, más los de 40% de casos se repiten y comienzan a extenderse.  Hay actualmente solamente dos drogas - terapias apuntadas moleculares del `' llamadas imatinib y sunitinib - aprobadas para tratar esenciales.

En una juicio, llevada por profesor Eric Van Cutsem, en los hospitales Lovaina de la universidad en Bélgica, y profesor Axel Grothey en la clínica de Mayo, Rochester, Minnesota, los E.E.U.U., investigadores fijó el efecto del regorafenib sobre pacientes con el cáncer del intestino que progresaba después de que los pacientes hubieran recibido todas las terapias estándar disponibles (quimioterapia clásica, y otros agentes apuntados).  En un grupo de 760 pacientes, 505 fueron destinados una dosis diaria 160mg del regorafenib por tres semanas, seguido por un interruptor de una semana, y destinaron 255 pacientes un placebo entregado al mismo horario.  El ciclo entonces fue relanzado en caso de necesidad.  Todos los pacientes recibieron el mejor cuidado de apoyo disponible en la juicio.

Vigilaron a los participantes de ensayo para hasta 16 meses después de que la juicio comenzó, y los investigadores encontraron eso guardapolvo, los pacientes que recibieron el regorafenib tenían una supervivencia total de un promedio (mediano) de 6,4 meses, comparado a 5,0 meses para los que fueron dadas placebo.  Los autores observaron también que el regorafenib demoró la progresión comparada al placebo, y la enfermedad metastática más con frecuencia controlada comparó al placebo. 

Según profesor Van Cutsem, “nuestros resultados muestran que en pacientes con el cáncer progresivo del intestino cuál todavía progresa después de tratamientos estándar, el regorafenib puede prolongar importante la supervivencia, comparada con placebo. Esto proporciona otras pruebas para el papel de terapias apuntadas, y debe ofrecer la esperanza de una nueva asistencia estándar en los enfermos de cáncer del intestino que no tienen ninguna otra opción del tratamiento dejada a ella.  En futuro, esperamos encontrar a subgrupos de pacientes, sobre la base de los marcadores moleculares, que pueden experimentar tiempos de supervivencia importante mejores en regorafenib y son probables beneficiar de él la mayoría.”

En otra juicio, los investigadores llevados por profesor George Demetri, en el Dana-Farber Cancer Institute y la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, los E.E.U.U., examinaron el efecto que el regorafenib tenía en pacientes con el ESENCIAL que empeoraba, a pesar del tratamiento anterior con el imanitib y el sunitinib.  En un grupo de 199 pacientes, 133 recibieron una dosis diaria 160mg del regorafenib por tres semanas, seguido por un interruptor de una semana, y 66 pacientes recibieron un placebo de igualación entregado al mismo horario, con el ciclo del tratamiento relanzado mientras la ventaja fuera mantenida.  Una vez más todos los pacientes recibieron el mejor cuidado de apoyo disponible en la juicio.  Vigilaron a los participantes de ensayo por lo menos 12 meses después de que la juicio comenzó, y esos pacientes que comenzaron recibiendo el regorafenib hizo un rato surivival progresión-libre (mediano) medio de 4,8 meses, comparar a 0,9 meses a ésos en el grupo igualado del placebo.

Según profesor Demetri, “cuando está agregado al mejor cuidado de apoyo, el regorafenib perfecciona importante el control de enfermedades, según lo medido por tiempo de supervivencia progresión-libre, en pacientes con ESENCIAL después de la progresión después de la falla del resto de las terapias.  Sabemos que el regorafenib puede inhibir muchas de las proteínas transformadas y de las señales anormales que causan este cáncer, y el paso siguiente será investigar los mecanismos moleculares por los cuales este nuevo tratamiento puede controlar ESENCIAL después de que la resistencia aparezca a la otra terapia apuntada `' drogas para esta malignidad agresiva.”

En ambas juicios, el regorafenib dio lugar a una alta tasa de efectos nocivos, el más severo cuyo era la reacción de la piel de la hipertensión (tensión arterial alta), de la fatiga, de la diarrea y del mano-pie (enrojecimiento, hinchamiento, entumecimiento, y peladura de la piel).  Estos efectos fueron preveídos de experiencias de juicios anteriores del regorafenib, y los autores declaran que, en la mayoría de los casos, ellos podían manejarlas reduciendo o interrumpiendo la dosis. 

Escribiendo en un comentario, un profesor David Cunningham y un Dr. conectados Tom Waddell, del hospital real de Marsden en Sutton, Reino Unido, declara que, “en base de los datos denunciados de estas dos juicios clínicas, el regorafenib parecería tener un futuro en el tratamiento de la enfermedad mala gastrointestinal. En el ESENCIAL relativamente raro, el caso para el uso rutinario de esta droga en los pacientes que han fallado el imatinib y el sunitinib es fuerte, a pesar de la ausencia evidente de una ventaja en términos de supervivencia total, que es probablemente atribuible a la cruce extensa prevista al regorafenib. Por el contrario, y algo paradójico, en el cáncer colorrectal para las cuales una mejoría estadístico importante en supervivencia se denuncia, el efecto clínico total de la droga parece ser más modesto y el caso es el menos obligar, pero sería aumentado grandemente por la identificación de un biomarker que permita la selección del subconjunto de los pacientes que se benefician realmente de regorafenib.”

Source: