Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La disfunción Parasimpática apuntala Síndrome de la Guerra del Golfo

Por Eleanor McDermid, Reportero Mayor de los medwireNews

Los veteranos de la Guerra del Golfo con síntomas uno mismo-señalados de la disfunción autonómica tienen pruebas de objetivo de ser la base de daño a la función colinérgica central y periférica, demostraciones de un estudio.

Esto puede implicar daño neurotoxic a las neuronas colinérgicas o los receptores, dicen a los investigadores, llevados por Roberto Haley (Centro Médico Al Sudoeste de la Universidad de Texas, Dallas, los E.E.U.U.).

Pero Roy Freeman (Centro Médico de la Diaconisa de Beth Israel, Boston, Massachusetts, los E.E.U.U.), el autor de un editorial que acompaña el estudio en los Archivos de la Neurología, precauciones contra crear una “dicotomía falsa” entre las causas físicas y sicológicas de la enfermedad. Las “manifestaciones Objetivos no impiden un papel fundamental para la tensión en el desorden,” él dice, apuntando a una prueba-base grande para las manifestaciones físicas de la tensión.

La disfunción Periférica del nervio en los 65 veteranos de la Guerra del Golfo en el estudio fue considerada en la Prueba Cuantitativa del Reflejo del Axón de Sudomotor (QSART). la disfunción de la Pequeño-Fibra era la más grande de 23 pacientes con la variante de la confusión-ataxia del síndrome de la Guerra del Golfo, y empeorado con la longitud de la fibra de nervio periférica. En el QSART, la producción del sudor en el pie era 0,40 L en estos pacientes comparado con 0,79 L en 31 mandos (15 soldados no desplegados al Golfo, y 16 desplegado sin síntomas). Había más pequeño, pero aún importante, las diferencias en el tobillo y la pata, y ninguna diferencia en la arma.

La Muesca Autonómica Compuesta de la Severidad (CASS), sobre la base del QSART más un rango de otras pruebas objetivos de la disfunción autonómica, era importante más alta en pacientes con la variante de la confusión-ataxia del síndrome de la Guerra del Golfo (1,90 puntas) que en los mandos (0,71 puntas), nonsignificantly más altos en 21 pacientes con la variante de la empeorar-cognición (1,15 puntas), y no difirió en 21 pacientes con la variante neuropática central del dolor (0,57 puntas).

Todos Los grupos pacientes también tenían disfunción parasimpática central; el aumento previsto de la noche en variabilidad de alta frecuencia del corazón-tipo no ocurrió en los pacientes del síndrome de la Guerra del Golfo, sin importar cuya variante tenían. Durante el día, la variabilidad fue reducida en pacientes con los mandos en relación con de la variante de la confusión-ataxia, pero aumentada de ésas con la variante neuropática central del dolor.

Asociaron a los Pacientes uno mismo-señalados las muescas para la disfunción autonómica en la Escala Autonómica Compuesta cargada del Síntoma importante a dimensiones objetivos - inverso a variabilidad del corazón-tipo y positivo a las muescas de CASS.

“Proponiendo un papel primario, suplementario, o sinérgico de la tensión en el síndrome de la Guerra del Golfo ni invalida ni disminuye los síntomas asociados, sufrimiento, resultados de la salud, e impacto de la salud pública del síndrome,” dice a Freeman, en su editorial.

“Por el contrario, proporciona a un marco para el análisis científico válido, el estudio, y la disección racional de las características clínicas del desorden.”

Licensed from medwireNews with permission from Springer Healthcare Ltd. ©Springer Healthcare Ltd. All rights reserved. Neither of these parties endorse or recommend any commercial products, services, or equipment.